www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

APENAS 4.000 LIBERADOS SE MANIFESTARON EN MADRID

lunes 19 de diciembre de 2016, 11:14h
La manifestación sindical en Madrid apenas congregó a 4.000 personas. Aparte de algunos...
La manifestación sindical en Madrid apenas congregó a 4.000 personas. Aparte de algunos líderes políticos, 4.000 liberados cumplieron las órdenes de sus centrales sindicales y se manifiestan portando las banderas y pancartas que les proporcionan los sindicatos. Un fracaso, en fin, rotundo y espectacular. Los ciudadanos pasan factura a unos sindicatos, algunos de cuyos líderes se han metido hasta las cejas en el albañal de la corrupción.

Las centrales sindicales tienen que justificar su existencia y, sobre todo, las subvenciones directas o indirectas que reciben a cargo del dinero público extraído de unos impuestos casi confiscatorios. Los sindicatos se han convertido en gigantescas agencias de colocación y en empresarios de suculentos negocios, olvidando su misión esencial de defender los derechos y los intereses de los trabajadores.

Que nadie crea que se pueden suprimir los sindicatos en una democracia pluralista plena. De lo que se trata es de regenerarlos y democratizarlos. Solo así recuperarán el prestigio que tuvieron cuando a su frente estaban el inolvidado, honrado e inteligente Marcelino Camacho y el eficaz y coherente Nicolás Redondo.

La manifestación del domingo en Madrid fue una vergüenza, si bien hay que reconocer que se celebró sin violencias y si alardes anticonstitucionales. A ella acudieron, aparte de algún obrero despistado, los liberados, es decir, los “trabajadores” que no dan un palo al agua y disfrutan en las empresas de una situación laboral cada día más discriminatoria e inaceptable.