www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL MAGNATE PASA A LA ACCIÓN EN SUS PRIMEROS DÍAS EN LA CASA BLANCA

Trump demuestra en una semana que no va de farol

Trump demuestra en una semana que no va de farol
Ampliar
sábado 28 de enero de 2017, 11:04h
Cumple sus promesas electorales: el muro, Obamacare... Por Borja M. Herraiz

Cuando muchos pensaban que el Donald Trump candidato sería muy diferente del Donald Trump presidente la realidad ha acabado por demostrar que estaban en un mayúsculo error. Tal pensamiento colectivo, tanto entre los medios de comunicación como entre sus detractores, se daba porque pocos podían imaginar que muchas de las promesas electorales que el magnate inmobiliario proclamaba durante aquellos meses de primarias y presidenciales fueran a ser realidad algún día.

Sin embargo, con apenas una semana en la Casa Blanca, el cuadragésimo quinto presidente de Estados Unidos no ha tardado en ponerse a trabajar y a firmar una cascada de decretos y órdenes con los que certifica que él no iba de farol durante la campaña.

Quizás el más mediático ha sido el texto que da luz verde a la ampliación del muro fronterizo con México. Trump hizo de este compromiso una de sus piedras angulares electorales y no ha tardado mucho en refrendarla con una orden presidencial. Aunque aún no están claros los términos de la financiación, la actual Administración insiste en que será México, de un modo un otro, el que pague por el muro.

Entre las ideas que han saltado a los medios está la de grabar con un tipo del 20 por ciento las importaciones de origen azteca, algo que haría que la faraónica obra, de más de 3.000 kilómetros de extensión, fuera costeada en última instancia por los bolsillos de los estadounidenses, consumidores y clientes finales de los bienes y servicios mexicanos.

Ligada a este asunto está la polémica de las llamadas ciudades santuario. Unas 300 urbes estadounidenses, entre las que se cuentan Nueva York, Los Ángeles o Chicago, se han negado a entregar a las autoridades federales a los indocumentados que residan en ellas. Por ello, Trump daba luz verde a la restricción de fondos a estas ciudades hasta que cambien de parecer.

La última de las medidas que Trump ha decidido adoptar es la de endurecer sobremanera la entrada en el país de personas provenientes de estados relacionados o acusados de patrocinar el terrorismo, como Siria, Líbano, Yemen o Somalia. Las organizaciones pro derechos civiles consideran que en realidad es una medida contra el islam, pues las restricciones se enfocan sobre todo en aquellas personas de confesión musulmana.

Pero la inmigración no fue lo primero que decidió abordar Trump una vez aterrizaba en la Casa Blanca el pasado día 20. El bautismo de fuego del magnate como presidente fue la orden ejecutiva mediante la cual instaba a los organismos federales a aliviar la carga presupuestaria ocasionada por el Obamacare, el programa sanitario promovido por su antecesor y que daba cobertura a millones de estadounidenses, especialmente en situación de precariedad económica y social.

Esta orden es la antesala de la derogación definitiva de uno de los mayores logros de Obama, algo que se producirá cuando el Congreso, en manos republicanas, logre la fórmula para tumbar el texto legislativo, algo en lo que ya trabaja desde hace semanas.

En el ámbito económico, muy controvertida ha sido la decisión de sacar a Estados Unidos del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), del que forman parte otras once naciones, en favor, según defiende la Casa Blanca, de millones de trabajadores estadounidenses.

Esta medida hiere casi de muerte a esta alianza comercial, nacida tras seis años de negociaciones, a expensas del papel que quiera jugar el otro gran gigante económico mundial, China, que podría beneficiarse del vacío de poder que deja EEUU en el club.

Otra de las primeras medidas que en este caso iba a adoptar la actual Administración era la investigación del supuesto fraude electoral cometido el pasado 20N en favor de Hillary Clinton. Sin ninguna prueba que lo sustente, el actual presidente insiste en que millones de votos ilegales o fraudulentos fueron a parar a las filas demócratas, lo que le impidió ganar en el voto popular (no así en el colegio electoral, que es quien decide en última instancia quién es el presidente de Estados Unidos).

Tras dejar caer que ordenaría de inmediato que se esclarecieran los hechos, Trump finalmente ha decidido posponer dicha investigación unos días a pesar del frontal rechazo que esta idea tiene entre algunas grandes figuras del GOP, como Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes.

Por si no fuera poco, Trump también ha dado su visto bueno al desbloqueo de dos grandes oleoductos, el Keystone XL y el Dakota Access, que estaban paralizados por atravesar terrenos sagrados para varias tribus indioamericanas y por el impacto medioambiental que el proyecto ocasionaba en la fauna y flora de Dakota del Norte, Dakota del Sur, Montana, Nebraska, Kansas, Oklahoma y Texas.

Además, rompiendo con la política del anterior Gobierno de Obama, Trump anunciaba también esta semana que Estados Unidos dejará de financiar los programas de ayuda al aborto en el extranjero. Esta decisión, en consonancia con la tradicional postura de los republicanos en esta área, dejará sin subsidios a centenares de planes de prevención del embarazo, sobre todo en África.

Por último, también aprobaba el pasado lunes un memorando por el que paralizaba las contrataciones en las agencias federales exceptuando las Fuerzas Armadas.

Todo esto en tan solo una semana en el Despacho Oval. Sin embargo, todo parece indicar que el ritmo de trabajo no disminuirá, pues a todas estas medidas se unen otras como la restauración de la tortura en presos acusados de terrorismo, que dejó caer en su primera entrevista televisada, una lista de acciones rápidas contra Estado Islámico en Siria e Iraq que ha solciitado al Pentágono, iniciar la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) firmado con Canadá y México hace dos décadas, la revisión de la vinculación de EEUU con la OTAN o designar candidato para la vacante en el Tribunal Supremo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios