www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JUNQUERAS ACOSA A RAJOY

martes 31 de enero de 2017, 13:04h
Ante el desgaste del órdago secesionista catalán, cuarteado por la incierta situación política de la Comunidad, Oriol Junqueras...

Ante el desgaste del órdago secesionista catalán, cuarteado por la incierta situación política de la Comunidad, Oriol Junqueras quiere precipitar el referéndum y sorprender a Mariano Rajoy en pernetas.

El Gobierno de la nación, a pesar de sus extrema debilidad, está en la obligación de hacer frente a lo que se le viene encima. Y no basta solo con el Tribunal Constitucional, cuyas sentencias se las pasan por el arco del triunfo los dirigentes secesionistas catalanes.

Ante las prisas de Junqueras, el Gobierno, y en especial el ministro del Interior, tienen que tomar todas las medidas que impidan la gran tropelía. Puigdemont, Junqueras, el pobre Arturo Mas y los que les respaldan son jugadores de ventaja. Mariano Rajoy no debe adormecerse y resultar sorprendido. Tiene que prevenir, que en política es lo adecuado, en lugar de curar.

Son muchos los analistas catalanes que se refieren al propósito de Oriol Junque-ras: dar un golpe de mano y convocar por sorpresa el referéndum. Está claro que, conforme a la Constitución y al sentido común, la decisión sobre la secesión de Cataluña corresponde a todos los españoles libres e iguales ante la ley. Y que la convocatoria de un referéndum parcial, en lugar de seguir el procedimiento establecido en el artículo 168 de la Constitu-ción, es radicalmente ilegal.

Recientes decisiones de los Tribunales Constitucionales de Alemania, Francia e Italia concuerdan con las del Tribunal Constitucional español. Mariano Rajoy no se puede dormir en los laureles jurídicos porque el partido del secesionismo catalán se juega en el terreno político. Y al Gobierno corresponde adoptar todas las medidas necesarias para que se respete en Cataluña el Estado de Derecho, sin descartar la aplicación total o parcial del artículo 155 de la Constitución.