www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ACATAR LA SENTENCIA AUNQUE NO SE COMPARTA

miércoles 15 de marzo de 2017, 10:16h
Colea la sentencia que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha dispuesto sobre Arturo Mas. Son muchos los que la consideran...

Colea la sentencia que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha dispuesto sobre Arturo Mas. Son muchos los que la consideran un paripé. A la atrocidad por el ex-presidente cometida y reiterada en un centenar de declaraciones, se responde judicialmente permitiéndole presentarse a las elecciones autonómicas catalanas dentro de dos años. En opinión de muchos analistas, la sentencia no le deteriora sino que le robustece.

He podido comprobar que el entorno de Arturo Mas está exultante. El secesionismo ha ganado la partida. El intento de golpe de Estado, el desafío al Tribunal Constitucional y el desprecio insultante a la ley, se saldan con dos años de inhabilitación, justo el tiempo necesario para que el expresidente mantenga el camino abierto y pueda concurrir a las próximas elecciones. Aunque los partidos constitucionalistas callen, el escándalo en sectores muy varios de la sociedad alcanza cotas descomunales.

La serenidad exige no perder los nervios. Hay que acatar la sentencia aunque no se comparta. En otro caso estaríamos lesionando el Estado de Derecho. Caben, por supuesto, los recursos. La opinión pública espera que la Fiscalía apele al Tribunal Supremo.

¿Cómo se puede combatir, en fin, el nuevo referéndum anunciado hasta la náusea si el coste de atentar contra la unidad de España y ciscarse en el Tribunal Constitucional solo cuesta dos años de inhabilitación?