www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Decenas de placas ensalzan aún la memoria de los terroristas

Las "calles de la vergüenza", un homenaje impune a la banda Eta

viernes 27 de junio de 2008, 17:30h
Pasear por algunos pueblos del País Vasco y Navarra sorprende a muchos por la cantidad de “goras” a Eta en las paredes, por la ausencia de la enseña nacional en los ayuntamientos, por las pancartas a favor de la independencia colgadas en las fachadas de sus edificios más emblemáticos o por la pegada de carteles con el anagrama de Eta y las fotos de los terroristas que consideran “presos políticos”. Pero hay más. Uno de los hechos más ofensivos para las víctimas del terrorismo es la presencia de calles, plazas y monolitos dedicados a algunos de los asesinos de sus familiares.

Una de las localidades más representativas de este tipo de infamias es Echarri Aranaz, un pueblo navarro que, a su entrada, en “señal de bienvenida”, exhibe un mural con los retratos de los etarras “Josu”, “Axio” y “Pello”, la serpiente de Eta y la palabra “triunfarán” en euskera. El homenaje a estos terroristas no es comparable con el monolito en honor a Mikel Arregui, miembro de Batasuna condenado por pertencia a Eta, situado en el centro de la plaza que también lleva su nombre. Echarri Aranaz cuenta además con una plaza del “gudari” (los proetarras llaman “soldados” a sus “héroes”) que, para hacer más daño si cabe a las víctimas, está situada a 30 metros de la vivienda de Jesús Ulayar, el ex alcalde del pueblo, asesinado en 1979. En la fachada de su casa han escrito, además de los tradicionales “goras” a Eta, una frase: “Españoles conquistadores fuera”.



Muchos de los pueblos que contienen en su callejero nombres como el de Joseba Arregui, que atentó en 1987 contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza, o el de “Argala”, que formó parte del comando que atentó en 1973 contra el presidente del Gobierno Luis Carrero Blanco, están gobernados por partidos democráticos, la mayoría de ellos por el PNV.

Para acabar con lo que ve como una muestra de humillación a las víctimas, la Asociación Dignidad y Justicia (DyJ) ha presentado varias querellas contra los alcaldes de estas localidades por no retirar las placas que homenajean a los asesinos. Sin embargo, en las últimas semanas, DyJ se ha topado con resoluciones opuestas dictadas por diferentes jueces de la Audiencia Nacional.



Por una parte, la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal, presidida por la juez Teresa Palacios, confirmó el pasado 26 de mayo el auto de archivo de la querella presentada contra el alcalde de Amorebieta (Vizcaya), David Latxaga (PNV), por la existencia en la localidad que rige de una calle dedicada a Juan Paredes, alias “Txiki”, y a Ángel Otaegui y otra en honor a los “gudari”. El juez ponente, Ismael Moreno, había previamente desestimado la querella al considerar que el regidor no cometió “ningún tipo de manifestación o acción encaminada a enaltecer y/o justificar el terrorismo y/o humillar a las víctimas”.

Dos semanas antes, el 14 de mayo, el presidente de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal, Alfonso Guevara, ordenó al juez Santiago Pedraz reabrir la causa que anteriormente había rechazado contra el regidor de Arrigorriaga (Vizcaya), Alberto Ruiz de Azua (PNV), por mantener una plaza del municipio dedicada al etarra José Miguel Beñará, alias “Argala”. En la resolución que adoptó Pedraz, éste consideró que el nombre de la plaza fue aprobado hace ya varios años y que ello no supone que el alcalde del municipio haya tenido un comportamiento delictivo. Además, el juez propuso a Dignidad y Justicia llevar la causa por vía administrativa y no por la penal. Sin embargo, Guevara respondió a Pedraz que la cuestión de la competencia -administrativa o jurisdiccional– no debe plantearse para ordenar la eliminación de la placa porque ésta tiene como finalidad la de enaltecer a la persona a la que se le dedica, “ensalzarla u homenajearla, no la de menospreciarla”. El pasado 25 de junio, comenzó el interrogatorio por orden de Pedraz al alcalde de la localidad.



A pesar recibir esta orden de Guevara, Pedraz archivó el 5 de junio otra querella de este tipo que le llegó a sus manos. Se trata de la interpuesta contra el regidor de Lejona (Vizcaya), Eneko Arruabarrena (PNV), que alberga en su localidad dos avenidas dedicadas a etarras: la avenida Txabi eta Joseba Etxbarrieta y la avenida “Txikia”. Esta vez el magistrado considera que ninguna resolución judicial acredita la militancia etarra de los homenajeados.

Al día siguiente de la segunda renuncia de Pedraz, otro de sus compañeros de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu archivó otra querella de DyJ, ésta en contra del alcalde de Etxebarri (Vizcaya), Pedro Lobato (del grupo independiente La Voz del Pueblo) por mantener una plaza dedicada también a los fusilados “Txiki” y Otaegui. Andreu considera, al igual que Pedraz, que esta investigación no corresponde a la vía de lo Penal.

Las decisiones de Andreu y Pedraz contrastan con las de Fernando Grande-Marlaska que mantiene una línea más parecida a la del presidente de la Sala Tercera. Tras interrogar a la alcaldesa de la localidad guipuzcoana de Hernani, Marian Beitilarrangoitia (ANV), el pasado 2 de junio, Marlaska dictó la eliminación de un monolito y de una placa con el nombre de José Ariztimuño, alias “Pana”, colocados en un parque infantil. Marlaska señaló que es “indiscutible que supone necesariamente un acto de reconocimiento personal y, como tal, de validar el uso de la violencia para la consecución de fines supuestamente políticos”.

Ante estas discrepancias jurídicas entre los distintos jueces de la Audiencia Nacional y a la espera de que se sepa qué pasa con el resto de las querellas similares presentadas por Dignidad y Justicia contra los regidores de Durango, Cizúrquil, Tolosa y Echabarri-Arranz, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional se ha visto obligada a tratar el asunto aunque ha decidido que unificará criterios sólo cuando se produzcan dos resoluciones contradictorias sobre casos “exactamente iguales” y una tercera esté pendiente de resolver, algo que, según explicaron fuentes jurídicas, aún no se ha producido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios