www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google
Trump fulmina a otro cargo incómodo: el director del FBI
Ampliar

Trump fulmina a otro cargo incómodo: el director del FBI

EL IMPARCIAL
miércoles 10 de mayo de 2017, 19:46h
El magnate se sigue deshaciendo de todo aquel que disiente de sus políticas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha despedido este martes al director del FBI, James Comey. Según un comunicado difundido por el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, Trump ha tomado la decisión asesorado por el vicefiscal general, Rod Rosenstein, y el fiscal general, Jeff Sessions.

"El FBI es una de nuestras instituciones más estimadas y respetadas de nuestra nación y hoy marca un nuevo comienzo para nuestra joya de la corona de las fuerzas del orden", dice Trump.

Comey aseguró ante el Congreso de EEUU la semana pasada que una antigua asesora de la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton, había reenviado cientos y miles de correos electrónicos al ordendor portátil de su esposo, algo que no ocurrió, lo que habría precipitado su despido.


"No estaba haciendo un buen trabajo"

"No estaba haciendo un buen trabajo". Así es como el presidente de Estados Unidos ha justificado el despido fulminante. Trump empieza así otro fuego en el seno de su equipo de seguridad, pues no es el primer cargo que le es incómodo y que sale por la puerta de atrás.

Aunque desde la Casa Blanca se ha agradecido la labor de Comey a pesar de haber criticado su desempeñeo profesional en los últimos meses, lo cierto es que varios medios estadounidenses señalan a las pesquisas del FBI sobre los presuntos vínculos de Trump con Rusia como el verdadero motivo detrás de su despido.

La decisión de prescindir de Comey coincide con la visita del jefe de Asuntos Exterior ruso, Sergei Lavrov, a Washington, aunque desde la Administración estadounidense se ha negado con rotundidad que ambos hechos estén relacionados de ninguna de las maneras.

Antes que Trump, solo el presidente Richard Nixon (1969-1974), había osado despedir a la persona encargada de investigarlo, en su caso, por el escándalo del Watergate.

En lo que ha pasado a conocerse como la "Masacre del Sábado Noche", el 20 de octubre de 1973, Nixon ordenó el despido del fiscal independiente Archibald Cox, lo que provocó la renuncia del fiscal general Elliot Richardson y del subfiscal general, William Ruckelshaus. Nixon dimitió cinco meses después.

La razón oficial del despido de Comey es la mala gestión que hizo de la investigación de los correos electrónicos de Hillary Clinton, pero los demócratas y algunos republicanos creen que, en realidad, Trump está tratando de controlar la investigación rusa.

Ya despidió el 30 de enero a Sally Yates, que fiscal general interinamente durante diez días, debido a su rechazo al veto de Trump para prohibir la entrada a EE.UU. de refugiados y nacionales de siete países musulmanes, una medida que fue bloqueada por los tribunales y luego sustituida por otra orden, también bloqueada.

Dentro del sistema judicial, también despidió en marzo a Preet Bharara, el fiscal federal del Distrito Sur de Nueva York que desafió una orden de Trump y se negó a dimitir.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios