www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Apartado del caso de los ERE el juez ex alto cargo de la Junta

Apartado del caso de los ERE el juez ex alto cargo de la Junta
EL IMPARCIAL/Efe
jueves 11 de mayo de 2017, 16:00h
Por "tener interés directo o indirecto en la causa o pleito".

El juez Pedro Izquierdo no juzgará la pieza política de los ERE (están procesados Manuel Chaves y José Antonio Griñán) tras prosperar la recusación presentada por el PP y Manos Limpias. Se da las circunstancia de que el magistrado fue un alto cargo de la Junta de Andalucía en la época en la que fuero presidente del Ejecutivo andaluz.

Concretamente, Izquierdo fue secretario general para la Justicia en Andalucía entre los años 2008 y 2014. No puede participar en el tribunal que juzga el caso por "tener interés directo o indirecto en la causa o pleito".

Según un auto de la sección tercera de la Audiencia de Sevilla indica: "Desde el punto de vista de un observador exterior y objetivo, que es al que hay que atender conforme a la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, acarrearían dudas objetivamente justificadas sobre su imparcialidad dada la relación de dependencia que mantuvo el magistrado ponente con alguno de los acusados".

Las dudas se generan por "la confianza que en él depositaron para nombrarle para un cargo de gran responsabilidad en la Junta de Andalucía y para mantenerle en él durante más de cinco años. Y ello pese a los distintos cambios en la Consejería de Justicia de la que dependía, todo lo cual genera una justificada percepción de cercanía, confianza y proximidad".

Además, el auto recuerda que "no se puede olvidar, además, que parte de los hechos objeto de este procedimiento tienen lugar en los años en el que el recusado desempeñaba" su cargo en la Consejería de Justicia y la "la instrucción de la causa se ha desarrollado en buena parte durante ese tiempo y que en el desempeño de su cargo ha coincidido con buena parte de los acusados, en su mayoría también altos cargos de la Junta de Andalucía".

Todo esto, añade: "Evidentemente, puede aún sembrar más dudas en un observador objetivo sobre su imparcialidad y neutralidad a la hora de juzgar los hechos".

Así, se considera justificada la causa de recusación "al entender que no concurren las suficientes garantías para excluir cualquier duda sobre la imparcialidad del magistrado recusado. Las apariencias adquieren importancia, bastando que los recelos de los recusantes y de los ciudadanos puedan tener la posibilidad de considerarse objetivamente justificados, lo que entendemos sucede en el caso de autos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios