www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DECIMOTERCERA ETAPA

Giro de Italia. No hay quien pare a Gaviria: ¡Cuarta etapa!

El colombiano se confirma como el mejor velocista de la carrera.

"Ahora soy el colombiano con más victorias (en la historia del Giro), pero eso para mí no significa mucho, si acaso demuestra que vine a esta carrera bien preparado", respondió Fernando Gaviria tras sellar el triunfo en la llegada a Tortona, tras 162 kilómetros. El sprinter cafetero, que el jueves también triunfó en Reggio Emilia, está cimentando un éxito tan elevado que ha empujado al presidente de su nación, Juan Manuel Santos, a emitir una felicitación oficial para uno de los nombres ya referenciales en el deporte de su país. Y es que el de Antioquía ya mira de tú a tú a Nairo Quintana en lo que a trascendencia se refiere.

En la decimotercera jornada del Giro Cento volvió a abrasar a sus rivales. Con 22 años, el rey de la volata de la edición centenaria de la corsa hubo de hacerse hueco por un estrecho callejón escorado a la derecha de la calzada. Ese agujero, patrocinado por su lanzador de lujo, el argentino Maximiliano Richeze, resultó suficiente para que el "misil" saliera de la ratonera con el espacio justo para despegar, otra vez, inalcanzable para sus oponentes. En esta ocasión, los que quedaron en la estacada fueron San Bennett y Jasper Stuyven.

El ídolo del destacado líder de la clasificación por puntos y maillor morado, Andre Greipel, ganó en la primera cita de velocistas y a partir de ahí se ha mantenido en un forazdo segundo plano ante la impronta huracanada del barbudo. Desde entonces, cada llegada masiva ha sido una exhibición del colombiano, que ha amortizado de sobra la decisión de sus padres y hermana de acompañarle, in situ, en su debut en el Giro. La superioridad de su familiar está constituyéndose tan inesperada como rutilante. Gaviria saldrá de esta grande coronado entre los mejores de la especialidad.

Por lo demás, si es que queda algo más reseñable que lo mencionado en este arranque del Giro, la batalla por la maglia rosa se mantuvo en similar distancia. Tom Dumoulin defendió su liderato, con 2.23 minutos de brecha sobre Quintana, 2.38 sobre Mollema, 2.40 ante Pinot y 2.47 frente a Nibali. Eso sí, el puntero provisional, que lució jerarquía en la crono, empezará a defender tal posición con el advenimiento de la montaña. Y la llegada de los desafíos que representarán un asedio de los escaladores no se hará esperar, ya que este sábado ya regresa el final en alto: etapa con arranque en Castellania, localidad natal del "Campeonissimo" Fausto Coppi, hasta Oropa, en un recorrido de 131 kilómetros coronados por una subida de 13 kilómetros al 7,2 por ciento. El Dumoulin contra todos guarda vigilia.

Hoy, etapa de transición de manual, se abriría fuego desde temprano, con una fuga protagonizada por Pavel Brutt (ciclista con más kilómetros escapado de la presente edición), Matej Mohoric -campeón del mundo sub-23- y Vincenzo Albanese. Su aventura nunca escaparía del radar del Quick Step, equipo de Gaviria. Además, el resto de equipos con gallos de pelea en las llegadas veloces y masivas también se afanaron en generar el territorio para que sus puntas de lanza se la jugaran y a 15 kilómetros de meta los tres aventureros fueron engullidos por el incipiente lanzamiento del sprint.

Tomó la escena, entonces, un viento lateral y de cara que atacó la cohesión del pelotón, creando un aure de tensión que hacía asomar la sombra de los abanicos. Sin embargo, los favoritos para la general estuvieron atentos y salvaron el lance, con sus escuadras dispuestas a batirse el cobre con el fin de evitar sustos.

Así, la carrera se precipitó hacia los kilómetros finales. En ese rango, con los nervios a flor de piel, Lukas Polstberger volvería a probarlo desde lejos, para lanzar al compungido Bennett. Lotto haría lo propio como lanzadera de Greipel. Pero lo que acontecería, en ese cuerpeo inseguro, es que Richeze descubrió una ruta escondida para filtrar a Gaviria en la recta de meta hacia posiciones de remate y el colombiano volvió a anotar un triunfo para su equipo. El fenómeno novel sigue reinando ante el deleite de los aficionados, que ven en él un a bocanada de aire fresco que no saboreaban desde la explosión de Peter Sagan.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.