www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESPUÉS DE HABER SIDO FIRMADO POR 195 PAÍSES EN PARÍS

Donald Trump rompe el pacto mundial contra el cambio climático

Donald Trump rompe el pacto mundial contra el cambio climático
Ampliar
(Foto: Efe)
jueves 01 de junio de 2017, 21:45h

Era una de sus grandes promesas electorales, y no ha tardado en cumplirla. "Nos estamos saliendo. Pero vamos a empezar a negociar y veremos si podemos llegar a un acuerdo que sea justo". Donald Trump ha anunciado así su decisión de sacar a Estados Unidos del pacto mundial contra el cambio climático firmado en París a finales de 2016 por 195 países. Fiel a su estilo (y a su electorado), el magnate enciende todas las alarmas.

Con un Trump en estado puro, EEUU deja de ser aliado del planeta. La controvertida decisión es histórica y tiene consecuencias imprevisibles. Enarbolando la bandera de "América primero", el magnate incendia el planeta: bajo su idea de que el cambio climático es "un invento", dinamita el Acuerdo de París, de alcance mundial, por intereses económicos.

Ya lo había anunciado y este jueves lo ha ejecutado, por lo que no hay sorpresa, sino indignación. Trump ha obviado a países e instituciones de todo el mundo, pero también a gigantes energéticos como General Electric o Exxon. Y, por supuesto, a la comunidad científica. También a integrantes de su partido, de su gabinete e incluso a su propia hija, Ivanka Trump, con papel propio en el seno de la Casa Blanca.

De nada le ha servido al 45º presidente de EEUU que casi doscientos países se hayan comprometido a sumar esfuerzos en una ingente batalla de la que él ha decidido excluir a su nación. Y saca pecho: "He cumplido una tras otra mis promesas. La economía ha crecido y esto solo ha empezado. No vamos a perder empleos. Por la gente de este país salimos del acuerdo".

Es decir, Trump apela a los "intereses nacionales" y rechaza un pacto "debilitante, desventajoso e injusto", por lo que "cesará todas sus implementaciones". "Es hora de poner a Youngstown, Detroit y Pittsburgh por delante de París", ha clamado durante un esperado discurso desde los jardines de la Casa Blanca en el que ha anunciado que intentará negociar un pacto "mejor" y "más justo".

Ahí reside la clave del asunto. Donde todos visualizan el planeta, Trump observa y analiza cuestiones económicas: "Este acuerdo tiene poco que ver con el clima y más con otros países sacando ventaja de Estados Unidos. Es un castigo. China puede subir sus emisiones y la India puede doblar su producción de carbón".


EEUU, Nicaragua y Siria frente a todos los demás

Por ello, y en pleno Rusiagate, ha aprovechado para cargar contra su predecesor, Barack Obama: el Acuerdo de París, que "destruye puestos de trabajo", fue "negociado mal" y "con desesperación". "No queremos que los otros países se sigan riendo de nosotros, y no lo harán", es la conclusión de un Trump que coloca a EEUU junto a Nicaragua y Siria como los únicos países que se oponen al pacto mundial.

El Acuerdo de París fue firmado en noviembre de 2016, al final del mandato de Obama. Él fue su principal impulsor, y logró la firma de 195 naciones. ¿El objetivo? Impedir el aumento de la temperatura global en más de dos grados centígrados para finales de este siglo en comparación con los niveles previos a la era industrial. Con esa línea de meta común, cada país tiene su propia hoja de ruta, con un calendario y compromisos propios.

EEUU es el segundo país que más contamina del mundo, un ranking de dudoso gusto que lidera China. Tras ellos, la UE. Ahora, la alianza comunitaria y Pekín se comprometen a evitar que la salida norteamericana tenga efectos catastróficos.

Tomada una decisión tachada de "decepcionante" y fuertemente criticada en todo el mundo, lo siguiente será articularla. Para ello, el propio pacto recoge que cualquier país firmante puede solicitar su salida tres años después de su entrada en vigor, esto es, el 4 de noviembre de 2019. Formulada la petición, deberá pasar otro año para que el abandono sea efectivo. Es decir, hay que esperar hasta el 4 de noviembre de 2020 o, lo que es lo mismo, al día después de las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos.

De momento, Trump, fiel a su estilo (y a su electorado) suma y sigue: dinamita el pacto global firmado para salvar el planeta, enciende todas las alarmas e incendia la Tierra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+
0 comentarios