www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ACUERDAN UN ALTO EL FUEGO PARCIAL EN EL SUROESTE DE SIRIA

Trump acusa a Putin de injerencia en las elecciones y el presidente ruso pide pruebas

Trump acusa a Putin de injerencia en las elecciones y el presidente ruso pide pruebas
EL IMPARCIAL/Efe
viernes 07 de julio de 2017, 17:01h
El primer cara a cara entre los presidentes de EEUU y Rusia duró más de dos horas.

Los presidentes de EEUU y Rusia, Donald Trump y Vladímir Putin, se han reunido este viernes por primera vez cara a cara aprovechando su asistencia en la cumbre de líderes del G20, que se celebra hasta este sábado en Hamburgo (Alemania).

Trump aseguró que la conversación entre ambos fue "muy bien" y que espera que "muchas cosas muy positivas" para EEUU, Rusia y todo el mundo sucedan a raíz de esta reunión. Putin, por su parte, se mostró esperanzado de que de este encuentro salgan "resultados" y se dijo "encantado" de haberse entrevistado finalmente en persona con el presidente de EEUU.

El estadounidense agregó que confía en que los contactos al más alto nivel entre Washington y Moscú prosigan tras esta primera reunión, y Putin destacó que sólo de forma personal se pueden abordar ciertas cuestiones críticas.

Los dos líderes ya se habían saludado brevemente, con un apretón de manos y un intercambio de saludos, poco antes de que comenzase la primera sesión de trabajo con todos los jefes de Estado y Gobierno del G20.

Injerencia rusa en las elecciones en EEUU

Un periodista le preguntó a Trump por la posible interferencia rusa en las elecciones pero el presidente de EEUU, con las manos cruzadas, ignoró la cuestión. Al respecto, el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, aseguró que Trump presionó al mandatario ruso, Vládimir Putin, sobre la injerencia rusa en las elecciones, algo que este último negó, a pesar de que los servicios de inteligencia norteamericanos consideran probado.

Tillerson aseguró que en la primera reunión bilateral entre ambos mandatarios, que duró dos horas y cuarto, los líderes "conectaron muy rápido" y mostraron una "muy clara y positiva química".

Según su versión, Trump expresó las "preocupaciones del pueblo estadounidense" sobre la posibilidad de que Moscú intentara afectar el resultado de las elecciones del año pasado con filtraciones. Putin negó que la injerencia fuera orquestada por el gobierno ruso y pidió "pruebas" de que Rusia tuvo un papel a la hora de afectar el resultado de las elecciones en contra de la candidata demócrata, Hillary Clinton.

Tras la reunión se divulgaron versiones contradictorias de la discusión entre Trump y Putin sobre la llamada trama rusa, con el ministro de Exteriores ruso, Sérguei Lavrov, asegurando que Trump quitó hierro al asunto y dio por hecho que no hay pruebas sobre la injerencia rusa. Por otro lado, la cadena CNN, en base a fuentes estadounidenses, aseguró que Trump no aceptó la negativa de Putin.

Con la aparente intención de pasar página a un escándalo que está siendo investigado por el Congreso y un fiscal independiente en Estados Unidos, ambos mandatarios acordaron trabajar en un acuerdo de "no interferencia" en el proceso político de Rusia y Estados Unidos.

Tregua en Siria

Tillerson también aseguró que gran parte de la reunión discurrió sobre el conflicto sirio. Así, el jefe de la diplomacia estadounidense confirmó el acuerdo para un alto el fuego en el suroeste de Siria, rubricado entre Rusia, Jordania y Estados Unidos, algo que podría entrar en vigor el 9 de julio.

Tillerson aseguró que la posición de Estados Unidos sigue siendo que el líder sirio, Bachar al Asad, no puede seguir en el poder si se quiere poner fin a la guerra civil y que no hay un rol para la familia del gobernante alauí en el poder en el "largo plazo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios