www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LOS MOSSOS INTERVINIERON PARA PREVENIR LA ESCALADA DE TENSIÓN

Antiindependentistas se enfrentan a la CUP en apoyo a la Guardia Civil

Antiindependentistas se enfrentan a la CUP en apoyo a la Guardia Civil
(Foto: EFE/Quique García)
EL IMPARCIAL/Efe
lunes 31 de julio de 2017, 15:23h
Los antisistema protestaban contra los interrogatorios por el 1-O.

Los Mossos d'Esquadra han tenido que intervenir para frenar el enfrentamiento entre manifestantes de la CUP que protestaban frente a la comandancia de la Guardia Civil en la Travessera de Gràcia de Barcelona y un centenar de personas que acudió para dar su apoyo al instituto armado.

La CUP convocó esta manifestación para protestar por los interrogatorios de la Guardia Civil en su investigación sobre la celebración del 1-O. Ante esto, poco después de difundió otra convocatoria en sentido opuesto para apoyar el trabajo de la Guardia Civil.

Así, separados por cincuenta metros y 30 agentes de los Mossos, cada uno de los bandos lanzaba sus consignas. Por un lado, en medio de esteledas y una pancarta bajo el lema "No haréis callar la voz de un pueblo", los simpatizantes de la CUP han gritado consignas como "Independencia", "Fuera las fuerzas de ocupación" y "Votaremos, votaremos". Por el otro, con banderas de España, se respondía con "Viva la Guardia Civil", "Viva España", "Yo soy español", "Cataluña es España", "Puigdemont golpista" y "Estos son los amigos de Pujol".

Entre los miembros de la CUP que han acudido a la protesta se encontraban los diputados en el Parlament Anna Gabriel, Eulàlia Reguant, Albert Botran, Mireia Vehí o Carles Riera, así como el concejal de Vic Joan Coma, que a finales del pasado año fue detenido por la Audiencia Nacional acusado de incitación a la sedición durante un pleno municipal.

El diputado Carles Riera ha declarado que han convocado la protesta "para denunciar la práctica represiva de este cuerpo, con la connivencia del Estado y la judicatura, para reprimir el proceso de autodeterminación", una actuación que a su juicio "no solo es irregular, sino que además es absolutamente antidemocrática y no tiene otro objetivo que intentar imponer el miedo en nuestro país".

Manuel Lanzan, presidente de la asociación "España i Catalans", una de las plataformas convocantes del acto a favor de la Guardia Civil, ha dicho que "lo que pretende la CUP es instalarse en la 'kale borroka' y nosotros no vamos a entrar en su juego y en sus provocaciones", y han añadido que han acudido hasta la comandancia para "defender la legalidad vigente y apoyar a la Guardia Civil".

Por su parte, José Vargas, presidente de l'Associació Catalana de Víctimes d'Organitzacions Terroristes (ACVOT), ha indicado que se personado para apoyar a la Guardia Civil "que durante muchos años han sufrido el terrorismo, al igual que los Mossos d'Esquadra".

Minutos antes de la una de la tarde la zona quedó despejada sin incidentes tras la retirada de ambas concentraciones.

Se querellan contra la Guardia Civil

La asociación de juristas Drets ha presentado una querella como acusación popular contra la Guardia Civil por los interrogatorios a cargos del Gobierno catalán y, para esclarecer los hechos, ha pedido que se cite a declarar como testigo al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo. La querella de Drets va dirigida contra los agentes de la Guardia Civil de la comandancia de Travessera de Gràcia de Barcelona, a quienes acusa de cometer un delito de falsedad en documento oficial y usurpación de funciones públicas o judiciales.

En un comunicado, Drets deduce que el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, del que partieron las diligencias, "podría estar investigando a escondidas el referéndum del 1 de octubre como causa general sin ningún fundamento y, a la vez, la Guardia Civil actuaría sin cobertura judicial".

En este sentido, la entidad pone de relieve que se ha citado a diferentes trabajadores públicos de la Generalidad y representantes de la sociedad civil cuando "el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) remarcó que las diligencias de la Guardia Civil no habían sido solicitadas por el magistrado de instrucción".

Drets pide que se aclare esta "contradicción" y a la vez denuncia que el juzgado de instrucción número 13 haya ordenado declarar secretas las diligencias incoadas contra el exsenador de ERC Santi Vidal, el secretario de Hacienda de la Generalidad, Josep Lluís Salvadó, y el director del Instituto de Estudios del Autogobierno, Carles Viver Pi Sunyer, por diferentes querellas que se habían presentado contra ellos.

Para la asociación, ese secreto de sumario "no permite clarificar qué relación tienen con esta investigación los interrogatorios a altos cargos del Govern o el hecho que se personen en el Teatro Nacional de Catalunya diversos agentes policiales a raíz de un acto organizado por Junts pel Sí".

Drets denuncia la "pasividad" del Ministerio Fiscal y la "inacción" de Enric Millo, al que piden, como máximo responsable de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en Cataluña, que se le cite a declarar en calidad de testigo para que aclare los hechos denunciados.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios