www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MANIFIESTO

Grupo Ávila valora la Declaración de Lima como "instrumento diplomático sin precedentes"

Grupo Ávila valora la Declaración de Lima como 'instrumento diplomático sin precedentes'
Ampliar
EL IMPARCIAL
viernes 11 de agosto de 2017, 11:23h
El Grupo Ávila, que se define como una agrupación informal, compuesta por diplomáticos, analistas políticos, profesores universitarios e investigadores en las áreas de relaciones internacionales y las ciencias sociales, preocupados por el acontecer internacional y nacional, ha emitido un comunicado sobre la Declaración de Lima, que condena el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Se trata, según exponen, de un "instrumento diplomático sin precedentes". A continuación reproducimos el manifiesto de esta agrupación:
El Grupo Ávila expresa su reconocimiento a los diecisiete gobiernos de la región que participaron en la reunión que de manera solidaria convocó el gobierno peruano, para abordar la grave situación de ruptura del orden democrático y de sistemática violación de los derechos humanos que enfrentamos los venezolanos y, en particular, a los doce gobiernos que suscribieron la Declaración de Lima, la cual, a nuestro juicio, es un instrumento diplomático sin precedentes, contentivo de la más completa, integral, exhaustiva y contundente condena contra el gobierno de Venezuela.

Tal Declaración representa un punto de quiebre y un salto cualitativo en el rechazo a la deriva dictatorial que lleva el gobierno nacional; y su significación como factor de presión en la institucionalidad internacional, no puede ser desestimada.

Los gobiernos firmantes rechazan de forma categórica la inconstitucional e ilegítima asamblea constituyente y, lo que es más importante, todos los actos que de ella emanen. También resaltan el reconocimiento a la Asamblea Nacional como el único órgano legislativo reconocido y expresan su apoyo a la Fiscal General y al Ministerio Publico en su conjunto.

La Declaración de Lima también representa un avance en la valoración de la situación de los derechos humanos en Venezuela, al reconocer su violación sistemática, coincidiendo con las declaraciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, que señalan un uso excesivo de la fuerza, incluso torturas a detenidos, lo que evidencia que sobre el caso venezolano se va conformando un expediente que tipifica delitos de lesa humanidad, casos éstos que procesa la Corte Penal Internacional.

La Declaración también profundiza el alerta al gobierno de Venezuela sobre la posible adopción, de forma multisectorial y progresiva, de medidas más duras, en caso de que el gobierno venezolano mantenga la tendencia violatoria de sus compromisos internacionales.

Los países, igualmente, reiteran que la Carta Democrática Interamericana seguirá su curso de aplicación y pedirán a la Unión Europea y la CELAC la suspensión de la reunión conjunta planteada para el próximo mes de Octubre.

En esta oportunidad, los gobiernos, además de apoyar la suspensión adoptada por Mercosur, conforme a su cláusula democrática, han aprobado nuevas sanciones de orden político-diplomático, al reconocer que “Venezuela no cumple con los requisitos ni las obligaciones de los miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas”; al decidir que “no apoyaran ninguna candidatura venezolana en mecanismos y organizaciones regionales e internacionales”; y, en particular, al realizar un llamado a la comunidad internacional para “detener la transferencia de armas hacia Venezuela a la luz de los artículos 6 y 7 del Tratado sobre el Comercio de Armas”.

Los gobiernos firmantes también reconocen la gravedad y complejidad del caso venezolano al comprometerse a mantener, a nivel de cancilleres, un seguimiento de la situación, hasta que sea recuperada plenamente la democracia.

El Grupo Ávila agradece el esfuerzo realizado por los gobiernos de la región y comparte con ellos la propuesta de que la negociación representa el único camino viable para superar la crisis, y que debe realizarse con base en los términos planteados en la Declaración: “creíble y de buena fe, que tenga el consenso de las partes”.

Finalmente, hacemos un llamado al pueblo venezolano y a sus organizaciones democráticas a respaldar y difundir la Declaración de Lima. Ella es una de las demostraciones más palpables de que la comunidad internacional apoya la democracia y las libertades en nuestro país.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios