www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BIOGRAFÍA

Margarete Buber-Neumann: Milena

domingo 27 de agosto de 2017, 17:51h
Margarete Buber-Neumann: Milena

Traducción de M. A. Grau. Tusquets. Barcelona, 2017. 264 páginas. 18,50 €. Espléndido acercamiento biográfico a Milena Jesenská, conocida por su relación epistolar y amorosa con su compatriota checo, el célebre escritor Franz Kafka. Pero más allá de esta circunstancia, la obra es una emocionante historia de amistad y supervivencia, con el trasfondo de los campos de exterminio. Por Pepa Echanove.

“Conocí a Milena en el campo de concentración. Fue allí donde me contó su pasado. Tal vez sea esta la causa de que haya cometido errores en la narración de su vida, y por ello pido de antemano perdón a los críticos”. Acaba de editarse en castellano, gracias a la traducción del alemán realizada por M.A. Grau para la editorial Tusquets, la biografía de Milena Jesenská (1894-1944), nacida en Praga, conocida por su relación epistolar y amorosa con su compatriota checo Franz Kafka. Pero más allá del interés por el vínculo afectivo y literario de los dos protagonistas, Milena es una historia de amistad y de supervivencia.

La autora, Margarete Buber-Neumann (Postdam, 190 -Fraknkfurt, 1989) padeció durante casi cinco años los suplicios de los campos de detención y trabajos forzados de la Rusia soviética, y más tarde el horror del nazismo entre los barrotes de Ravensbrück. Con estos antecedentes imposible que no se desvelen momentos y reflexiones sobre su propia vida, una vida de novela vinculada al compromiso político y a la literatura, en el relato de la biografía de Milena. Nos encontramos aquí con un libro que, sin pretenderlo, encierra en realidad dos biografías apasionantes, la de Milena, periodista y traductora al checo de la obra en alemán de Kafka, y la de Margarete Buber-Neumann, quien por fortuna pudo sobrevivir para contarlo.

Dos vidas que confluyen en el infierno intramuros de un campo de concentración, entre 1940 y 1944, y que tienen mucho en común: un ansia compartido de libertad, una misma decepción por las injusticias y maldades del comunismo (ambas habían sido militantes en la clandestinidad, Milena en Checoslovaquia y Margarete en Alemania), las inquietudes literarias y el amor por la música, la literatura y el arte…

Descubrimos en el relato de Buber-Neumann una admiración profunda por Milena desde su primer encuentro: “Tenía ante mí a una persona con el orgullo todavía sin quebrantar, ¡un ser humano libre, en medio de todos los humillados!”. En su mirada, en sus ojos, incluso en los momentos de alegría, había un velo de insondable tristeza pero no era tristeza por lo que nos rodeaba a diario; en los ojos de Milena habitaba el dolor de lo que está por redimir, el dolor del hombre que se siente extraño en este mundo". Juntas vivieron la transformación del campo 'modélico' de Ravensbrück, donde trabajaban una en la sastrería y la otra en la enfermería, en un campo de exterminio. “Se construyó una cámara de gas. Se llevó a la práctica, como decía una publicación de la SS, la eliminación de todos aquellos elementos despreciables por su raza o por su biología y la radical supresión de la oposición política”.

El relato sobre la vida de Milena incluye toda su biografía, desde su infancia hasta su muerte por enfermedad, pasando por su fallido matrimonio. Literatura, política, compromiso social, amistad, resiliencia, confinamiento…se mezclan en esta apasionante historia. Capítulo aparte merece su veneración por Kafka, cuyos escritos empezó a traducir en 1920. Encuentros y desencuentros, la idealización del amor como un estado espiritual superior e inalcanzable, y una marcada hipersensibilidad de ambos, son las notas más significativas en aquellos años. Así describía Milena a Kafka, en algunos pasajes transcritos por M. B.-N.: “Franz no sabe vivir. No tiene la facultad de vivir. Franz nunca se curará. Franz morirá pronto… Es absolutamente incapaz de mentir o de emborracharse… Es como un hombre desnudo entre gente vestida… Sus libros son asombrosos. Pero él es mucho más asombroso”.

La impresión que tuvo el propio Kafka de Milena cuando se conocieron también refleja esta especie de aura que irradiaba la joven bohemia, a quien escribiría: “De usted no puedo recordar ninguna peculiaridad específica. Tan solo la forma de pasar por entre las mesas en el café. Todavía estoy viendo su figura, su vestido”. Testimonio de esa admiración, Milena escribió en un diario checo una conmovedora necrológica del Dr. Franz Kafka que terminaba, casi de manera premonitoria con lo que padecería ella tras su detención por la Gestapo, con estas palabras: “Todas sus obras describen el horror de errores ocultos y las inmerecidas culpas de los seres humanos. Era un hombre y un artista con una conciencia tan escrupulosa que permanecía vigilante cuando los demás, los insensibles, ya se sentían seguros”.

Una historia tan estremecedora como real que nos brinda Margarete Buber-Neumann en cada página de este libro. Un documento histórico doblemente interesante, por lo que recopila acerca del movimiento cultural y literario entre Praga, Viena y Berlín entre los años 20 y 30, así como los años de gestación del comunismo y del nacionalsocialismo hasta la derrota de Hitler.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (12)    No(0)

+
0 comentarios