www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA VENTA DE NEYMAR, PROTAGONISTA

Mercado de fichajes. El peor verano del Barça deja a Bartomeu sentenciado

Mercado de fichajes. El peor verano del Barça deja a Bartomeu sentenciado

sábado 02 de septiembre de 2017, 01:01h
La gestión de la directiva catalana, la inacción merengue y los refuerzos de Valencia destacaron.

El Barcelona de Bartomeu ha firmado un fiasco soberbio. Los 222 millones de euros que dejó en su caja la escapada de Neymar al PSG sólo les ha valido para sobrepagar por Dembele (se ha convertido con 145 millones de euros en el fichaje más caro en la historia del fútbol español y el segundo del mundo), jugársela con Paulinho (40 millones) y ver qué pasa con Semedo en el lateral diestro y Deulofeu. Ni Coutinho ni Di María recalaron en el esfuerzo de última hora de Bartomeu.

Así, el agujero que deja Neymar protagoniza un mercado que podría desembocar en la dimisión de la directiva culé. La ilusión de contratar a Verrati -de comienzos de julio- se ha tornado en un enfado que ha hecho práctico Benedito con la moción de censura anunciada este viernes. El Liverpool no facilitó la salida de su mejor jugador y tampoco funcionaron los platos secundarios Özil, Mahrez y Di María. Así, el subcampeón liguero competirá con peor plantilla que hace meses. Y eso es una factura muy alta a pagar por un presidente muy discutido.

El Real Madrid se limitó a mantener el bloque, a excepción de un James saliente ante el estallido de Asensio. Florentino Pérez, que vio cómo las Supercopas sacaban brillo a su estrategia, incorporó a Theo Hernández (26 millones al Atlético) y al centrocampista Dani Ceballos (16,5 al Betis), mejor jugador del último Europeo sub'21, dejando en la primera plantilla a Borja Mayoral, Jesús Vallejo y Llorente, canteranos que regresan. Además, hizo caja al vender al descontento Morata, a Danilo y a Mariano. Pepe también dejó su escaño.

La sanción de la FIFA evitó que el Atlético hiciera efectivo su renovado potencial económico. Aún así, los colchoneros se hicieron con Vitolo (cedido a Las Palmas hasta 2018), el portero Werner y Vietto. Eso sí, su mayor triunfo, a la espera del sí de Costa en invierno, ha sido retener a Griezmann, autor de 83 goles en 161 partidos con la rojiblanca.

Lo contrario ocurrió con la frugalidad del Sevilla. El club de Nervión buscó suturar las salidas de Monchi y Sampaoli reconstruyendo el nuevo proyecto de Berizzo. Así, a cambio de 60 millones llegaron Sebastién Corchia, Simon Kjaer, Ever Banega, Guido Pizarro, Luis Muriel y Nolito. Incluso se celebró el regreso de Jesús Navas.

Valencia y Villarreal han sido dos de los equipos que mejor se han reforzado. Los primeros, obligados a remontar con Marcelino en la banca, han reclutado con éxito al talentoso Guedes, al central Murillo, a Gabriel Paulista (11 millones), al portero Neto (7), el centrocampista Kondogbia (cedido) y el delantero Zaza (18); y los segundos invirtieron 40 millones en Enes Unal, Semedo y Pablo Fornals. A ellos se ha unido el delantero colombiano Carlos Bacca, cedido por el Milán, que ha marcado 31 goles en dos años en el club italiano.

El Málaga ha resultado otro de los clubes más activos. Aspiran a dar un salto y, tras vender a su mejor jugador -Sandro Ramírez (Everton)-, a su portero titular -Carlos Kameni (Fenerbahce)- y a su capitán -Ignacio Camacho (Wolfsburgo)- se hahecho con Roberto Jiménez (Espanyol), Cechinni (Banfield), Diego Rolán (Girondins) y Borja Bastón (Swansea). En su aspiración europea se entrometerá una Real Sociedad hierática (Diego Llorente y Adnan Januzaj son sus únicas compras tras la venta de Yuri al PSG), un Athletic rígido (sólo ha fichado a Capa), y un Celta de Vigo que confía en Emre Mor (12 millones, al Borussia Dortmund) y en Maxi Gómez y Stanislav Lobotka para reflotar la llegada de Unzué.

Por detrás amanecen las sorpresas vascas: el Alavés a conseguido reunir a Enzo Zidane, Rodrigo Ely, Bojan Krkic y Munir El Haddadi mientras que el Eibar ha consolidado todas las posiciones (Yoel Rodríguez, Marko Dmitrovic y Paulo Oliveira destacan). Y el Espanyol también ansía tocar techo gracias a Leo Baptistao (Sergio Sánchez terminó cedido en el Rubin Kazan).

Dos de los momentos más emotivos pertenecieron al Deportivo y a Las Palmas. Los coruñeses consiguieron la cesión de Lucas Pérez, su perla, en el último día. Además, se hizo con Guilherme y Gerard Valentín; y los canarios vieron cómo se fue Roque Mesa, su corazón. También abandonaron las isla Kevin Prince Boateng (Eintracht), Javi Varas (Granada) o el delantero Jesé (Stoke City vía PSG). En su lugar jugarán Vitolo, Luic Remy, Sergi Samper o Leandro Chichizola.

Sergio León, Cristian Tello, Andrés Guardado, Joel Campbell, Ryad Boudebouz y Víctor Camarasa son los refuerzos del nuevo Betis de Quique Setien. El Leganés ha tratado de despegarse del descenso con Joseba Zaldua, Darko Brasanac y Claudio Beauvue. Y los recién ascendidos también se han movido: el Levante fichó a Enis Bardhi (Ujpest), Mitchell Langerak (Stuttgart), Cheick Doukouré (Metz) y Emmanuel Boateng (Moreirense); el Getafe firmó a Gaku Shibasaki, Amath N'Diaye, Djené o Ángel Rodríguez, que marcó 21 goles en Segunda la pasada temporada con el Zaragoza; y el Girona se ha renovado con Johan Mojica, Marc Muniesa y Pablo Maffeo, el portero Gorka Iraizoz y el delantero uruguayo Christian Stuani.

PSG y Milan protagonizaron el mercado

Los parisinos estarían en la lupa de la UEFA por romper el reglamento de limpieza financiera. Y es que son reincidentes en ese capítulo de sospecha. Las contrataciones de Neymar y Mbappé (180 millones) dinamitaron el marcado, condicionado el valor del resto de transacciones al alza. Además, se hicieron con nuevos laterales: Yuri, de la Real y Dani Alves, a coste cero. Los problemas financieros le han llevado a deshacerse de un puntal como Matuidi (20 millones a la Juve) o a Aurier.

El Mónaco, que fue advertido de sus dificultades para cumplir el Fair Play Financiero hace tres años, sigue su proceso de vender a sus estrellas. James Rodríguez (en 2014), Ferreira Carrasco y Martial (en 2015) abrieron una estrategia que ha dejado en sus arcas en 2017 un total de 348 millones ingresados. De ellos, prácticamente la mitad corresponden a la venta de Mbappé. Además, Benjamin Mendy, que se convirtió en el defensa más caro de la historia por marchar al Manchester City por 57,5 millones y Guardiola no bajó de los 50 kilos para hacerse con Bernardo Silva. Bakayoko les confirmó como los mejores vendedores al costarle 40 millones al Chelsea.

En sus escaños competirán Stevan Jovetic (ex Sevilla), por 11 millones; Keita Baldé (canterano del Barcelona procedente del Lazio), por 25; y Youri Tielemans (ex Anderlecht), también por 25 millones.

Por su parte, el conjunto italiano comandó la inversión en una Serie A que parece haber recobrado el aliento financiero perdido. En esta ventana de fichajes fue el bloque rossonero el que ha hecho fluir el máximo del gasto, con 200 millones distribuidos en la contratación de 11 futbolistas. El fichaje estrella de Leonardo Bonucci fue la cima del mercado transalpino, por encima de las apuestas de la Juventus por Douglas Costa y Federico Bernardeschi y las ventas millonarias de la Roma de Monchi (se deshizo de Salah, Rudiger y Leandro Paredes).

Todo ello quedó enmarcado en el récord absluto histórico de gastos en la Seria A, con 850 millones de euros que superan los 790 millones de 2016. Y eso que Donnarumma no se movió. El que sí lo hizo fue el cuerpo directivo, que entregó a Montella una renovación total que relanza al club: Fabio Borini, Antonio Donnarumma, Andrea Conti, Mateo Musacchio, Lucas Biglia, André Silva, Ricardo Rodríguez, Franck Kessie, Hakan Calhanoglu y Nikola Kalinic aterrizaron en San Siro.

Para evitar el renacimiento del conjunto seis veces camepón de Europa la Juve aglutinó a Douglas Costa y Bernardeschi a cambio de 80 millones de euros. Además, Blaise Matuidi, Mattia De Sciglio y Benedikt Howedes apuntalarán el 4-2-3-1 por el que apuesta Allegri para proseguir con el monopolio del Scudetto. Por contra, el Nápoles, otro de los gallos, fue el que menos apuestas realizó (sólo contrató a los suplentes Adam Ounas y Mario Rui).

La Roma de Monchi consiguió 100 millones con las ventas mencionadas, pero sólo ilusiona a la hinchada giallorosa la llegada de Patrick Schick, el fichaje más caro de su historia (42 millones) y perla de la Sampdoria por la que se pegaron los grandes italianos. El que sí promete es un inter que ha hecho caso a Spalletti: cedió a última hora a Gabigol al Benfica, dibujó el mediocentro con Vecino y Borja Valero (esquilmando a la Fiorentina vendedora), traspasó a Ansaldi al Torino (que se hizo también con M'Baye Niang), y sumó defensa con Joao Cancelo, Milan Skriniar y Dalbert Henrique, y cerró el mercado con Yann Karamoh.

Por último, el equipo de Florencia fichó a Giovanni Simeone y Germán Pezzella, Martín Cáceres fichó por el Hellas Verona, Gastón Ramírez se incorporó al Sampdoria (que añadió a Duvan Zapata a su delantera), la Lazio contrató a Nani, Bruno Jordao y Pedro Neto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios