www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PSG

Neymar y Cavani casi llegan a las manos en el vestuario: Emery en peligro

martes 19 de septiembre de 2017, 16:44h
El entrenador es presionado por la directiva catarí.

L'Équipe es el medio que ha destapado el agrio enfrentamiento que mantuvieron Neymar y Cavani en los vestuarios, después de ganar al Lyon y tras volver a manifestar sobre el verde su desacuerdo a la hora de aceptar quién es el titular de los lanzamientos de faltas y penaltis en el equipo parisino. El medio expone un enfrentamiento en el camarín en el que varios compañeros hubieron de separar a las estrellas que parecen no del todo bien avenidas cuando anunciaban un combate físico.

Y es que el brasileño necesita todos esos lanzamientos para tratar de acometer su búsqueda del Balón de Oro, ese anhelo al que la presidencia del club francés prometió allanarse el camino en todo lo que les resultara posible. Y sacar al uruguayo de todos esos lances para dejar pista libre al talento y la ambición del futbolista que costó 222 millones de euros para una de las atribuciones prometidas pero, en la práctica, y aunque el equipo marcha rodado con su nuevo tridente en lo futbolístico, Emery es el señalado.

Cavani erró el penalti de la discordia en el minuto 79 ante el Lyon. El relato explica que el charrúa se dirigió a vestuarios sin saludar a la afición con sus compañeros y, desde allí, espero a la llegada de Neymar para increparle en español por haber tratado de arrebatarle el balón en el penalti. Thiago Silva y Marquinhos tuvieron que interponerse entre los dos para poner fin a la discusión. Cavani se fue a la escapada del Parque de los Príncipes, rompiendo su rutina que le destaca como uno de los últimos en abandonar el recinto. Ney hizo lo propio.

Previamente, en el 57 de juego, fue un lanzamiento de falta el que prendió la mecha de la disputa entre ambos. En esa discusión sobre el lanzador del tiro libre fue Dani Alves, amigo de Neymar, el que entregó la pelota a su compariota. El que fuera lateral de Barcelona o Juventus restó importancia al brete y argumentó ante los micrófonos que su intención inicial era lanzar él mismo el golpe franco. Pero ese malentendido resultaría sólo el inicio del incendio.

El rotativo, que filtra un supuesto malestar del uruguayo por el descenso en el volumen de balones que recibe en favor del nuevo rol protagonista adquirido por Neymar -y favorecido por los otros cuatro brasileños del equipo-, señala cierta distancia entre el "clan brasileño" y el delantero uruguayo que sumó 49 dianas el pasado curso, y se pregunta si tanto Cavani como Neymar comparten la primera de un millón de euros si alcanzan el título de pichichi de la Ligue 1.

Sea como fuere, la publicación también ha desvelado que Emery tiene una diana en su espalda en este caso y en general. "Creo que los dos son capaces de ponerse de acuerdo inteligentemente en el terreno de juego. Después, desde dentro, vamos a equilibrar los turnos de lanzamiento, porque creo que los dos son capaces y quiero que se alternen", fue la escueta declaración sobre la polémica que el club ha criticado. Le piden una mayor imposición de jerarquías y, probablemente, en sintonía con Neymar.

Al Khelaifi, que ha salido a la palestra este martes para tratarde congelar el problema, se habría referido a su entrenador en términos poco condescendientes. El directivo catarí atacó a rotativo replicando que sobre la supuesta pelea y mala relación entre dos de sus tres delanteros estrella "no hay nada". "Ustedes, los medios de comunicación, son los que causan los problemas", zanjó un mandatario que, según se ha filtrado, amén de exigir a Emery que medie y aclare este lío le habrían recordado que de no acceder a las semifinales de la Liga de Campeones su continuidad en el PSG estaría caducada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios