www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 5: REAL MADRID 0 BETIS 1

La épica le falla a un Madrid atascado y el Betis gana en el Bernabéu | 0-1

La épica le falla a un Madrid atascado y el Betis gana en el Bernabéu | 0-1

miércoles 20 de septiembre de 2017, 23:54h
Sin atino en los últimos metros, los andaluces ganaron con mérito. Por Diego García

Salió el Betis de Quique Setién con una valentía extraordinaria al césped del Santiago Bernabéu. No sólo por su disposición -acumuló en la medular el talento de Fabián y Camarasa en la mediapunta, con la velocidad de Tello y Francis buscando desbordar por el extremo y la de Sanabria, abrir un agujero en el centro de la zaga merengue-, sino que, además, lanzó una presión muy adelantada que pretendió, y consiguió en el tramo inicial, ahogar la salida de pelota del Real Madrid. De hecho, se adueñó de la posesión y a punto estuvo de dar la campanada a las primeras de cambio: una emboscada a Casemiro confluyó en una contra vertigionsa entre Camarasa y Sanabria que el paraguayo zanjó con un chut que batió a Navas pero no a Carvajal, que salvó a los suyos bajo palos -minuto 3-.

La puesta en escena ambiciosa y plena de personalidad bética, con los laterales sumados a la medular -sobre todo Durmissi- y con la determinación de dominar la circulación aún a riesgo de sufrir con la presión del gigante capitalino -descoordinada-, desconcertó a un bloque de Chamartín que tardó en entrar en calor. No obstante, la merma en la intensidad del vigente campeón de Liga provocó que le costara 10 minutos empezar a batallar por el esférico. Isco, Kroos y Modric emergieron para enmendar el devenir imprevisto al tiempo que Ronaldo rozó el gol en su regreso y por la vía de un taconazo que Javi García también repelió sobre la línea -minuto 11-.

La facilidad con la que los andaluces profundizaban si se conducían por la verticalidad al contragolpe y con la que hilvanaban combinaciones en estático destempló a un esquema de Zidane que adolecía de concentración táctica. Con Bale y Ronaldo en la cúspide del 4-4-2 implementado los merengues padecían de lo lindo para aplacar el ritmo verdiblanco y conseguir concatenar recuperaciones de balón de manera asidua. Rozando el 20 de enfrentamiento el Betis era rutilante patrón del tempo y el favorito luchaba por encontrarse, desposeído del timón que presuponía propio y abrazando el contragolpe como arma solitaria. Modric lanzó al lateral de la red en una galopada que se transformó en dos para dos.

El croata ejecutaría una volea potente que lamió el travesaño en la mejor elaboración local hasta el momento. Fue Carvajal el que centró hacia la llegada de los mediocentros -minuto 22- y el que confirmó que el despertar del Madrid se avecinaba, en medio de un arranque diesel, nada que ver con el despliegue evidenciado en Anoeta -lo mejor visto del curso liguero madridista-. Con el paso del tiempo el esférico se tiñó de blanco y se jugó cada vez más en cancha sevillana, aunque los de Setién trataron de sostener la zaga muy adelantada y con Sanabria como faro de desahogo y salida fulgurante. Y Ronaldo encañonó en el 28 su primer intento en su estreno en Liga, para la reacción notable de Adán.

El luso y Bale estaban dañando el equilibrio de un Betis que no negociaba su carácter atacante, a pesar de dejar hectáreas a la espalda de su zaga. El galés aprovechó el filón en el revés del lateral zurdo rival para ganar protagonismo y dibujar un centro medido que Casemiro cabeceó desviado por poco -minuto 30-. Cruzada la media hora Modric ya gobernaba, Marcelo y Carvajal eran lanzadores de centros laterales y la cancha se volcaba hacia la portería bética -siete a uno en córners paralos locales-. Pero Fabián -suplente habitual- se desencadenó a la contra con un zurdazo dirigido a la escuadra que Navas envió a córner. Los visitantes recordaban el peligro que portaban si la atención madridista aflojaba.

El camino hacia el intermedio se jugaría con el mandato y monólogo en la posesión de un Madrid más aplicado en la presión. Ronaldo cabeceó a las nubes un envío de Marcelo, en el 35, como reflejo del nuevo paisaje: el Betis defendía en la frontal de su área y su gusto por la combinación no disponía de cauces por obra del acelerón de los de Zidane. Pero el fútbol entre líneas no localizaba a Isco y la producción ofensiva capitalina tampoco resultaría florida. El malagueño sólo aparecería en el 41, controlando un pase fino e inmenso del cerebro croata y rematando cruzado para la estirada de foto de Adán. Y la lesión del talentoso Camarasa -sustituido por Guardado- y los intentos infructuosos de Ronaldo y Ramos sobre la hora cerraron el telón de un primer acto en el que el campeón de Europa terminó por comparecer, aunque falto de tino en el tercio final.

Atendiendo al cansancio, Setién ordenó que las líneas subieran sólo cuando la circunstancia lo permitiera. Así, la reanudación amaneció de la mano de Isco, con el Madrid arrinconando a los sevillanos. El malagueño abriría hacia Bale y a la espalda de la adelanada zaga paraque el galés regalara el primero a Ronaldo, pero el luso falló con todo a favor -minuto 50-. Le pilló el conjunto de Concha Espina en un descuido a los visitantes y el mano a mano desaprovechado por Francis -mandado a las nubes ante la salida de Navas-, a continuación, refrescó la amenaza bética. El remate de Carvajal al poste redondeaba una salida de vestuarios más ambiciosa y abierta a la asunción de riesgos.

Pero ganaba confianza el sufrido y astuto Betis con el paso de los minutos. Los de Zidane todavía no habían ganado en casa en Liga y competían con su desespero. En esa lectura, el que fuera entrenador de Las Palmas redobló su apuesta por el talento y metió a su fichaje estrella, el talentoso Boudebouz -por un Francis más esforzado que acertado-. Confiaba el preparador cántabro en la impaciencia del coloso para pescar tres puntos que le darían un espaldarazo en el inicio de temporada. El muro conformado por un 4-5-1 que neutralizaba a Carvajal y Marcelo estaba funcionando ante el denso fluir merengue. Y en a 25 minutos para la conclusión, ya en plena contrarreloj, el francés sentó a Isco para confiar en el dulce momento de Asensio.

Lo que acontecería, por el contrario, es que Marcelo se rompería. Lucas Vázquez sería el elegido y el entrenador local elegiría ese punto de inflexión -minuto 70- para dar la alternativa a Borja Mayoral y sentar a Modric -de más a menos-. Quemaba naves Zizou, sin contemplar el riesgo que su nuevo esquema entrañaba si perdía el esférico (3-3-4). Lo importante era buscar el ansiado gol y Asensio cedió al remate, de nuevo fallido, de Ronaldo -72-. La tormenta de centros se inauguró con un remate de tacón de Bale, fantasioso, que Adán mandó al poste. El portero detendría el remate siguiente y el posterior de Mayoral. El asedio estaba desatado a falta de un cuarto de hora.

El Madrid volvía a aludir a la épica en un nuevo estado de urgencia. La temperatura de la atmósfera recobró el ardor que confluyó en la consecución del título liguero hace meses mientras que Joaquín sustituía a Fabián. Y el crepúsculo del desafío tan solo reproduciría un aspecto caótico por parte del equipo que había marcado en los últimos 73 partidos. Adán taparía el remate de Mayoral y daría pie a la culminación de la obra maestra de Setién: Barragán amortizó el sistema ultraofensivo local -ya muy desordenado- para centrar y otorgar a Sanabria el honor de firmar la cosecha de tres puntos en el Bernabéu -minuto 94-. Casi dos décadas después los béticos celebraron un triunfo que confirma la crisis merengue en Liga. Trató el dominador del ejercicio pretérito sacar un récord anotador y se sorprendió a siete puntos del Barcelona con cinco jornadas disputadas. "El año pasado ganamos partidos que no merecíamos, ahora es al revés", sintetizó Zidane en sala de prensa.

- Ficha técnica:

0 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo (Lucas Vázquez, m.71); Casemiro, Kroos, Modric (Borja Mayoral, m.72), Isco (Marco Asensio, m.67); Bale y Cristiano Ronaldo.

1 - Real Betis: Adán; Barragán, Mandi, Feddal, Durmisi; Javi García, Camarasa (Guardado, m.43), Fabián (Joaquín, m.79), Francis (Boudebouz, m.61), Tello y Sanabria.

Goles: 0-1, m.94: Sanabria, de cabeza.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité valenciano). Amonestó a Tello (36), Mandi (37) y Feddal (58) por el Real Betis.

Incidencias: encuentro correspondiente a la quinta jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 65.102 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del terremoto en México.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios