www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FELIPE VI: CUMPLIR Y HACER CUMPLIR LA LEY

miércoles 04 de octubre de 2017, 13:16h
En su discurso institucional, pudo Felipe VI presentarse ante la nación como árbitro y moderador...

En su discurso institucional, pudo Felipe VI presentarse ante la nación como árbitro y moderador, ofreciéndose para intermediar entre el Gobierno y la Generalidad. No lo hizo porque el presidente catalán y sus cómplices están en una posición irreductible. No cabe intermediación alguna. Con ellos es imposible la moderación. Carlos Puigdemont, que es un político mequetrefe de tercera división, ha llevado las cosas hasta el límite, mintiendo descaradamente y manipulándolo todo, conforme al proceso revolucionario que ha puesto en marcha incitado por la CUP y otros sectores del radicalismo de ultraizquierda.

Así es que el Rey, bien aconsejado por instancias ajenas a los partidos políticos, decidió alinearse, conforme a la Constitución, en su obligación de cumplir y hacer cumplir la ley. El fondo de su impecable discurso no ha sido otro que exigir a los dirigentes políticos de los diversos partidos que apliquen la ley a los dirigentes catalanes, presuntos delincuentes por sedición y rebelión.

El ciudadano medio español tiene constancia de lo que significa la autoridad de la Corona y ha recibido el discurso de Felipe VI con satisfacción y con el elogio generalizado. Lo que ha dicho el Rey es lo que se debe hacer. La opinión pública espera que Mariano Rajoy salga de la ambigüedad. Y como hizo Calvo-Sotelo tras el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, actúe con contundencia, llevando a los presuntos delincuentes ante el juez.