www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTADOS UNIDOS

California contra Trump: se erige en 'estado santuario' de acogida de ilegales

California contra Trump: se erige en "estado santuario" de acogida de ilegales

EL IMPARCIAL
jueves 05 de octubre de 2017, 23:00h
Al tiempo que el magnate pide al Tribunal Supremo que deje de revisar su veto migratorio.

Lo migratorio sigue levantando huracanes en Estados Unidos. Desde enero, la puesta en práctica de algunas de las medidas más polémicas en torno a este asunto por parte de Trump -el veto de entrada a algunas nacionalidades árabes, la derogación del DACA y el endurecimiento de la persecución a los indocumentados- le ha granjeado fieles seguidores y fieros críticos. Incluso esos dos estatus se entremezclaron, pues Texas, por ejemplo, amenazó al presidente con denunciarle si no cumplía la supresión del plan de Obama para los jóvenes migrantes.

Sea como fuere, el ocupante de la Casa Blanca ha pedido este miércoles al Tribunal Spremo que deje de revisar su veto migratorio a musulmanes y refugiados por considerar que cualquier deliberación estaría obsoleta, ya que se firmaron nuevas restricciones en septiembre (por las que se impide de manera indefinida la entrada a EE.UU. de ciudadanos de ocho naciones: Irán, Libia, Siria, Yemen, Somalia, Chad, Corea del Norte y Venezuela).

Y, al mismo tiempo, ha recibido una dura enmienda a su legitimidad, pues California se declaró en sta jornada "estado santuario" en Estados Unidos para proteger a los inmigrantes indocumentados. Su gobernador, el demócrata Jerry Brown, selló su afrenta a Trump firmando una ley, aprobada por el Senado y Asamblea californianos en septiembre, que extiende a nivel estatal las protecciones de aquellas ciudades que decidieron, de manera municipal, no colaborar con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en la persecución a inmigrantes en situación irregular.

"Son tiempos inciertos para los californianos sin documentos y sus familias", declaró Brown en el mensaje de la presentación de la norma. "Esta ley encuentra un punto intermedio que protegerá la seguridad pública mientras aporta una medida de consuelo para aquellas familias que están ahora viviendo con miedo cada día", expuso un mandatario que por esta nueva ley SB 54 suprime, casi en su totalidad, los episodios en los que las autoridades locales y estatales se dedican a trabajos de inmigración, una competencia federal que los cuerpos de seguridad de California dejarán en manos del Gobierno de a nación. Es decir, los agentes californianos no investigarán,interrogarán o detendrán a ciudadanos en California sólo por sospechar que no posean los papeles adecuados.

La regla afectará, según estimaciones, a más de 2 millones de inmigrantes ilegales que residen en el estado solado y está encuadrada en el marco de las leyes "santuario". Ese tipo de normativas se han disparado desde la toma de posesión del magnate estadounidense, toda vez que en la campaña electoral fue avisando de sus intenciones en este sentido. En consecuencia, el fiscal general de la nación, Jeff Sessions, se ha quejado en varias ocasiones las medidas "santuario", llegando a declarar hace semanas que las ciudades que adoptan estas leyes son los "mejores amigos" de los traficantes, contrabandistas y pandilleros.

Sessions incluso ha amenzado a esas ciudades con cortar los fondos federales, pero un juez de Chicago consiguió bloquear ese intento al entender que el fiscal general se excedió en su autoridad al tratar de modificar los cauces de concesión de una subvención, que es labor de los departamentos policiales.

"California está construyendo un muro, pero un muro de justicia", afirmó este el presidente del Senado californiano y autor de la ley aprobada SB 54, Kevin de León. Esta norma refresca el enfrentamiento que mantienen el Gobierno federal y California, enemigos en cuanto a la interpretación del cambio climático o la migración. "No vamos a dejar que el presidente Trump y el procurador fiscal Jeff Sessions vayan a demonizar a nuestras familias honestas y trabajadoras y a presentar a todos los inmigrantes como criminales violentos. Todos sabemos que eso no es cierto", denunció De León, que también calificó las medidas migratorias de Trumo como "xenófobas, racistas e ignorantes".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios