www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL AMERICANO

NFL. Zach Miller recuerda los riesgos de su deporte: los doctores luchan por salvarle la pierna

NFL. Zach Miller recuerda los riesgos de su deporte: los doctores luchan por salvarle la pierna

EL IMPARCIAL
martes 31 de octubre de 2017, 20:44h
Sufrió una fractura de la rodilla que le afectó a la arteria.

Cuando Zach Miller entró en el estadio de los New Orleans Sains el pasado domigo lo hizo como uno de los Tigh Ends de referencia de la NFL. Ganador de un anillo con los Seahawks en 2013, tras haberse repuesto de varias lesiones de rodilla a lo largo de su carrera, ya se había asentado como uno de los objetivos principales de la ofensiva de los irregulares Chicago Bears. Y en el partido que su equipo perdería por 20-12 se dispuso a aportar soluciones al Quarterback novato Mitchell Trubisky y a sumar yardas para su equipo y sus estadísticas particulares.

Pero cuando recepcionó con clase un pase para Touchdown aterrizó en el verde de la End Zone de la peor manera imaginable. Ganó por talla y por velocidad y sabiduría en la ejecución de la ruta a su zaguero, pero un mal apoyo de su rodilla izquierda acabaría con su carrera, de manera abrupta, a los 33 años. Los árbitros le terminarían negando la última anotación de su vida, en una decisión de los colegiados muy criticada por injusta, al tiempo que Miller era trasladado al hospital.

Los doctores de los Bears, que se adentraron en la cancha al ver que su jugador no podía moverse, detectaron que la lesión era grave. Se trataba de una aparente dislocación en la rodilla. Pero cuando profundizaron en el diagnóstico descubrieron la gravedad de lo ocurrido: el excepcional receptor espigado se fracturó los ligamentos de la rodilla y, además, la arteria quedó dañada. Por tanto, el riesgo vascular era notable. La temporada estaba acabada para él, pero el desafío que afrontaban los galenos, según publicaron en su primera comperecencia, era salvar la pierna del jugador. Que el ser humano volviera a caminar más allá de su faceta deportiva ya extinta.

Por ello, ya en quirófano, hubieron de reclamar la participación de varios cirujanos vasculares para atajar el trascendental problema que la práctica de su actividad preferida le había granjeado a la existencia de Miller. Finalmente, el ramillete de especialistas concluyeron con éxito la operación. Pero ahora queda por comprobar cómo responde la pierna del jugador. Si responde a los arreglos médicos implantados.

La última actualización con respecto al tema, ofrecida por la franquicia, relata que, por el momento, la reacción del cuerpo del veterano ala cerrada es positiva. Pero guardan mucha cautela. El entrenador jefe del equipo de Chicago, John Fox, declaró a los medios que "los pensamientos y las oraciones del equipo están con él". La operación de urgencia, efectuada en la madrugada del domingo al lunes fue para "estabilizar la lesión y frenar el riesgo vascular", sólo es el primer paso de la recuperación, lejos ya de los focos de la NFL.

El exjugador sigue en cuidados intensivos, custodiado por personal de los Bears y en observación. Según se ha relatado, los cirujanos concluyeron la necesidad de extraer tejido blando de la otra rodilla para reconstruir la arteria afectada por la lesión. Este capítulo dramático es el último de la lista de lesiones graves que han causado la retirada inmediata de jugadores de fútbol americano, amén de aquellos que son puestos en un brete en el que han de decidir si arriesgan su maltrecha integridad física -para seguir compitiendo y rindiendo de acuardo con el contraro firmado- o eligen vivir con la mejor calidad de vida posible. Este último dilema es el que ha subrayado el cuidado que la Liga ha elevado a las conmociones cerebrales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios