www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Educar entre Kurzweil y Lorda

lunes 06 de noviembre de 2017, 20:34h

El director de ingeniería de Google, Ray Kurzweil, predice que en la década de 2030 los humanos se convertirán en híbridos debido a que: “Nuestro cerebro será capaz de conectarse directamente a la nube, donde habrá miles de computadoras y esas computadoras aumentarán nuestra inteligencia existente.

“El cerebro se conectará a través de nanobots, diminutos robots hechos de hebras de ADN. Nuestro pensamiento entonces será un híbrido de pensamiento biológico y no biológico”.

Kurzweil habló de este tema el pasado miércoles en la conferencia Exponential Financeen (Nueva York) y señaló también que a finales de 2040, el pensamiento humano será predominantemente biológico. Incluso los humanos de esa década podrán “respaldar” la información que se encuentra en el cerebro.

Asistimos, en este contexto, a una efervescencia de la tecnología digital en el mundo de la educación. Al principio entraron los blogs sin llamar a la puerta, luego las webs, los ordenadores en clase, las primeras aplicaciones, pizarras digitales, ipads, centros pilotos...

Y escuchamos afirmaciones como: "En 20 años los alumnos no irán a la escuela", "El mejor libro es un buen ordenador", "El profesor cobra ahora un papel secundario", etc. Ante esto, los gurús hacen caso omiso a que los directivos de Sillicon Valley estén llevando a sus hijos a "colegios tradicionales".

El esquema que aprendí en mis primeros años de padres profesores-alumnos ha quedado sustituido por ipad-wifi-alumnos. Estamos ante la deshumanización de la educación. Se nos llena la boca de que nuestra crisis es una crisis de valores y no sólo nos quedamos atónitos ante esta realidad, sino que la fomentamos.

Nuestros centros escolares tienen que ser punteros en las nuevas tecnologías. Pero, por favor, el papel del verdadero maestro, del acompañamiento en el crecimiento emocional del alumno, es insustituible. Nuestros adolescentes están ávidos de referencias coherentes. No se las quitemos. Combinar los dos ámbitos hoy días es un milagro. Mi colegio lo ha conseguido y por eso trabajo allí.

Hay una gran orfandad afectiva entre los jóvenes de nuestros días. No sólo porque más de la mitad de las parejas se rompan, sino porque el afecto en nuestros hogares no se expresa, no se manifiesta y nuestros jóvenes están nostálgicos, errantes; les falta algo y no saben qué es. Espero que no acaben como el protagonista de la película HER, enamorándose de un ordenador; se lo estamos poniendo muy fácil.

Dice el gran profesor D. Juan Luis Lorda: “La palabra educar, educir, significa sacar de dentro. Pero no se saca mecánicamente como se extrae el carbón de las minas. Se saca estimulando y guiando. Porque lo que se despierta –ahí está la maravilla– es un ser libre, un sujeto autónomo y creativo por sí mismo; aunque todavía no puede serlo del todo, porque se le han despegado las alas.

“Lo más bonito del arte de educar es llegar al núcleo misterioso de la conciencia, al arpa interior, lograr que entre en resonancia, que vibre con los valores de la cultura. De este modo se desarrollan cada una de las dimensiones espirituales y misteriosas de las personas humanas”.

Por ello, tras leer al profesor Lorda propongo algunas acciones para tocar el arpa de todo ser humano, o medios para el FIN que todos anhelamos:

  1. Lee a Dostoievsky. 2 Escucha a Mozart. 3 Haz deporte tres veces entre semana. 4 No duermas menos de ocho horas diarias. 5 Cultiva un hobby a diario. 6 Reza. 7 Consulta la prensa a diario. 8 Escucha la buena radio. 9 Si amas tu trabajo eres un privilegiado, si no, propóntelo. 10 Viaja cada año a un país diferente.

(…) 11 Lee treinta libros al año. 12 Acude veinte veces al cine al año. 13 Sólo hay dos o tres amigos de verdad, "hermanos", para siempre. Cuídalos. 14 Intenta no odiar a nadie. "Higiene cardiológica". 15 Cásate con tu "compañera para toda la vida", no con un "físico". 16 Sumérgete en los paisajes de Turner. 17 Nunca desprecies una puesta de sol, el olor a tierra mojada ni el mar enfurecido: embóbate. 18 Realiza voluntariado en función de tus circunstancias.

Parece que la nueva corriente nos va a llevar a una relación mecanizada y menos humana. Poco a poco iremos alejándonos de nuestro medio y fin que tantas veces confundimos y que es esencial a todo ser humano: ser feliz.

Hay tantos caminos como seres humanos, pero recordemos todos tienen que ser humanos. No perdamos nuestra esencia porque extinguiremos nuestra existencia. Los grandes genios han llegado a ella, cada uno a su manera: Einstein: “Si quieres vivir una vida feliz átala a una meta, no a una persona o a un objetivo”.

Matías Méndez

Profesor de Secundaria y Universidad. Asesor de comunicación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

0 comentarios