www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTADOS UNIDOS

Error trágico: la ley impedía comprar armas al autor de la matanza de Texas
Ampliar

Error trágico: la ley impedía comprar armas al autor de la matanza de Texas

Huyó de un hospital y fue condenado por maltratar a su pareja, hechos que le impedían comprar armas de fuego.

Este miércoles se ha revelado el vídeo en el que el asesino de 26 personas en Texas repasa las filas de la iglesia First Baptist Church de Sutherland Springs para comprobar si había supervivientes a su tiroteo y con el fin de ejecutarlos. Según las imágenes, el autor de la peor masacre de la historia de esta región estadounidense dispara en la cabeza y a quemarropa a varios fallecidos, como si de una ejecución se tratara. La cinta ha sido facilitada por fuentes de la investigación a The New York Times.

El relato de uno de los profesionales que siguen efectuando pesquisas sobre las imágenes, que duran siete minutos, muestran al tirador como un ejecutor que dispara de forma continuada y metódica. Devin Kelley, que acudió al oficio del pasado domingo con un fusil semiautomático Ruger AR-556 y vestido con un chaleco antibalas, fue grabado porque la pequeña congregación tenía la costumbre de filmar sus servicios religiosos para publicarlos en su web.

El asesino mató a dos personas fuera del templo y entró en la iglesia con la intención de causar la mayor tragedia posible. Y según explica uno de los supervivientes, primero fue a por los jóvenes que grababan el oficio, como cada domingo, para más tarde atacar a los músicos. Al tiempo que repasaba las filas de bancos para asestar el tiro de gracia a los que todavía no hubiera peridido la vida, las madres de algunos de los niños presentes "trataron de defender a sus hijos poniéndose delante", pidiendo clemencia, según una de las testigos de la catástrofe. Sin embargo, esas mujeres serían asesinadas con frialdad.

En la escena del crimen se han recogido centenares de balas y quince cargadores -con capacidad para 30 proyectiles, cada uno-. Así lo ha hecho público el Freeman Martin, el director regional del Departamento de Seguridad Pública de Texas. Este dirigente, que hizo hincapié en la violencia de lo acontecido, expuso que la edad de los asesinados va desde los 17 meses hasta los 77 años. Por ello, se descarta cualquier tipo de piedad por parte del asesino.

Pero la desazón que todavía sangra en la comunidad, que apenas cuenta con un par de iglesias, dos gasolineras, una oficina de correos, una tienda de alimentación, un taller de coches y las casas del vecindario, no cesa, pues en esta jornada se ha confirmado una noticia que aumenta la impotencia y rabia de los asolados. Y es que Kelley no debería haber accedido a las armas y municiones con las que cometió el peor tiroteo que jamás ha visto Texas.

El fatal protagonista, de 26 años, fue condenado, mientras formaba parte de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, por violencia doméstica contra su mujer y su hijastro. Por ello, un tribunal militar le condenó a un año de cárcel y le expulsó del cuerpo. Pero ese órgano militar ha confirmado que no añadió el expediente de Kelley a la base de datos del FBI, como fija el reglamento, por lo que le fue posible acceder a la compra de armas de fuego de manera legal. Sus antecedentes fueron invisibles en la ficha que consultó la armería que le vendió el armamento.

Además, el repaso de su biografía, según ha publicado la cadena KPRC, expone que en 2012, tras cometer violencia machista, se fugó de un psiquiátrico situado en Nuevo México. Fue en junio de aquel año cuando Kelley abanonó su reclusión y el tratamiento consiguiente suministrado por un centro de salud mental especializado a los veteranos de guerra y fuerzas de seguridad de Estados Unidos. Según el testimonio de dicha institución, el asesino "sufría desórdenes mentales" durante su estancia allí y habría intentado escapar de bases militares locales con armas de fuego. Tras amenazar de muerte a sus superiores fue internado, pero se escapó de dicho confinamiento, con el terrible resultado conocido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.