www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FALTARÁ A UN MUNDIAL POR PRIMERA VEZ EN 60 AÑOS

Rusia 2018. Italia, llorosa, debate sobre sus problemas y la senda para salir del hoyo
Ampliar

Rusia 2018. Italia, llorosa, debate sobre sus problemas y la senda para salir del hoyo

El cataclismo de este lunes ha hecho estallar un debate nacional sobre la identidad de su fútbol.

Antonio Conte ganó todo con la Juventus en su etapa como futbolista. Como entrenador, después de ganar tres Scudetti con la Juventus, en el inicio del monopolio que el club de Turín en el calcio, le fueron entregadas las riendas de Italia. La Nazionale era el mayor desafío de su triunfal carrera como técnico. Y después de seis partidos de la fase de clasificación para la Eurocopa de 2016 -en la que eliminaría a España y estrujaría a Alemania hasta el límite, con un grupo de jugadores limitados desde el prisma técnico- ofreció un diagnóstico vehemente y pasional de los males que, desde dentro, había descubierto que circundaban a la selección nacional ganadora de cuatro Mundiales y una Eurocopa.

Tras ganar a Albania por 1-0, en noviembre de 2014, salió a la sala de prensa denunciando que "los clubes tiene una falta de compromiso y de consideración con respecto a la selección nacional, que hoy en día es vista como una molestia". "Yo he venido a la Nazionale con las ganas de trabajar y de impulsar un estilo, pero me tienen que proporcionar las condiciones, la tranquilidad, para poder trabajar. Porque si no me quieren sostener y no puedo incidir en los jugadores como estoy incidiendo, se convierte en un gran problema", expuso.

"Yo siempre he visto a selección como entrenador de un club. Entonces piensas mucho en tí y poco en los demás. Hoy me encuentro en la parte opuesta y estoy constreñido a ver a estos jugadores, si tengo suerte, siete u ocho días en un mes. Igual tengo suerte de volver a verlos dentro de cuatro meses, pero se me pide hacer un gran trabajo. Lo importante es que todos nos sintonicemos para entender en qué punto estamos", reflexionó antes de ofrecer el núcleo de su crítica.

"Yo estoy aquí tratando de defender un producto que está en extinción ¿Lo queréis entender o no lo queréis entender? No os interesa hacia donde estamos llegando. Este es el problema. No queréis ver ni comprender algunas cosas ¡El producto se está extinguiendo! Lo estoy diciendo hoy, después de seis partidos, cinco victorias y un empate. Pero empiezo a cansarme de escuchar qué debemos hacer y cómo debemos jugar", reclamó a la prensa.

Conte, que se despediría de Italia por la puerta grande, después de devolver la competitividad a un bloque de jugadores que venía de la transición al fútbol alegre y combinativo insertado por Prandeli y afianzado por Allegri, ganaría una Premier League con el Chelsea aplicando el esquema y la idea de tacticismo y relámpago a la contra que ha caracterizado a su libreto desde que saliera a la élite con el Siena. Presionando arriba y dominando el partido sin pelota.

Horas antes de que la Azzurra abordara la repesca frente a Suecia, Giorgio Chiellini, uno de los zagueros que conforma en tridente defensivo con Bonucci y Barzagli, ofreció al Bel Paese su fotografía de situación. Lo hizo en una entrevista concedida a Il Corriere dello Sport. "El 'guardiolismo' ha arruinado a toda una generación de defensores. Ahora todos miran hacia arriba y en los cruces ya no hay defensores italianos, de esos que intimidan al rival, se está perdiendo nuestra tradición", denunció.

El defensor zurdo, líder de la actual Juventus junto a Buffon, prosiguió su ácida disertación señalando que "nunca tendremos el tiqui-taca de España. "El año pasado fui criticado cuando dije que la Juve nunca ganaría 6-0 como el Real. Para volver a la élite mundial Italia necesita bomber (delanteros centros) como los que teníamos hace 20 años, pero también la aparición de algún defensor de verdad sería de agradecer", reclamó antes de defender que "no es verdad que no haya defensas centrales italianos prometedores: Rugani, Caldara y Romagnoli son tres chavales de 1994. Aún deben crecer en experiencia internacional, como he hecho yo. Lo van a hacer bien en el futuro".

El central más destacado del balompié italiano explica que, a su juicio y al de muchos de sus compatriotas, las escuelas y canteras de fútbol en su país se han adaptado a la corriente por la que los defensores primero han de saber jugar con la pelota, ser fuente de la salida del juego, y, en segundo término, robar balones y tener sentido táctico del repliegue. Piqué antes que Cannavaro. Y, claro, el vacío dejado por los zagueros que sabían jugar tanto como cerrar huecos (Maldini, Baresi, Nesta...) aflige aún más en la resaca de la eliminación.

Gian Piero Ventura fue el seleccionador, discutido, encargado de recuperar un estilo más ofensivo en busca de la clasificación para el Mundial ruso. Con amplia experiencia entre los clubes italianos pero sin ningún tipo de precedente en su currículo de haber albergado una responsabilidad de esta dimensión, trató de detectar la nómina de jugadores adecuada, pero le costó mucho. Porque Italia no dispone, tampoco, de talentos comparables a Totti, Del Piero, Roberto Baggio, ni goleadores como Inzaghi, Vieri o Mancini. Y sin la calidad técnica y la resolución goleadora tan prototípicas de las cosechas del país transalpino, todo se complica.

Además, un enfrentamiento con Lorenzo Insigne, el jugador más talentoso italiano de la actualidad, le negó su mejor baza y terminó por confiar en peones laboriosos pero no determinantes. Así, Florenzi, Canderva, Parolo, El Saarawy o Belotti fueron nombres recurrentes pero imposibilitados para llevar a cabo la hoja de ruta colorista. La derrota en el Bernabéu supuso una fractura entre parte del vestuario y el técnico, en un enfado que también se transmitió a la directiva de la Federación Italiana de Fútbol. Algunas vacas sagradas había corroborado el error de tratar de jugar al tiqui-taca sin peones que lleven con buen hacer esa exigencia técnica. Y la retirada de Pirlo tampoco ha ayudado.

Este martes se reunirá el seleccionador que no ha sabido mentalizar a sus futbolistas, siquiera convencerles de la hoja de ruta, con los directivos de la FIGC. Tras empatar a cero en San Siro con Suecia y certificar la eliminación prematura del Mundial -60 años después-, afirmó que sólo se disculpaba con los aficionados por el resultado. El estilo no estaba en duda. La estadística de una de las páginas más negras del fútbol italiano evidenció datos exóticos con respecto a su fórmula ancestral y exitosa: 75% de posesión, 27 a 4 en tiros y 6 a uno en intentos entre palos. Buffon se quedó sin la oportunidad de batir el récord de participaciones en una Copa del Mundo y anunció su retirada de la selección. Como Barzagli, Chiellini -lo susurró- y Danielle de Rossi, quien reclamó al técnico que sacara a Insigne al verde porque su equipo necesitaba meter un gol, no un mediocentro defensivo como él.

Enfrenta el balompié transalpino un punto de inflexión que desnuda el enfrentamiento entre los favorables a dejarse contaminar por el juego asociativo y el mando de los partidos por medio de la posesión, y los acólitos al juego posicional, físico y efectivo y vertical en cuanto a la creación atacante.

Finalmente, Paolo Cannavaro, que juega en el Sassuolo, redondeó el paisaje con una mirada compartida por bastantes analistas. En este aterrizaje en el fondo de la historia del calcio, el hermano del Balón de Oro expresó en las redes sociales este mensaje: "Chicos, el Mundial no lo hemos perdido hoy, lo perdimos hace 15 años cuando gracias a la ley del trabajo llegaron a Italia paquetes, de cada parte del mundo, a quitarle injustamente el puesto a nuestros chicos. Les dimos dinero, gloria y formación gracias a nuestros técnicos italianos, que siguen siendo los mejores. Espero que hoy que hemos tocado fondo se refunde nuestro fútbol. Que se vayan las momias que gestionan el fútbol italiano y sin darle espacio a los jóvenes en el campo. Al margen de esto, honor al gran Buffon, que ha perdido la oportunidad de ser el único jugador en estar en seis mundiales y aún así ha dado la cara. Esperemos que tus lágrimas sean las últimas de nuestro fútbol, apoyemos a la Italia joven que viene, volvamos a ser Italia, la que el mundo entero ha envidiado aunque haya tenido que ocurrir esto para despertarnos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.