www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SEMIFINALES

ATP Finals. Goffin sorprende al mundo, gana a Federer y jugará la final | 2-6 / 6-3 / 6-4

El belga rompió los pronóstico y finalizó el sublime año del suizo.

David Goffin ha hecho historia este sábado. Al ganar a Roger Federer, número dos del mundo, por primera vez en su carrera (iban 7-0 en sus duelos directos), se convirtió en el primer tenista belga que llega la final del ATP Finals. Una hora y 45 minutos duró la batalla que finalizaría con un 2-6, 6-3 y 6-4 que refrendó el mejor físico de un ganador que debió remontar el set inicial. Así, el debutante y primer finalista cierra el círculo después de haber derrotado a Rafa Nadal en el primer enfrentamiento del torneo.

Empezó esta Copa de Maestros como el séptimo del circuito y podría concluir en la cuarta plaza del ránking mundial. Y es que esta edición sorprendente culminó su imprevisibilidad en esta jornada. El coloso de Basilea, legendario en 2017, cayó ante un jugador que sólo ha ganado cuatro títulos en su carrera -dos este curso-. Sólo había logrado arrebatar dos sets el belga al helvético en sus siete partidos precedentes pero en esta tarde confirmó su recuperación de la grave lesión sufrida en Roland Garros.

Roger, que sacrificó la lucha por el numero 1 en busca de descansar y afrontar la batalla por este trofeo con garantías, no pudo acceder a la final de Masters por undécima ocasión. A pesar de disponer de un día de inactividad más que su oponente. Ese matiz parecería haber sentado mejor a un Goffin que llegó lanzado en cuando a su confianza (este viernes tumbó a Dominic Thiemm por 6-4 y 6-1). Y en este escenario competiría con el mejor tenis de su vida aunque perdió el primer set en 33 minutos.

En la primera manga todó marchaba para un Federer firme, comedido y cómodo. Dos breaks le bastaron para adelantarse y allanar su camino, pero Goffin entraría mentalmente en el partido a partir de ese punto. No volvería a ceder su servicio y rompería el ajeno dos veces. Así, ganando en fe y convicción fue soltando su ramillete de golpes y defensas que le vieron crecer hasta creer que era posible.

Sumaría el inesperado finalista dos saques directos en el último juego del evento. Sumaría 7 aces en total. Su ilustre competidor, por su parte, acumularía tres dobles faltas y un escueto 61% con el primer saque. Además, Roger sólo alcanzaría a aprovechar dos roturas de las 11 oportunidades disponibles y llegó a los 36 errores no forzados. Demasiado peso, incluso para un nombre que es tratado como el mejor que haya conocido este deporte.

"Es un poco decepcionante acabar de esta manera. Pero lo que ha pasado es menos importante si pienso en cómo ha sido la temporada completa. Con este año, estoy extremadamente feliz", reflexionó el suizo al término de su semifinal y de su año. "Es simple, no sentí que pudiera hacer muchas cosas diferentes en esta pista. Si me dices que (Goffin) iba a jugar atrás en la pista y a darle mucho efecto a la bola... en fin, es un gran cambio. A parte de eso, no vi muchas diferencias respecto a nuestros enfrentamientos previos", analizó, ciertamente contrariado.

Y concluyó argumentando lo siguiente: "Estoy muy aliviado de haber podido acabar la temporada fuerte en Shanghai, la Copa Laver, Basilea y aquí. Eso te muestra que las lesiones son cosa del pasado. Considerando cómo fue el año pasado, esta temporada ha sido perfecta". "Siento que necesito vacaciones en este momento de la temporada, no solo por mí, también por mi mujer y por mis hijos. Todos necesitamos pasar tiempo con la familia. Amamos eso. Son los momentos más importantes de nuestra vida", zanjó el ganador del Abierto de Australia (quinta vez) y de Wimbledon (octava).

Después, Dimitrov necesitó cuatro bolas de partido para doblegar la resistencia de Sock, que se defendió hasta el final con todas sus fuerzas, para intentar ganar al búlgaro por tercera vez, salvando 'match points'. Sock salvó uno en su victoria contra Dimitrov en Montreal en 2015, y cuatro en marzo de este año en Indian Wells. Pero en el O2 no tuvo tanta fortuna, y eso que dispuso de dos bolas de rotura en el noveno juego del tercer set, cuando el búlgaro cerró el partido.

El estadounidense, primero de esta nacionalidad en disputar el Masters después de Andy Roddick en 2007, ganó el primer set en 47 minutos gracias a su eléctrico golpe de derecha, salvando una ventaja inicial de Grigor de 3-0 y rompiendo luego dos veces el saque de su rival. Y en el segundo set, de nuevo Dimitrov se colocó en ventaja rápidamente, para ganarlo en blanco en tan solo 22 minutos, acelerando en cada jugada.

El tercero fue más competido. Sock dispuso de una punto de rotura en el primer juego pero no pudo concretarlo, y luego perdió su saque en el octavo (5-3) tras cometer dos dobles faltas. Dimitrov mantuvo la calma en el siguiente, y su revés cortado dinamitó la derecha del estadounidense. De ganar este domingo, el búlgaro acabaría invicto en el torneo, y ganaría un cheque por 2.549.000 dólares y 1.500 puntos con lo que acabaría el año tercero del mundo por detrás de Nadal y Federer.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.