www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PRUEBA DE RESISTENCIA

Fernando Alonso ya calienta: más de 100 vueltas en un test para las 24 Horas de Le Mans

domingo 19 de noviembre de 2017, 18:00h
El asturiano se ha subido por primera vez al Toyota que le llevará a iniciarse en la Resistencia.

"Probar un prototipo LMP1 es genial para cualquier piloto de carreras porque estos coches son geniales de conducir. Son consistentes y eso es positivo. Llevaba tiempo queriendo probar un coche como este. Hoy he podido hacerlo y estoy feliz", reflexionó Fernando Alonso tras haber dado 113 vueltas en su estreno al mando de un monoplaza de Resistencia. Su aterrizaje en una aventura que debería conducirle a tratar de alzarse con las 24 Horas de Le Mans, de cara a la consecución de la anhelada Triple Corona.

El español, de 36 años, formó parte de la jornada de test de novatos del Mundial de Resistencia (WEC), organizada y desarrollada en el circuito de Baréin. Se puso, por primera vez, al volante del TS050 Hybrid de Toyota y definió sus sensaciones como un día que ha resultado "fantástico". Por la mañana ejecutó 37 vueltas, el que más rodó en el trazado de todos los pilotos participantes, aunque finalizó con el peor crono. Pero era su debut y se trataba de familiarizarse e ir acumulando sensaciones.

Ya en la sesión de la tarde, Alonso subió su número de giros hasta los 113, también el que más kilómetros acumuló este domingo (un total de 611 kilómetros, con un mejor tiempo de 1:43.013). Concluiría el día de inauguración a 2.7 segundos del mejor, un Porsche, pero se situó a sólo 0.9 segundos de su compañero en Toyota (número 8), Sebastien Buemi.

El piloto de McLaren en Fórmula Uno aprovechó el receso que esa competición le concede hasta el Gran Premio de Abu Dabi para rodar sus primeros kilómetros en la categoría de Resistencia. Lo hizo, además, un día después de que concliuyera el Mundial de dicha categoría. Tras el meeting de pilotos se subió al monoplaza con el que aspira a triunfar en una de las pruebas legendarias del automovilismo, pero le queda mucho por recorrer para poder competir en igualdad de garantías con los especialistas de la Resistencia.

No obstante, las sensaciones resultan diversas. Un coche de esta disciplina alcanza sólo la velocidad y los tiempos que pertenecen a los F2, muy alejados de la potencia de la Fórmula Uno. Pero el sueño del mejor piloto de la historia del deporte español no tiene fecha de caducidad y, por el momento, ha de acostumbrarse y domar a los más de mil caballos de su Toyota TS050 y al desafío anatómico y mental que se le presentará cuando entre en harina en el mundo de la categoría más exigente del automovilismo.

Con las banderas de España y Asturias en el casco y sin patrocinadores -estuvo corriendo con un Toyota y neumáticos Michelin al tiempo que su contratocon Honda y Pirelli sigue en vigor- ha arrancado el viaje a la gloria que pretende Alonso. El asturiano gateó en Shakir con el quinto mejor crono -al escoger efectuar tandas largas-, lejos del mejor tiempo firmado por el Porsche de Timo Bernhard pero sorprendentmenete cerca del piloto oficial de Toyota en el Mundial de Resistencia, Buemi, que finalizó en el segundo peldaño.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.