www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

VENEZUELA

La intervención de Maduro en los precios arrasa los mercados de alimentos
Ampliar

La intervención de Maduro en los precios arrasa los mercados de alimentos

sábado 25 de noviembre de 2017, 15:53h
El control estatal de los precios ha conllevado consecuencias duras para los comerciantes.

Nicolás Maduro anunció que iba a implementar una política intervencionista sobre los precios de los alimentos, con el fin, según su relato, de acabar con la inflación provocada por las manos privadas y extranjeras que manipulaban los valores para generar desabastecimiento y crisis en su mandato. Pues bien, pasados los días se pueden extraer las primeras consecuencias, y lo que se ha visto en los mercados tradicionales de Venezuela es la indignación de los comerciantes.

Funcionarios del régimen obligaron a los vendedores a bajar hasta un 30% el precio de sus mercancías, por lo que sus balances financieros se desmpomaron y, además, comprobaron como el descenso de los valores repentino ejerción como efecto llamada en los consumidores. El resultado fue la venta absoluta de todas las existencias en pocas horas y la consiguiente falta de reposición, pues el margen de beneficio ha quedado reducido al mínimo para los empresarios.

Desde el mercado capitalino de Guaicaipuro, un comerciante explica que "nos hicieron bajar un 15 % los precios de todo lo que vendemos. Todo se terminó en muy poco tiempo y hoy no nos queda casi nada". "Tuvimos que vender a pérdida. Hemos perdido mucho dinero", arguyó antes de confesar que siente "mucho miedo" por la direza de los controles impuestos. Además, denuncia que un buen puñado de proveedores ya no le llevan los artículos por no alcanzar rentabilidad.

El 12 de noviembre fue el día en que comenzaron las inspecciones chavistas dentro de la cruzada contra los que el Ejecutivo llama "especuladores". Inspectores de la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socio-económicos (SUNDDE), acompañados de funcionarios de la Guardia Nacional (GNB, policía militarizada), son los encargados de vigilar que el control de precios está siendo aplicado. El proceso, según han relatado los comerciantes, arranca con la toma del mercado por parte de las autoridades.

Esa maniobra estatal ha conllevado, además, que muchas tiendas cierren, tanto por oposición ideológica como por falta de suministro de sus porveedores. Y es que los inspectores y agentes de la policía chavista tienen la capacidad de confiscar productos y multar a los comerciantes que se salten la nueva orden económica. El delito que se les puede imputar es "especulación" o incumplimiento de regulaciones. Las básculas fueron algunos de los objetos requisados, al considerar las autoridades que estaban adulteradas para manipular el peso y favorecer a los comerciantes.

Según explican algunos de los mercaderes agraviados, militares y policías permanecieron en el mercado un día después de la inspección para controlar que las pocas tiendas que seguían abiertas vendieran el pollo y la harina al precio y la cantidad regulados. Así se está desarrollando el "Plan Navidades Felices contra la Especulación", con informes puntuales de la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socio-económicos que garanticen la "revolución económica" y "el derecho a la felicidad social", según Maduro.

Ante este escenario se ha manifestado la Federación Nacional de Ganaderos. Lo ha hecho por medio de uno de susportavoces, que ha declarado que tras el cumplimiento de la orden chavista "inmediatamente lo que se produce es una desaparición del producto, dado que cuando las personas son obligadas a bajar a unos precios por debajo de sus costos, obviamente la actividad deja de ser rentable". Y después de denunciar que restaurantes han dejado de recibir alimentos desde que arrancó el control del régimen del precio del 50 productos básicos, confesó que "para evitar otro golpe al consumidor final, nosotros terminamos aceptando unos precios para nuestros productos que no eran los precios que nosotros proponíamos".

"Pero esos precios fueron acordados hace seis semanas, y en el momento hiperinflacionario que vive Venezuela han quedado desfasados", agrega. Así, desde ese organismo ganadero se reclama que se revisen los precios fijados de manera semanal, pero han denunciado que Maduro no atiende a esa argumentación, recalcando que la reevaluación de las cantidades impuestas se realizará al mes de su implementación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.