www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

A ANNA GABRIEL LE TIEMBLA HASTA EL FLEQUILLO

martes 28 de noviembre de 2017, 12:08h
Creía la pobrecita que todo el monte era orégano. Que los despropósitos, los desplantes, las intemperancias...

Creía la pobrecita que todo el monte era orégano. Que los despropósitos, los desplantes, las intemperancias, las provocaciones y las chulerías la mantendrían en el machito. Resulta que la CUP la ha cuestionado y que fiscales y jueces estudian su actuación pública en el intento de golpe de Estado perpetrado en Cataluña por Carlos Puigdemont y sus cómplices. Periodista Digital, el excelente diario que dirige Alfonso Rojo, ha pormenorizado la situación de Anna Gabriel, zarandeada por todos los costados: “Busca, según Periodista Digital, trabajo bien remunerado tras cepillársela la CUP”.

La proclamación de la República catalana el pasado 27 de octubre, saltándose la ley a la torera, ha abierto la investigación judicial sobre una serie de hombres y mujeres, algunos libres por el momento, encausados otros, prófugos los Puigdemont y sus cómplices, encarcelados los Oriol Junqueras y sus compinches, en libertad provisional Carmen Forcadell y sus colaboradores parlamentarios. Anna Gabriel se encuentra en los aledaños de la sedición. En cualquier momento el magistrado Pablo Llerena podría convocarla a declarar ante el Tribunal Supremo. A la pobre diputada le tiembla hasta el flequillo. Periodista Digital afirma que “podría acabar pronto entre rejas por bocazas y liosa”.

La mayor parte de los dirigentes secesionistas catalanes, contando con la debilidad arriólica de Mariano Rajoy, creían que podían decir y hacer lo que les viniera en gana. No han tenido en cuenta que España es un ejemplar Estado de Derecho y que, antes o después, el peso de la ley recaería sobre los que han infringido la Constitución. Para muchos observadores Anna Gabriel ha cometido presuntamente delito de sedición. La maquinaria de la Justicia, puesta en marcha, podría triturarla.