www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

José Luis Corral: Los Austrias II. El tiempo en sus manos

domingo 17 de diciembre de 2017, 16:33h
José Luis Corral: Los Austrias II. El tiempo en sus manos

Planeta. Barcelona, 2017. 742 páginas. 21,90 €. Libro electrónico: 7,99 €.

Por Jorge Pato García

Pocas figuras de la historia de la Humanidad han alcanzado la trascendencia a la que llegó Carlos de Habsburgo. Bien claro lo deja el escudo imperial con el lema “Plus Ultra”, y es que bajo su persona se reunió el poder más amplio que se haya conocido. Carlos I de España contó con otra pléyade de títulos que daban buena idea de la confluencia de poder que poseía su persona. Es quizás, junto con sus abuelos maternos los Reyes Católicos, la figura de mayor trascendencia mundial de su época.

Carlos tuvo dos grandes batallas que librar durante su reinado: la primera la defensa de su imperio de los ataques de los otomanos, que consiguieron adentrarse hasta casi el corazón de Europa. Y la segunda, como ocurre con cualquier monarca, garantizar la descendencia. Todo ello con la necesidad de mantener la fe católica unida en un momento en el que surgieron cismas como el anglicano.

En esta novela vamos a conocer de primera mano las vivencias de Carlos desde que es proclamado emperador de Alemania en 1519, hasta la muerte de la emperatriz Isabel en 1539. De esta última se dice que fue una de las mujeres más bellas de su tiempo, hasta el punto de que su cadáver ya putrefacto sirvió para la conversión del duque de Gandía en san Francisco de Borja.

Unido a la historia de la vida del monarca tenemos el relato de la familia Losantos, una saga de médicos al servicio de su Majestad que se verán hostigados por la Santa Inquisición debido a su condición de judíos conversos. Denuncias falsas, torturas y relajación al brazo secular, que es como se conocían las sentencias a muerte de los herejes.

Sin duda alguna dos existencias cercanas como la de la familia de los médicos y la del propio emperador, pero reflejando cada una de ellas dos facetas antagónicas de la época. Los primeros viviendo con la espada de Damocles de tener un pasado judío y el segundo como protagonista indiscutible del devenir del mundo en esa etapa.

Pero Carlos no solamente es el mayestático rey que tiene que tomar decisiones de importante calado, también está el Carlos como persona, como alguien que se enamora de su mujer, algo casi impensable en los matrimonios reales de esa época. Hasta tal punto llegará el amor por ella que una vez que fallezca, Carlos nunca volverá a ser el mismo. Siempre le quedará el recuerdo de su esposa plasmado en ese heredero que el mundo conocerá con el nombre de Felipe II.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios