www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL PRESIDENTE HACE BALANCE DEL AÑO EN EL QUE SE APLICÓ POR PRIMERA VEZ EL 155

Rajoy convoca la sesión constitutiva del Parlament el próximo 17 de enero

Rajoy convoca la sesión constitutiva del Parlament el próximo 17 de enero
Ampliar
viernes 29 de diciembre de 2017, 13:41h
Tras una ronda de diálogos con los principales partidos políticos, asegura que tenderá la mano a cualquier opción que esté dentro de la legalidad.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha comparecido tras el Consejo de Ministros para hacer balance del año y anunciar que la sesión constitutiva del Parlamento de Cataluña se celebrará el próximo 17 de enero. Rajoy ha llamado a una nueva etapa de entendimiento y diálogo en Cataluña dentro del marco de la ley.

Cataluña necesita un Govern "capaz de dialogar y entenderse con todos los catalanes y con el resto de España", ha manifestado Rajoy, que, en virtud de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, tiene poderes para convocar la sesión constitutiva del Parlament tras las elecciones del 21-D en las que los constitucionalistas no reunieron los votos suficientes para gobernar, a pesar de la victoria de la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

Rajoy ha asegurado que el Gobierno tiende la mano a cualquier opción política siempre y cuando esté dentro de la legalidad vigente, para construir una nueva etapa en Cataluña que permita "revertir las adversidades económicas" que ha ocasionado el 'procés', mitigadas en parte, ha dicho, "por la seguridad que aportó el 155".

Por ello, el presidente ha apelado al futuro Gobierno de la Generalitat a que no vuelva "a poner a prueba" la calidad de la democracia, la independencia de poderes, el imperio de la ley y la serenidad de la sociedad que se han demostrado tras la aplicación del artículo 155 en Cataluña. Ha vuelto a ofrecer al futuro Govern "toda su colaboración" y su "mejor voluntad" de un diálogo "constructivo, abierto y realista" siempre que sea "dentro de la ley" para resolver los problemas de los catalanes y conseguir que Cataluña vuelva a la senda de la recuperación económica.

Rajoy ha recordado que el desafío independentista ha obligado a aplicar por vez primera el artículo 155 de la Constitución, algo que ha demostrado la "calidad de la democracia", la independencia de los poderes del Estado, el "imperio de la ley", la "utilidad de las normas" y la "serenidad" del conjunto de la sociedad. En suma, ha dicho que se ha utilizado "la ley para defender la ley y la convivencia" y ha apuntado que "lo lógico y lo razonable" sería "no volver a poner a prueba" los valores que se han defendido.

En este sentido, ha advertido de que no podrá aceptarse de nuevo "ningún chantaje, medidas de fuerza ni políticas de hechos consumados" y ha hecho ver que al igual que ocurrió tras la declaración unilateral de independencia, Europa "no concederá ningún tipo de reconocimiento o legitimidad" a quien vuelva a intentarlo. Y ha subrayado que el futuro Gobierno catalán no podrá hacer más "apelaciones a la ruptura o la ilegalidad" dado que la ley "no lo permitirá", y además ha explicado que los independentistas carecen del apoyo mayoritario de la sociedad catalana "para mantenerse en esa deriva tan perniciosa".

Confiado en que se pueda abrir una etapa en Cataluña "basada en el diálogo y no en el enfrentamiento", Mariano Rajoy ha recordado que el procés ha llevado a un "grave deterioro económico" a esta comunidad autónoma, solo mitigado en parte por la aplicación del artículo 155, como ha puesto de relieve el Banco de España.

No habrá remodelación de Gobierno

Por otra parte, Rajoy ha asegurado que no va "a hacer remodelación del Gobierno", porque "nadie" se lo ha pedido y está "cumpliendo bien con su obligación". Respecto a la necesidad de la remodelación ante la posibilidad de que el ministro de Economía, Luis de Guindos, ocupe la Vicepresidencia vacante del Banco Central Europeo (BCE), ha dicho que aún no tiene tomada la decisión.

El pasado 15 de diciembre en Bruselas, el presidente ratificó que España presentará su candidatura a ocupar esa Vicepresidencia del BCE pero no confirmó si será su ministro de Economía, Luis de Guindos. Por otra parte, ha dicho que aún no tiene nuevo jefe de Gabinete en sustitución de Jorge Moragas. El pasado viernes, el Consejo de Ministros aprobó su salida para ocupar la embajada de España ante Naciones Unidas.

Recuperación económica

Del mismo modo, Mariano Rajoy sí ha sacado pecho con que lo mejor del año 2017 ha sido la consolidación de la recuperación económica, "que cada vez se nota más en la vida de los ciudadanos", pero sobre la que se cierne "la sombra" de la inestabilidad política en Cataluña. Ha destacado que la economía española va a crecer este año por encima del 3 % por tercer año consecutivo, en tanto que será el cuarto en el que lo haga por encima de la media de la zona del euro: "Hemos recuperado el nivel de PIB previo a la crisis y dos terceras partes del empleo perdido".

Ha dicho que los motores del crecimiento de la economía y de la creación de empleo son el consumo, la inversión, las exportaciones y la construcción "que vuelve a crecer sin los excesos del pasado". Así, ha insistido en que se han recuperado 2 millones de puestos de trabajo con el horizonte de llegar a los 20 millones de ocupados a finales de 2019. También ha reiterado que este año se crearán 600.000 empleos y que el objetivo es situar la tasa de paro en el 11 % en 2020.

El presidente ha valorado la reciente firma del acuerdo para subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 850 euros en 2020, así como la prórroga del programa Prepara para desempleados de larga duración, medidas que cree que trasladan la recuperación a toda la ciudadanía. A su juicio, hay razones para ser optimistas de cara al futuro, ya que España ha corregido los desequilibrios que lastraban la economía, lo que ha permitido sumar cuatro años consecutivos de crecimiento, creación de empleo y superávit por cuenta corriente, "algo que nunca había ocurrido".

"La única sombra es el factor de inestabilidad que genera la política en Cataluña", ha dicho Rajoy, que ha recordado que por este motivo se revisó a la baja la previsión de crecimiento para 2018, hasta el 2,3 %. No obstante, el presidente ha señalado que si la situación en Cataluña se normaliza la economía podría crecer a tasas "similares" a las de los últimos años, en el entorno del 3 %, en tanto que se mantendría una creación de empleo de alrededor de medio millón de puestos de trabajo. "Si seguimos haciendo las cosas bien -ha añadido- la economía crecerá al menos de media el 2,5 % hasta 2020, la tasa de paro se situará en el 11 % y se saldrá del procedimiento de déficit excesivo".

El primer paso para avanzar hacia ese horizonte, ha subrayado, es es aprobar "lo antes posible" los Presupuestos Generales del Estado de 2018. "Pondré todo mi empeño en ello (...) a partir de enero", ha afirmado Rajoy, que ha recordado la importancia de renovar los pactos que se lograron el año pasado para sacar adelante las cuentas del Estado.

Si no hay Presupuestos, ha incidido, continuaremos con la prórroga de los actuales pero "siempre es mejor aprobarlos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.