www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Las incógnitas sobre la detención de “El chicle”

miércoles 03 de enero de 2018, 08:22h

Los máximos responsables de la investigación sobre la desaparición de Diana Quer, el coronel de la UCO, Manuel Sánchez Corbí, y el coronel de la Comandancia de La Coruña, Javier Jambrina, han ofrecido este martes una excepcional rueda de prensa para explicar los pormenores de la detención de José Enrique Abuín, alias “El chicle”.

Los mandos de la Guardia Civil reconocieron que el detenido figuraba entre los principales sospechosos desde el principio, pero que ya en noviembre pasado se convirtió en “el número uno”. Y aunque “no tenían dudas de que “El chicle” había secuestrado a Diana Quer “tuvieron que afanarse en terminar unos informes extremadamente largos para poder enviárselos al juez antes de proceder a su detención”.

Los agentes de la Guardia Civil, pese a los antecedentes criminales de José Enrique Abuín, condenado por narcotráfico y denunciado por haber violado a su cuñada, pese a contar con las grabaciones de vigilancia de la zona en la que aparecía su vehículo, pese a ser el sospechoso “número uno” de haber secuestrado a Diana Quer, tuvieron que aceptar que el juzgado de instrucción número 1 de Ribeira archivara provisionalmente la causa “por falta de pruebas concluyentes”.

Nadie puede dudar de la eficacia de la Guardia Civil, del tesón y experiencia de sus agentes que siguieron investigando el caso pese al archivo judicial, pero la detención de “El chicle” se produjo por el instinto depredador del sospechoso que el pasado 25 de diciembre intentó de nuevo secuestrar a una joven en Boiro, que al resistirse y gritar alertó a unos vecinos que acudieron en su socorro lo que hizo huir a José Enrique Abuín. Los datos aportados por la chica sobre el coche y los rasgos físicos del presunto autor de los hechos precipitó su detención.

Llama la atención que, pese a estar en el foco de la Guardia Civil como sospechoso “número uno”, pese a que desde el pasado noviembre los agentes tenían la seguridad de que “El chicle” era el autor de la desaparición de Diana Quer, el asesino confeso campara a sus anchas y estuviera a punto de cometer otro crimen. Solo el coraje de la joven al forcejear con Enrique Abuín la salvó de ser secuestrada. Y solo gracias a su testimonio “El chicle” pudo ser detenido.

En su comparecencia de este martes, los responsables de la Guardia Civil no quisieron denunciar las trabas burocráticas que tienen que superar para poder actuar con la celeridad que requieren casos como este. Pero resulta evidente que si no arrestaron antes a “El chicle” se debió a que “tuvieron que afanarse en terminar unos informes extremadamente largos”. Como siempre, la Guardia Civil ha llevado a cabo un trabajo excepcional. Pero “El chicle”, el delincuente más buscado de España, está detenido por la heroicidad de una joven que se enfrentó a él y le denunció.

Algo ha debido fallar en el sistema judicial que, pese a tener que ser garantista, no debería poner trabas al ejemplar trabajo de la Guardia Civil. ¿Por qué el Juzgado de Instrucción número 1 de Ribeira archivó el caso en abril? ¿Qué pruebas necesita un juez para firmar la orden de detención de un hombre con antecedentes por agresión sexual y localizado por la Guardia Civil en el lugar de los hechos?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)

+
0 comentarios