www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ORIENT EXPRESS

Las reformas en Uzbekistán

domingo 07 de enero de 2018, 19:22h

El pasado 22 de diciembre el presidente de Uzbekistán Shavkat Mirziyoyev pronunció un discurso en el Parlamento uzbeko -el Oliy Majlis- en el que resumió los cambios que se están produciendo en el país y anticipó las reformas que van a comenzar en breve. Tras el largo periodo de la presidencia de Islom Karimov (1990-2016), el gobierno de Mirziyayev ha emprendido un ambicioso programa de modernización del país que comprende los órdenes más importantes de la vida política, económica y social.

Algunos de estos cambios ya son visibles como la liberalización del mercado de divisas el pasado 2 de septiembre. Conviene advertir que la dificultad para convertir las divisas era uno de los grandes problemas para atraer la inversión extranjera así como para asegurar los riesgos de las operaciones comerciales debido a la falta de convertibilidad de sum, la moneda nacional uzbeka.

Sin embargo, esto es sólo el principio. El presidente Mirziyoyev ha anunciado medidas que producirán una transformación muy profunda de la república centroasiática. Inspirado en el principio de que “no es el pueblo el que debe servir al Estado sino el Estado el que debe servir al pueblo”. Con un crecimiento del producto interior bruto del 5%, Uzbekistán va a retomar las conversaciones para incorporarse a la Organización Mundial del Comercio, que llevaban paradas desde los años 90. En 2017 se han creado más de 300.000 puestos de trabajo y se espera continuar la tendencia gracias al desarrollo de pequeñas y medianas empresas.

Las reformas no sólo afectan a sectores como la economía. Se va a reordenar el papel de los poderosísimos servicios de seguridad del Estado modernizando su normativa y reforzando la autoridad de los representantes del presidente -los gobernadores y alcaldes- en las provincias y las ciudades. Esto irá unido a una mayor descentralización del poder. La vertebración del territorio y la libertad ambulatoria se potenciarán suprimiendo los controles de carreteras en el interior del país de forma que se potencien el comercio y el turismo.

Otro de los ejes centrales de la política de Mirziyoyev va a ser la lucha contra la corrupción entre los policías encargados del control del tráfico. El presidente ha anunciado la instalación de cámaras que grabarán todo el proceso desde que se detiene un vehículo. Sin cámara, el policía no tendrá derecho a parar ningún vehículo. Todo tendrá que grabarse so pena de responsabilidad del policía.

Mirziyoyev es un político interesante. Rompe con muchos tópicos y estereotipos. Por ejemplo, usa habitualmente redes sociales. Tiene 264.000 seguidores en su cuenta de Instragram en uzbeko y más de 40.000 en la que tiene en inglés. Lo siguen más de 150.000 personas en Facebook y más de 100.000 en Telegram. Si el futuro es digital, el presidente uzbeko ya se ha instalado en él.

Tal vez por eso, parte de las reformas van encaminadas a fomentar la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos a través de la creación de un portal llamado “Mi opinión” que sirva para impulsar la iniciativa legislativa popular. Será obligatorio para los miembros del Parlamento la toma en consideración de las iniciativas surgidas de este portal.

Las reformas también alcanzarán derechos fundamentales como la libertad de expresión e información. Hoy, en Uzbekistán, funcionan más de 1.500 medios de comunicación. Es prometedor que el presidente impulse la creación de una Universidad de Periodismo y Comunicación que prepare a los profesionales de un sector en pleno desarrollo y cuya labor para el fortalecimiento democrático el propio presidente ha reconocido.

Las sociedades post-soviéticas han emprendido caminos muy distintos desde los años 90. Uzbekistán fue el centro de la civilización islámica y contribuyó de forma decisiva al desarrollo de la ciencia, el arte, la literatura y la filosofía. El Festival Internacional de Música Sharq Tarolanari-, que se celebra todos los años en el marco incomparable de la plaza Registán de Samarcanda, muestra esa apertura al mundo que ha caracterizado al centro de la Ruta de la Seda. Así, las reformas anunciadas por Mirziyoyev son, coherentes con la tradición del país. Esto no significa que vayan a ser sencillas, pero la vocación de llevar prosperidad a los ciudadanos que el presidente expresó en la Asamblea de Naciones Unidas el pasado 19 de septiembre exige cambios como los que ha anunciado ahora.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Las reformas en Uzbekistán

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    7175 | Luis María Bianchi - 08/01/2018 @ 06:29:19 (GMT+1)
    Dela Serna es un experto en asuntos que no interesan al lector de un diario informativo, son asuntos de otro nivel.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.