www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

POESÍA

Vicente Aleixandre: Poesía completa

domingo 28 de enero de 2018, 18:18h
Vicente Aleixandre: Poesía completa

Edición de Alejandro Sanz. Lumen. Barcelona, 2017. 1.506 páginas. 49,90 €. Libro electrónico: 12,99 €. Con la inclusión de varios poemas inéditos, nueva y rigurosa edición de la poesía completa del gran autor de la Generación de 1927. A cargo de Alejandro Sanz, estudioso de su obra y presidente de la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre, nos permite leer o releer al Premio Nobel en toda su brillantez e intensidad. Por Federico Aguilar

En el número 3 de la calle Velintonia de Madrid hay una casa en un deplorable estado ruinoso. Pero no es una casa más. En ella vivió Vicente Aleixandre, el poeta que vino al mundo en Sevilla el año que marcó a una pléyade de influyentes escritores, la Generación de 1898, y que formó parte de uno de los grupos poéticos más decisivos de las letras españolas del siglo XX: la Generación de 1927, aglutinadora de nombres como los de Federico García Lorca, Rafael Alberti, Luis Cernuda o Dámaso Alonso.

En Velintonia vivió el autor de uno de los poemarios más fascinantes, La destrucción o el amor, y, sobre todo, creó. Creó una obra que atraviesa distintas etapas -pero todas igualmente brillantes, quizá la que más la de su surrealismo heterodoxo-, según han analizado sus estudiosos, como, entre otros, Carlos Bousoño, Kessel Schwartz, Gabriele Morelli, Giancarlo Depretis, Vicente Granados, Yolanda Novo, o Alejandro Sanz, presidente de la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre y responsable de esta edición de la Poesía completa del Premio Nobel de Literatura, de cuya concesión se cumplieron cuarenta años el pasado 6 de octubre.

A esta nueva edición la precede un interesante prólogo, debido a Alejandro Sanz, en el que este aborda las claves del poeta, poniendo especialmente de relieve su particularidad: “En pocos poetas de la generación del 27 -señala Sanz- como en Vicente Aleixandre se percibe una evolución tan sólida y ejemplar, tan consecuente y fértil, tan alumbradora. Una generación a la que, en sus palabras, ‘les unió una exigencia máxima en la visión de la poesía’, de la ‘expresión moderna de la poesía’. Su obra, con los años, se renueva y enriquece, avanza y se eleva en un anhelo de conocimiento y comunicación, que le singularizan inconfundiblemente”.

La edición recoge toda su producción, desde su primer poemario, Ámbito -compuesto entre 1924 y 1927, y publicado un año después-, hasta el que sería el último, Diálogos del conocimiento (1974), junto a poemas sueltos, basándose en un minucioso cotejo de todas las ediciones de sus libros, sobre todo las que él mismo revisó, algo que hacía habitualmente. A la vez, el editor del volumen no ha olvidado examinar los poemas que vieron la luz en revistas y los que el propio Alejandro Sanz conserva en su archivo que le legó el escritor y crítico José Luis Cano -impulsor de la revista Ínsula y fundador de la colección y del premio Adonais, emblemas de la poesía española-, amigo de Aleixandre y especialista en su figura.

Hay que destacar en la edición la aparición de varios poemas inéditos, cuya composición Sanz sitúa entre 1934 y 1936, en la época de Mundo a solas, y que se agrupan en el volumen bajo el título de “Violento destino”. Son poemas marcadamente pesimistas, como estos impresionantes versos que forman parte del inédito “Mentira del hombre”: “El hombre enciende su permitida lumbre, / su verdad, su mentirosa gloria, / enciende sus cristales de vano poderío / y alumbra vaga imagen o fantasmas sin luz. // El hombre enciende a veces su corazón, y duda. / ¿Qué mirar? ¿Hacia dónde? ¿Hacia qué luna estéril? / ¿Hacia qué boca oscura, qué barranco, qué mares? […] “Todo es mentira. / La verdad rueda como un sol apagado, / bestial tambor donde unas manos de niño / quieren delicadamente imitar a tus brisas. / Todo, todo es mentira. / Hombre que nunca existe. / Sombra que nunca existe. / Tierra o vago vestido que una mano abandona.” Cuando Aleixandre los concibió era un momento convulso en nuestro país, que desembocaría en tragedia, y muy delicado para el poeta, tras el fallecimiento en marzo de 1934 de su madre, Elvira Merlo, a quien se sentía muy unido, y cuya muerte fue un durísimo golpe. Por otro lado, en esta edición se incluyen como apéndice las notas previas que Aleixandre escribió sobre cada uno de sus poemarios en su antología personal Mis poemas mejores, así como una útil selección bibliográfica de y sobre Aleixandre.

Velintonia 3 no fue una torre de marfil para Vicente Aleixandre. Pasaron por allí no solo la mayoría de sus compañeros y amigos de generación, Luis Cernuda, García Lorca, Jorge Guillén…, sino también poetas de la del 50, de la del 36 y de los novísimos, y nombres imprescindibles de la poesía en español, como es el caso de Pablo Neruda. Sin duda, el mejor homenaje que se le puede rendir a un escritor para que no caiga donde habita el olvido es leerlo y relerlo. Y esta solvente edición es perfecta para ello. Pero no estaría ni mucho menos de más que Velintonia 3 se convirtiera otra vez en la Casa de la Poesía.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(1)

+
0 comentarios