www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DE NUEVO, LA GRAN COALICIÓN

Merkel y Schulz alcanzan un acuerdo de gobierno

La canciller alemana y líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU), Angela Merkel (c), su socio conservador bávaro Horst Seehofer (i), y líder socialdemócrata, Martin Schulz.
Ampliar
La canciller alemana y líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU), Angela Merkel (c), su socio conservador bávaro Horst Seehofer (i), y líder socialdemócrata, Martin Schulz. (Foto: EFE)
miércoles 07 de febrero de 2018, 15:20h
El pacto sienta las bases para el gobierno "estable" que necesita Alemania, subrayó la canciller.

La canciller alemana, Angela Merkel, logró este miércoles un acuerdo para reeditar la gran coalición con el Partido Socialdemócrata (SPD), que ganará peso en el futuro gabinete y cuyo líder, Martin Schulz, deberá ahora convencer a sus militantes para que den luz verde al pacto.

Más de cuatro meses después de las elecciones y tras una última maratoniana jornada negociadora de 24 horas, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, su ala bávara de la Unión Socialcristiana (CSU) y el SPD cerraron un documento de 177 páginas, que, según la canciller, dará una "nueva dinámica" al país.

El pacto sienta las bases para el gobierno "estable" que necesita Alemania y que "muchos en el mundo esperan", subrayó Merkel, en puertas de ser investida jefe del ejecutivo por cuarta vez.

El acuerdo se someterá al voto de los 463.723 militantes socialdemócratas en una consulta vinculante, con el escrutinio fijado para el 4 de marzo, y Schulz aseguró que trabajará para convencerles de que se trata de "un muy buen acuerdo", consciente de las divisiones internas.

Aunque el SPD no ha conseguido incluir en el acuerdo todas sus reivindicaciones, muchos puntos llevan su sello, como las multimillonarias inversiones en educación, vivienda y digitalización, el refuerzo de la atención a la dependencia o la apuesta por reforzar la UE y la eurozona de la mano de Francia. El pacto, aseguró Schulz, marca un "cambio de rumbo" en la política europea de la gran coalición alemana, a favor de aumentar sus contribuciones al presupuesto comunitario y de crear un fondo monetario europeo.

Sin embargo, entre las concesiones más destacadas está la del Ministerio de Finanzas, que tras dos legislaturas en manos de Wolfgang Schäuble, guardián de la austeridad en la eurozona, pasará al SPD, que ha defendido durante las negociaciones una UE solidaria que potencie las inversiones y el crecimiento.

Nuevo Gobierno, a la espera de las bases

El nuevo acuerdo, que abre la puerta a una cuarta legislatura de Merkel como canciller, deberá ahora ser sometido a una consulta vinculante entre los militantes socialdemócratas, que tendrán así en sus manos el futuro del Ejecutivo alemán. Las direcciones de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller, su ala bávara de la Unión Socialcristiana (CSU) y el Partido Socialdemócrata (SPD) confirmaron el acuerdo tras más de 24 horas de reuniones ininterrumpidas en Berlín, en las que se limaron las últimas diferencias y se redacto un documento final de 177 páginas.

El líder socialdemócrata será el próximo ministro de Asuntos Exteriores alemán, cartera que mantendrá el SPD en el futuro gabinete. Como en la pasada legislatura, el SPD se hará cargo de seis de los catorce ministerios, pero cambiará Economía por Finanzas, considerado de mayor peso y que hasta ahora se habían reservado los cristianodemócratas. Desde el Ministerio de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ahora presidente del Bundestag, se convirtió en uno de los principales defensores de la austeridad ante la crisis del euro, pero durante las negociaciones de coalición el SPD se ha mostrado partidario de dar un giro en la política europea y de apostar por más inversiones y crecimiento. Otro ministerio que cambiará de manos será el de Interior, que los cristianodemócratas ceden a sus socios bávaros, defensores de un endurecimiento de la política de inmigración y muy críticos con la gestión de la crisis de los refugiados que realizó Merkel la pasada legislatura.

En el acuerdo se ratifica la intención de que la llegada de nuevos refugiados al país no supere una horquilla de entre 180.000 y 220.000 personas y se fijan límites a la reagrupación familiar.

El documento recoge todo un programa de gobierno para los próximos cuatro años, con inversiones multimillonarias en educación, vivienda y digitalización, garantías de estabilidad para las pensiones, mejoras en la atención a la dependencia y una clara apuesta por una Europa "fuerte, democrática, competitiva y social". Schulz, que, según el diario "Süddeustche Zeitung" dejará la presidencia del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) para ser ministro, había afirmado que su objetivo era lograr un programa con un marcado carácter socialdemócrata y con él convencer a los militantes de su partido, dividido ante la idea de reeditar la gran coalición con Merkel.

Tras la debacle en las elecciones del 24 de septiembre, cuando el SPD cosechó un mínimo histórico (20,5 %), Schulz rechazó de plano una nueva alianza con los conservadores, aseguró que nunca formaría parte de un gabinete bajo Merkel y consideró que el partido debía renovarse en la oposición. Pero la canciller fracasó en su intento de aliarse con liberales y verdes, y Schulz se abrió a dialogar con los conservadores, por por recomendación expresa del presidente del país, Frank-Walter Steinmeier, e incluso del presidente francés, Emmanuel Macron.

Los dos bloques cerraron un preacuerdo a mediados de enero y en el congreso extraordinario convocado por el SPD el 21 de enero para refrendarlo quedó clara la división del partido, que dio luz verde al inicio de las negociaciones formales con Merkel por un 56 %. Entre los sectores más críticos están las Juventudes Socialdemócratas (Jusos), que lanzaron una campaña para reclutar nueva militancia con el objetivo de que el pacto de coalición acabe bloqueado en la consulta entre los afiliados al SPD, que sigue cayendo en las encuestas. Desde el pasado enero, se han registrado 24.339 nuevas afiliaciones al partido y un total de 463.723 militantes tendrán derecho a votar a principios de marzo el pacto alcanzado hoy.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.