www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA CUP DICE LA VERDAD

jueves 15 de febrero de 2018, 12:52h
Los presuntos instigadores del golpe de Estado en Cataluña, acusados de los delitos de rebelión, sedición...

Los presuntos instigadores del golpe de Estado en Cataluña, acusados de los delitos de rebelión, sedición y prevaricación, se han defendido asegurando que la proclamación de la República independiente de Cataluña el pasado 27 de octubre era solo una finta simbólica. Mireia Boya ha tenido la decencia política de decir la verdad ante el juez. De finta simbólica, nada de nada. Se trató, clara y llanamente, de proclamar la independencia real de Cataluña, violentando la Constitución y fracturando la legalidad.

Bueno, eso lo sabíamos todos, aunque en sus declaraciones para eludir o suavizar la cárcel los presuntos golpistas hayan dado marcha atrás y aseguren que están en contra de la proclamación unilateral de independencia y de que todo lo perpetrado hasta ahora era virtual sin verdaderas aspiraciones soberanistas.

En opinión de muchos, Mireia Boya, expresidenta de la CUP, ha aclarado mucho las cosas ante la opinión pública y ante Pablo Llarena. El juez no se había creído la proclamación de inocencia de los presuntos golpistas. Ahora tiene, además, el destacado testimonio de una persona especialmente relevante por el puesto que ha ocupado en la CUP. Nadie pone en duda las declaraciones de la exvicepresidenta Boya. Salvo alguna aislada excepción, todos los que participaron en el intento de golpe de Estado sabían muy bien lo que querían y se entregaron a un frenético activismo secesionista hasta que la aplicación del artículo 155 de la Constitución desbarató la tropelía y abrió la cárcel a los autores del intento de golpe de Estado. Tras el testimonio de Mireia Boya, el juez tiene más despejado el camino para que el Estado de Derecho garantice el normal ejercicio democrático en Cataluña, bajo el imperio de la ley.