www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Hay que impedir la marginación del castellano en las escuelas

viernes 16 de febrero de 2018, 12:03h

El Gobierno estudia la posibilidad de que en la matriculación del próximo curso escolar en Cataluña se incluya una casilla en la que los padres puedan elegir el castellano como lengua vehicular de sus hijos. Mariano Rajoy ha asegurado que ya se estaría estudiando en el Ministerio de Educación.

Esta medida ya era obligatoria desde 2013, cuando el PP aprobó la Lomce, aunque nunca se cumplió. Entonces, se permitía por primera vez a las familias elegir en qué lengua reciben la educación sus hijos: catalán o castellano.

En realidad, no sería necesaria la aplicación del artículo 155 para hacer cumplir las distintas leyes de Educación de los últimos 35 años, pues en todas ellas se obligaba a los colegios y escuelas a impartir el castellano, no a erradicarlo como viene ocurriendo.

Las transferencias de Educación a las Comunidades ha resultado uno de los mayores errores de la Constitución no solo por la marginación de la lengua española, sino también por los libros de texto de Historia y Geografía, plagados de manipulaciones que en muchos casos su único objetivo es inculcar el odio a España. Y ese es el verdadero germen del espectacular aumento del independentismo entre las generaciones que se han educado en los últimos 35 años.

Ahora el Gobierno, probablemente por la pugna con Ciudadanos tras el batacazo del PP en las elecciones catalanas, ha planteado que para el próximo curso se incluya esa casilla para que los padres puedan elegir el castellano como lengua vehicular de sus hijos. La propuesta, como era de esperar, ha sido rechazada por los partidos independentistas, pero también por el PSOE que en su ambigüedad habitual con el nacionalismo no ha querido secundar al Ejecutivo.

Hasta ahora, los distintos gobiernos del PP y del PSOE han mirado para otro lado para evitar enfrentamientos con los nacionalistas, en muchos casos, por depender de sus escaños para gobernar. Pero ya es hora de enfrentarse a un incumplimiento más de la ley por parte de los distintos gobiernos autonómicos si se quiere evitar el desmembramiento de España. Pues no ocurre solo en Cataluña. También en el País Vasco, en Baleares, en Valencia y hasta en Galicia los libros de texto marginan el castellano y manipulan burdamente la Historia. Mientras, el independentismo se extiende entre las nuevas generaciones.

El Gobierno, como dice hasta la saciedad Mariano Rajoy, está obligado a hacer cumplir la ley. Sería una gran noticia que en esta ocasión llegue hasta el final por muy incómodo que resulte hacerlo y por muy difícil que sea lograr que los profesores lo acaten, pues el 70 por ciento de ellos en Cataluña se declara independentista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (18)    No(0)

+
0 comentarios