www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 3

Seis Naciones. Francia estrena su casillero arrollando a Italia |

sábado 24 de febrero de 2018, 03:30h
Los galos cumplieron la expectativas aunque siguen viviendo en la depresión.

Francia ha roto la inercia negativa de ocho duelos perdidos de forma consecutiva este viernes. Lo ha hecho alcanzando su primer triunfo en la actual edición del Seis Naciones. Italia, la cenicienta, ha sido el sujeto pasivo del respingo galo y ha terminado por caer con claridad (34-17) en el Stade Vélodrome de Marsella. Pero está claro que en el XVdel Gallo las sensaciones no son ni mucho menos tan buenas como en las delegaciones precedentes.

Los locales venían de perder ante Irlanda en la jornada inaugural (13-15) y ante Escocia (32-26), por lo que quedaron ya lejos de la posibilidad de competir por el título. Y, además, acarreaban consigo la debacle acumulada, pues fueron sometidos cuatro veces frente a Sudáfrica y en otra ocasión ante Nueva Zelanda. Además, sólo pudieron alcanzar un empate ante Japón, por lo que el futuro cercano del rugby francés no atisba un horizonte claro.

Sin embargo, sí acertaron a usar a Italia como trampolín. Tres jornadas hubieron de pasar para ver ganar a los galos en el Seis Naciones. Lo consiguieron tras arrancar con fuerza, gracias a un ensayo de Paul Gabrillagues y tranformación de Maxime Machenaud. Pero con el 5-0 los transalpinos consiguieron congelar el ambiente, pues aprovecharon una acción ilegal de Maxime Mbanda para remontar. La penalización (ensayo de castigo) les puso por delante por 5-7.

Aparecería Machenaud para solventar los nubarrones con tres golpes de castigo encadenados. Así abrieron brecha los suyos en el electrónico (14-7). Pero no se escaparían, pues Tommaso Allan fijaría un incierto 14-10 por la vía del puntapié. Eso sí, la esperanza competitiva visitante no daría para más.

Antes del final del duelo se desencadenaría un vendaval francés. Hugo Bonneval abrió fuego con un ensayo, transformado por Machenaud, figura del partido. El mejor rugbier galo añadiría a su cuenta otro par de penaltis y un 'try'. François Trinh-Duc sería el que rubricaría la ofensiva por medio de la pertinente conversión. En total, Francia se disparó hasta un 34-10 plácido. Italia sólo arribaría a maquillar su desempeño cuando quedaba un minuto. Entonces, Matteo Minozzi firmó un ensayo transformado por Carlo Canna que valió para defender la dignidad de su vestuario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.