www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CICLISMO

Froome, investigado por dopaje, ataca al presidente de la UCI

EL IMPARCIAL
viernes 09 de marzo de 2018, 02:55h
Ha afeado la actitud de David Lappartient, el gerente del ciclismo.

Chris Froome compitió en la Vuelta Andalucía y lo está haciendo, en estos días, en la Tirreno-Adriático. A pesar de seguir siendo investigado por el positivo por salbutamol que dio durante la última Vuelta a España. Esa circunstancia particular ha generado una presión sobresaliente sobre la Unión Ciclicta Internacional (UCI). Entre otras muchas voces que le exigen al organismo rector del ciclismo que sanciones cautelarmente al británico por ese supuesto dopaje destaca el Movimiento por un Ciclismo Limpio (MPCC). Y, para más inri, el Parlamento de Reino Unido ha emitido iun informe en el que susurra el uso de sustancias dopantes por parte del Sky cuando Wiggins ganó su único Tour de Francia.

Todo eso le fue cuestionado al presidente de la UCI, David Lappartient, en una entrevista que concedió este miércoles en la BBC. El dirigente explicó que, a su juicio, Froome no debería participar en el próximo Tour de Francia si no se demuestra su limpieza. "Si el caso Froome se alarga hasta el Tour sería un desastre para la imagen de este deporte", proclamó, antes de asegurar sobre el informe del Parlamento británico que "si usas sustancias para incrementar tu rendimiento, creo que eso es exactamente hacer trampas".

Lappartient, que ya pidió al Sky que no alineara al cuatro veces ganador de la Grande Boucle en las mencionadas carreras en las que ha participado en 2018, se mostró muy crítico con la situación y con la postura adoptada por el equipo inglés. De hecho, este mismo miércoles, horas después de conocerse las palabras del gestor de la UCI, la estructura britámnica denunció que "estaremos felices de cooperar con cualquier investigación y agradeceríamos un mayor escrutinio sobre ese informe. Nos preocupa que el Comité haya presentado estas acusaciones infundadas sin proporcionar pruebas que los respalden".

Y este jueves ha tomado la palabra el propio Froome. "Dada su preocupación por la reputación del deporte, creo que sería más sensato que plantee sus preocupaciones en persona o al menos a través de los canales correctos en lugar de a través de los medios", criticó el corredor de origen keniata, en un dardo dirigido directamente a Lappartient. Y prosiguió: "He visto sus comentarios de ayer y sólo puedo decir que estoy haciendo todo lo posible para seguir el debido proceso desde aquí. Entiendo que se trata de una situación difícil, obviamente se suponía que se trataba de un proceso confidencial de la UCI, pero se hizo público, lo que cambia las cosas".

El ciclista, sobre el que pesa una nítida sombra de sospecha, sigue preparando su participación en alguna de las grandes carreras por etapas (tenía pensado actuar en el Giro) a pesar del huracán que desata su participación en rondas profesionales mientras está acusado de haberse dopado. "Estoy compitiendo porque las reglas dicen que puedo competir y cualquier otro corredor en mi posición anteriormente ha corrido", se defendió.

Y el británico se desmarcó, enérgicamente, del caso sufrido por Alberto Contador. "Es un caso diferente al de Alberto Contador, es una situación muy diferente", ha sostenido después de sugerir que las declaraciones del presidente de la UCI obedecen al plano político. Froome tiene claro que no quiere padecer el mismo via crucis por el que pasó el madrileño, que por la sanción consiguiente a la sentencia que confirmaba el uso de clembuterol acabaría perdiendo el Giro de 2011. Se le aplicó una sanción con retroactividad. Sea como fuere, los fantasmas que revolotean sobre el Sky siguen muy vigentes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios