www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CICLISMO

Vuelta al País Vasco. Landa se exhibe en Arrate pero Roglic triunfa

sábado 07 de abril de 2018, 19:43h
El esloveno se proclamó campeón y Enric Mas ganó la etapa final.

Primoz Roglic correspondió este sábado al esfuerzo por mantener el liderato de la Vuelta al País Vasco hasta los kilómetros finales. El corredor del Lotto NL-Jumbo, esloveno, contuvo las distancias con respecto a un Mikel Landa que intento todo lo posible en la etapa que discurrió entre Eibar-Arrate (122,2 km). El jefe de filas de Movistar lució sus galones para protagonizar un trazado de ocho puertos que, sin embargo, vería ganar la jornada a Enric Mas.

El corredor español del Quick-Step llegó en solitario a la meta del Santuario de Arrate. Coronó, triunfal, una de las cimas legendarias del ciclismo nacional, después de haber sobrevivio a la escapada de la fecha. Fue el único que llegó a buen puerto de los que tres compañeros que le acompañaron en la fuga principal. Al tiempo, Roglic contemporizaba y guadaba fuerzas para sobreponerse al golpe en el codo derecho que sufrió con el fin de perder el menor tiempo posible.

Landa, segundo en la general, atacó en la poderosa ascensión postrera, tras haber amagado previamente. El vasco lo intentó y se escapó en las rampas de Matsaria -tramos del 22% de desnivel- y le arrancaría 48 segundos al esloveno, que llegaría a 54 segundos de Mas tras quedarse cortado. El escalador de Movistar llegó a 12 segundos del ganador del día y su esfuerzo, que avisa a navegantes para futuras citas, sólo le valió la plata.

Por detrás, y completando los podios de la sexta etapa y de la general, apareció Ion Izagirre. El ciclista local lo intento, en una estrategia ambiciosa, y llegó tercero en Arrate, a 27 segundos de un Mas rocoso en la manutención de su brecha. Quedaría a 1:42 de Roglic y a 33 segundos de Landa. El esloveno, finalmente, conservó 1:09 sobre el líder del bloque dirigido por Eusebio Unzué. Eso sí, el espectáculo ofrecido al aficionado fue notable.

El esloveno tendría que superar la caída masiva que se desató en los primeros kilómetros del trazado. Su rendimiento se vería condicionado, pero el exsaltador de esquí sobreviviría al brete. Viajó en un esfuerzo agónico que refutara la neutralización de los ataques de Alaphilippe -en las dos etapas iniciales, en las que ganó en Zarauz y Bermeo- la exhibición en la crono de Lodosa y en la resistencia ante los movimientos de un Landa que no pudo más que dejarle a rueda. Todo ello le permitió arribar al sábadok con un colchón de 1:57.

Y es que el recorrido dio pie a una escapada que complicó la tarea del Lotto-Jumbo, el conjunto que rescató al campeón final del minuto de receso con respecto al grupeto de favoritos que se gestó en la caída del kilómetro cuatro. La fuga estaría compuesta por Mas, corredor de 23 años y sexto en la general, Verona, Hamilton, David López, Geoghegan, Hansen, Mülhberger, Rojas, Betancur, De Gendt, Gorka Izagirre, José Herrada, Madouas y Zakarin. Esto es, se escapó un grupo de nivel.

En el Ixua, puerto de primera situado en el kilómetro 90, Landa, Izaguirre y hasta Nairo Quintana probaron a un Roglic impertérrito. La batalla se pospondría hasta el Matsaria. En sus rampas el colombiano trabajaría para su compañero vasco, en la puesta a punto de cara al Tour de Francia. Quintana, gregario de lujo, finalizó quinto en la general, a 3:17 del esloveno. "El sacrificio de toda una vida y de la temporada conlleva una victoria que buscaba desde pequeño, cuando sueñas con ganar etapas como esta. Es la primera de mi vida, estoy contentísimo porque es una forma de estrenarme a lo grande", declaró Mas, el señalado por Contador como su sucesor.

"Confiaba en mis fuerzas e iba mirando el potenciómetro. Al final bajé el ritmo para ir con fuerza en los últimos 3 kilómetros. Me recortaron tiempo, pero todo estaba controlado. Empezamos con Alaphilippe y ahora he culminado yo, llevamos 24 victorias, pero todo eso es producto del trabajo de todo el año", sintetizó el corredor español del Quick Step, exultante. El conjunto centroeuropeo encontró en las piernas de la perla nacional una nueva muesca a la apoteosis de triunfos que esta´significando este 2018.

Y Landa concliyó que "estoy contento, la semana ha sido entretenida hasta el último día, al que llegamos con opciones. La pena no haber podido ganar la etapa. Me voy satisfecho también con el nivel que he demostrado y con el equipo". "Con Nairo ha habido entendimiento, somos compañeros y tenemos perfiles parecidos. Corriendo así seremos una pareja peligrosa para los demás", expuso antes de despedirse asegurando que Roglic "fue el más regular, ya que en las subidas siempre estuvo entre los mejores y en la crono nos pasó por encima".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios