www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Los aplausos al Rey y al himno derrotan a los separatistas

sábado 21 de abril de 2018, 23:13h
Desde hace demasiado, el sector más radical y separatista de los seguidores del Barcelona ha aprovechado la atención que despierta en todo el mundo la final de la Copa del Rey para vociferar sus eslóganes de odio, ondear como puñales las esteladas y para pitar al Rey y al himno nacional. Ya es una penosa tradición. Pero este año, ha sido el propio presidente del club, Josep María Bartomeu quien ha llegado a convocar una rueda de Prensa para defender, justificar y alentar a esos enajenados con la excusa del derecho a la libertad de expresión. Ha caldeado el ambiente con los falsos argumentos de los líderes independentistas sobre los "presos políticos", el "derecho a decidir del pueblo catalán" y demás zarandajas.

El presidente de uno de los más grandes clubes de la Historia, que cuenta en su equipo con Messi, sin duda el mejor jugador del planeta, y que es admirado en todo el mundo ha manchado el espíritu deportivo de una final de Copa al comportarse como un fanático.Y aunque no quiera enterarse, ha ofendido a la mayoría de los seguidores de su equipo, avergonzados y hartos de las reiteradas algaradas de los radicales. Bartomeu ha cedido cobardemente a las presiones de los líderes independentistas que le han exigido aprovechar para la causa un acontecimiento seguido por millones de personas en todo el mundo. El Barcelona se ha convertido en la mayor plataforma para la internacionalización del burdo argumentario soberanista.

Pero, en esta ocasión, los alaridos de los escuadrones "culés" han sido derrotados por la rotunda ovación al Rey y al himno nacional de la mayoría del público congregado en el estadio. Una interminable y emocionante salva de aplausos ha acallado los exabruptos separatistas. A partir de ahora, las hordas radicales ya saben que,enfrente se encuentra la gran mayoría de los españoles que, sin ofender a nadie, son capaces de defender los símbolos de su nación. El Barcelona ganó en el césped con justicia, pero los separatistas fueron goleados en la grada para satisfacción de toda España.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(0)

+
0 comentarios