www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LARGA CAMBIADA A PORTAGAYOLA DEL PRESIDENTE

martes 19 de junio de 2018, 13:01h
Los debates de la moción de censura dejaron claro que Pedro Sánchez no pensaba en convocar elecciones generales...

Los debates de la moción de censura dejaron claro que Pedro Sánchez no pensaba en convocar elecciones generales de forma inmediata. Con un PSOE fragilizado, según todas las encuestas, era subir al patíbulo. En sus declaraciones a Televisión Española dejó claros sus propósitos. Hará todo lo posible por agotar la legislatura. Solo convocará elecciones anticipadas si los sondeos le muestran un resultado favorable. No es una rareza. Es lo que hacen todos los presidentes. Convocan anticipadamente si les conviene. En caso contrario, esperan hasta el final. No entiendo a los políticos y a los periodistas que se rasgan las vestiduras creyendo que Pedro Sánchez les ha engañado.

El problema del nuevo presidente es que solo tiene 84 escaños y que basta con que le bailen seis votos de los que se sumaron contra Rajoy para que resulte derrotado en el Congreso en una nueva moción de censura. Eso es lo que pretende Ciudadanos, proponiendo un presidente instrumental que convoque elecciones generales a las 24 horas de prometer su cargo, si bien el político escogido, Javier Solana, ha dicho que no. Albert Rivera tiene que pensar en alguien del entorno de Podemos, tal vez un juez. Si Podemos no se irrita por el desdén de Pedro Sánchez, si no se suma a la moción de censura, el líder socialista agotará la legislatura porque hará a los partidos secesionistas, gota a gota, las concesiones necesarias para prorrogar su mandato. Ya lo está haciendo, bordeando la frontera de la decencia política.

Sería perder el sentido de la objetividad denigrar, como muchos están haciendo, las declaraciones de Pedro Sánchez en televisión. Estuvo sereno, moderado y prudente. Lo tiene todo, sin embargo, demasiado difícil para alcanzar éxito en lo que se propone.