www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

riesgo de torturas en su país

Un absuelto del 11-M será repatriado a Siria al estar en situación irregular

sábado 19 de julio de 2008, 20:11h
Basel Ghalyoun abandonó la cárcel de Pontevedra el pasado jueves después de que el Supremo anulara la condena de la Audiencia Nacional a 12 años de prisión por pertenencia a organización terrorista. Sin embargo, a pesar de ser absuelto, Ghalyoun no podrá continuar en España ya que se encuentra en situación irregular, un hecho que le comunicaron a la salida de la prisión los agentes de la Policía Nacional que le esperaban.

Los agentes le retuvieron y le condujeron a la Comisaría de Pontevedra, desde donde ha sido trasladado al Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE), en Madrid, en el que se encuentra para ser deportado. Este domingo está previsto que un avión le traslade a su país.

Riesgo de tortura en su país

Amnistía Internacional España ha instado al Gobierno a que reconsidere la orden de expulsión. La responsable de política interior de esta organización, Virginia Álvarez, "ha mostrado su preocupación, porque hay un riesgo importante de que (Ghalyoun) sea torturado y maltratado" en su país de origen. Existe también la posibilidad de que "sea sometido a un juicio injusto por las acusaciones de pertenecer a un grupo islamista".

Amnistía Internacional España ha explicado la "preocupante situación de derechos humanos que se vive en Siria, donde la tortura es usada ampliamente en todos los centros de detención, y las confesiones son obtenidas con todos los sistemas de tortura y usadas ante los tribunales".

Absuelto por el 11-M
Basel Ghalyoun ha quedado absuelto por el Supremo después de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional le acusara inicialmente de ser autor material de los atentados, y de que la propia Audiencia le condenara después a 12 años de prisión por integración en organización terrorista.

Según el Supremo, los argumentos de la Audiencia Nacional sólo conducen a pensar que Ghalyoun es una persona de ideas radicales e incluso violentas, algo que debe ser rechazado en una sociedad democrática, pero que no alcanza el "rango de prueba suficiente" para acreditar la pertenencia a banda armada.

El Supremo cree que los datos disponibles podrían significar que la organización terrorista trataba de captar a Ghalyoun, pero no demuestran que él hubiera aceptado sus propuestas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios