www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

POR LIBRE

Pedro Sánchez da miedo

Joaquín Vila
x
directorelimparciales/8/8/20
domingo 24 de junio de 2018, 20:11h
Aunque es habitual en la clase política, Pedro Sánchez supera al resto en hablar mucho, y con ampulosa solemnidad, sin decir nada. Frases huecas, palabrería insulsa, pero que a muchos puede deslumbrar por el tono y la cara de estadista que gasta. En la rueda de prensa posterior al encuentro con Macron, además de apoyar sin condiciones, casi sumiso, “todos los planteamientos del presidente francés” se mostró partidario de “abordar la crisis migratoria”, de “lograr una política económica y fiscal global”, de “buscar el entendimiento entre los países de la UE” para cerrar su perorata con una frase original, “la unión hace la fuerza”. Sólo le faltó añadir la declaración futbolera por excelencia de que “van a sudar la camiseta hasta el final”. A todas estas inteligentes ideas, el presidente dedicó un largo cuarto de hora de su discurso. ¡Y lo llevaba escrito!



¿Medidas?, ¿propuestas?, ¿decisiones?... Ninguna, que no fueran las de Macron. El único titular del encuentro fue que propondrían en la cumbre de Bruselas la creación de centros cerrados para migrantes en Europa. A ver quién ata esa mosca por el rabo. A ver si son capaces de convencer a Italia, a Hungría, a Polonia, a Austria, a Eslovaquia o la República Checa, entre otros, que dediquen unas hectáreas de su territorio a acoger a esos cientos de miles de desesperados que llegan a Europa.

El día anterior, en Tarragona, Pedro Sánchez acudió a la inauguración de los Juegos del Mediterráneo para asistir al desencuentro entre el Rey y Quim Torra. Se colocó en medio de ellos y se pasó el rato charlando amigablemente con el que hasta hace poco consideraba “un racista”. Se hizo el loco cuando el chiflado del presidente de la Generalidad intentó ofender a Felipe VI entregándole un libro sobre las “violentas cargas policiales del 1 de octubre”, esas cargas que produjeron un herido leve. El presidente del Gobierno miró para otro lado y en cuanto pilló un micrófono soltó otra de sus brillantes frases sobre su genial estrategia para frenar el desafío secesionista:” tengo la voluntad de recomponer relaciones, de reconstruir la confianza”. También habrá que ver cómo las recompone sin bajarse los pantalones. En unos días, ambos “estadistas” se encontrarán en La Moncloa y ya podemos adelantar las decisiones que tomarán tras la reunión: normalizar la situación y dialogar. Y ambos se irán muy ufanos, con un estrecho apretón de manos, tras haber resuelto en un rato la gran crisis que sufre España. Que aprenda Rajoy.

Pedro Sánchez solo anuncia medidas de Gobierno cuando se trata de destruir el legado del Ejecutivo del PP o de bailar el agua a Pablo Iglesias, al que teme más que a un nublado; a saber: arramblar con la reforma laboral que ha creado dos millones de empleos, derogar la “ley mordaza” o sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos. En la rendida entrevista que hoy publica El País, que con la nueva directora ha vuelto a ser el diario gubernamental, aporta otras claves de sus inteligentes planes de su Ejecutivo: “se acabaron los tiempos en que el Gobierno agravaba los problemas de Cataluña”, la “adaptación” a la nueva situación con los presos terroristas tras la disolución de ETA, el acercamiento de los separatistas encarcelados, abordar la pobreza energética y la pobreza infantil, la creación del impuesto de transacciones europeas, la ley de la eutanasia.

Pero dejó una frase antológica: “La moción de censura ha supuesto un cambio de época en la política española”. Y tanto. Nunca un partido con 84 escuálidos escaños, 53 menos que el ganador de las elecciones, había gobernado. Tuvo que reconocer a regañadientes que “PSOE y Podemos sabemos que para transformar el país tenemos que entendernos”. A nadie le sorprende que Pablo Iglesias va a llevar a Pedro Sánchez al huerto. Pero que considere que su presidencia supone “un cambio de época” da risa y un poco de miedo.

Porque si el presidente del Gobierno aguanta como pretende dos años en La Moncloa, ahora sí, a España no la va a reconocer ni la madre que la parió. En sus típicos gestos para la galería progresista, exhumará muy pronto los restos de Franco, adaptará el código penal a las reivindicaciones feministas más radicales, se abrazará con Pablo Iglesias por las esquinas, pero la economía y el desempleo se agravarán en cuanto meta mano a la reforma laboral y dispare los impuestos a la Banca y aseste un hachazo fiscal a los salarios. Anudará de nuevo el cordón sanitario al PP, y de paso a Ciudadanos, con los separatistas, proetarras y comunistas. De momento, con un decretazo a lo Maduro, va a colocar al frente de RTVE al personaje más manipulador y sectario que encuentre para convertir la radio y la televisión públicas en su gran arma de propaganda. ¿O alguien cree que va a ser plural? El modelo de la TV3 de Puigdemont es el ejemplo a seguir. Y, si no, al tiempo.

Seguro que Pedro Sánchez encandilará a los más sectarios y desinformados con su verborrea fácil y vacía. Habrá quien incluso le vea como a un estadista de altura, ahora que se reúne con Macron y asiste a las cumbres europeas. Pero que nadie se engañe. No tiene otro proyecto de Gobierno que aniquilar el legado del PP y ganar las próximas elecciones por las buenas o por las malas. Zapatero llegó a La Moncloa manipulando vergonzosamente el atentado del 11-M y luego logró arruinar España y promover el conflicto social con la ley de memoria histórica y otras zarandajas progresistas, como gran propulsor del populismo que ahora padecemos. Y Pedro Sánchez, con su “cambio de época” parece dispuesto a mejorar los “éxitos” de su predecesor socialista. Hay que recordar la alianza de las civilizaciones de Zapatero y demás genialidades en pos del Nobel de la Paz. El nuevo dirigente socialista hará bueno al peor presidente de la historia, el que ahora abraza con admiración al dictador Maduro.

Joaquín Vila

Director de EL IMPARCIAL

JOAQUÍN VILA es director de EL IMPARCIAL

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (19)    No(1)

+
0 comentarios