www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÓRMULA UNO

Fernando Alonso se sincera sobre el nuevo fiasco de McLaren

EL IMPARCIAL
jueves 28 de junio de 2018, 23:36h
El piloto español esperará a ver cómo evoluciona el mercado en la F-1 para decidir su futuro.

Volver de hacer historia y ganar las 24 Horas de Le Mans y firmar el tercer abandono en 2018 con McLaren en la Fórmula Uno ha hecho mella en Fernando Alonso. El piloto asturiano, que ya había susurrado que se está planteando seriamente salir de Woking si no le presentan un proyecto de garantías, no ha escondido este jueves sus impresiones sobre el presente de su trayectoria y el futuro cercano. Lo ha hecho a punto de comenzar los entrenamientos del Gran Premio de Austria. Una nueva cita para sollozar.

"Lo que nos hace falta es traer una buena mejora en las próximas carreras que nos dé esas décimas que nos vuelvan a poner arriba", ha avanzado el ovetense, que ha visto cómo ha pasado de puntuar en las cinco primeras carreras del curso a que la fiabilidad de su monoplaza se deshiciera, y con ella la potencia. Lejos de Mercedes, Ferrari y Red Bull, ahora también se encuentra con mucha desventaja para batallar por ser el mejor de los equipos restantes.

Con esa realidad en la mente, el español ha sido sincero: "El problema es que necesitan mejorar el coche. Y ya está. Se han quedado atrás mientras equipos como Renault, Haas, Sauber o Force India iban hacia delante. Así de claro. Más que el túnel del viento se trata de las mejoras". "El paquete aerodinámico lo tuvimos en Barcelona. Allí estuvimos en la Q3. En Mónaco (la siguiente carrera) estábamos séptimos y luego a partir de ahí no hemos traído nada más y cuando no traes nada a las carreras, los demás equipos van reduciendo décimas poco a poco y tú te vas quedando atrás", sintetizó, molesto.

Y, como anécdota, reseñó que el horario de la carrera en el Red Bull Ring no le permitirá poder seguir en directo el partido que la selección española jugará contra Rusia, correspondiente a los octavos de final del Mundial de fútbo. Un malestar que se multiplica si el domingo tampoco sale bien. "No voy a poder seguir el partido (Rusia-España). No es la prioridad el domingo para mí (el partido), y sí la carrera. Ojalá al final de la carrera escuche un buen resultado, para España, por supuesto", zanjó.

"Cada carrera es diferente, pero ésta es crucial para nosotros, aunque dependes del trazado. Sabemos dónde estamos y lo que nos falta, y cuánto necesitamos mejorar. Pero, al mismo tiempo, tenemos que seguir trabajando. Tenemos que aceptar que algunos fines de semana podemos alcanzar puntos y otros pueden ser un poco más duros, pero al final tenemos que seguir trabajando para lograr un buen resultado", argumentó desde su posición más analítica.

Eso sí, preguntado por los objetivos que su equipo de trabajo y él se marcan para esta prueba confesó que espera romper la racha de carreras sin puntuar. Cualquier otro resultado sería terrible para su confianza en la escudería de Woking. Y en este punto salteó algo de optimismo: "No somos los últimos. No vamos de mal a peor, no somos el peor equipo en los garajes: somos los quintos en constructores y octavos en pilotos. Algunos que hablaban de hacer una temporada perfecta, están detrás nuestro. No somos perfectos, pero no somos malos. Sabemos que no hemos competido bien, pero somos los primeros que queremos mejorar".

Lo hizo porque le fue mencionada la polémica generada por la prensa inglesa y por su jefe, Eric Boullier. Desde el Reino Unido ya se habla de la necesidad de dimisión del difrectivo francés y éste se ha defendido. "El único problema es la tensión que se vive en los medios. Una conversación normal cae en los medios y se convierte en una mala información, y a veces se exagera y eso suele ocurrir en la F1". "Aquí se tiene que vender cada semana con polémicas", comentó.

"Nosotros somos los primeros que sabemos que no hemos competido bien durante todo un fin de semana y somos los primeros que nos hemos dado cuenta de esto y por eso somos los que queremos mejorarlo", defendió para, de inmediato, recalcar que el Gran Premio de Francia "no fue nuestra mejor carrera". "Pero si miramos cómo fue, fuimos bastante competitivos. El ritmo que tuvimos fue parecido al Haas de Magnussen, no así el sábado. Pero el domingo mejoramos muchos. Si miramos sólo los resultados, de acuerdo, estuvimos fuera de los puntos y por ello somos malos", añadió, irónico

Para despedir su repaso a la situación quiso poner en perspectiva este 2018. "El año pasado llevábamos cero puntos como equipo y ahora somos quintos. La situación ha cambiado mucho y hemos mejorado bastante. No estamos donde quisiéramos, no luchamos por podios, pero la verdad es que hemos mejorado. Pensábamos que esta temporada iba a ser una transición para poder estar luchando por los podios y estar cerca de las actuaciones de Red Bull, pero lo no estamos. Lo aceptamos y nos damos cuenta de lo que hay", reconoció.

"La mejora ha sido de un 40%. Tenemos más puntos que el año pasado y lo hacemos lo mejor que podemos. A veces el problema de las mejoras que hacemos es que otros equipos hacen lo mismo que nosotros o incluso mejor. Sauber y Force India han realizado muchas mejoras en los últimos meses y ahora están siendo más competitivos. Ahora lo que nosotros necesitamos es seguir trabajando y traer actualizaciones. Ojalá podamos volver a la zona media, siendo sextos, con mejoras de unas décimas", finalizó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios