www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

clausura del congreso del psc

La prioridad de Zapatero: que Patxi López sea lendakari

domingo 20 de julio de 2008, 15:09h


Zapatero ha subrayado hoy que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, ha convertido su convocatoria de consulta en una plataforma partidista, y le ha advertido de que la convivencia en el País Vasco no puede ser el resultado del "empecinamiento". Ha hecho una alusión, durante su intervención en la clausura del Congreso del PSC en Barcelona, a la Ley que convoca una consulta popular en el País Vasco para el 25 de octubre sobre el diálogo para la paz y la normalización, que el Gobierno ha recurrido ante el Tribunal Constitucional.

El jefe del Ejecutivo ha rehusado contestar a las críticas de Ibarreche al Gobierno por su oposición a la consulta, ya que mientras el lehendakari "quiere la confrontación", él apuesta, ha dicho, "por el diálogo y el entendimiento entre los vascos, y de los vascos con el conjunto de España".

Promete un sistema de financiación mejor, en el que no perderá nadie
Zapatero ha garantizado hoy que el modelo de financiación que se va a negociar será mejor para Cataluña y para toda España, y ha asegurado que no debe ser motivo de confrontación porque "no es necesario que nadie pierda, podemos hacer que todos ganen".El nuevo modelo, ha añadido, responderá al proyecto de desarrollo y profundización en la España plural "que tan buen resultado ha dado al país", y permitirá avanzar en el autogobierno al tiempo que mantener los principios de solidaridad.



Recuperar la fortaleza económica
Ha reiterado hoy que el diálogo será la base sobre la que trabajará su Ejecutivo para recuperar "cuanto antes" la fortaleza económica, y ha apostado por el rigor, pero no por la "reducción drástica" del gasto público como pide, ha dicho, el PP.El jefe del Ejecutivo ha garantizado que su gabinete trabaja para recuperar "cuanto antes" el crecimiento y la fortaleza económica pero mientras tanto mantiene sus medidas de apoyo a las familias, jóvenes y sectores más desfavorecidos.

Su departamento trabaja, ha continuado, con "la sensatez de no hipotecar las cuentas públicas para el futuro y para las generaciones que viene", pero al mismo tiempo sin olvidar la cohesión social con la extensión de la prestación por desempleo, la subida de las pensiones y del salario mínimo, el incremento de las becas, o las ayudas a la vivienda o por nacimiento de hijos.

Así, ha insistido en que cumplirá su compromiso de mantener la cohesión social con políticas sociales y de solidaridad, y por eso ha rechazado "la propuesta que hace la derecha de una reducción drástica del gasto público, que sería a costa de las políticas sociales".


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios