www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

La primera vez

miércoles 11 de julio de 2018, 20:19h

Pasada la prueba de esa primera vez de la que tanto se habla y que tanta fantasía experimental despierta, confieso que para mí ni me ha resultado dolorosa ni frustrante. Bien es verdad que para muchos y muchas la experiencia se presta a decepción. Suele pasar cuando las expectativas quedan a merced de los resultados poco satisfactorios. Dicen que a partir de la segunda vez la cosa cambia. Vayan ustedes a saber, porque no todo viene acompañado de un manual de instrucciones.

Eso sí, para casi todo hay libros de autoayuda. Lo que sucede es que según sea el motivo, así recurrimos a los métodos encuadernados. Y dentro de la dilatada serie de obras suelen ser más apetecibles aquellas con ilustraciones. Ejemplos tenemos para dar y tomar. Se me antoja la comparación entre el Kama Sutra y el tratado de buenas prácticas legislativas conocido como Boletín Oficial del Estado.

Les cuento esto no por un golpe de calor, que bien pudiera ser, sino por una experiencia personal que me ha cambiado por dentro y por fuera sin necesidad de acudir al endocrino. A mi edad, que viene a ser la misma de aquellos que peinan canas, pero sin la calvicie que a mí me distingue, viene bien pasar por esa primera vez de referencia. La vida son etapas y cada cual debe formar parte de ese tratado universal. No cabe otra. No obstante, entre asumirlo de buen grado y rebelarse a lo que la naturaleza te regala es tanto como renunciar a sacar provecho de lo novedoso. La edad no perdona como es natural y en esa estamos cuando la ocasión la pintan calva (ni hecho a propósito). A cierta edad la sociedad y los gobiernos se empeñan en colisionar con los ya entrados en años. Digo yo que debe ser achacable al espacio vital que ocupamos. Otra cosa a tener presente es que al estar catalogados como un producto delicado altamente perecedero se nos considera gravosos para la cuenta de resultados.

Les digo que ser entreverado en años no está reñido con sacar lo mejor de uno mismo en cada instante de la vida. Ya sé que esto es una simpleza para días de calima y polvo sahariano, con perdón, pero a estas alturas se estarán ustedes preguntando de qué va hoy mi artículo. En realidad ni yo mismo lo sé, salvo hablarles acerca de esa mi primera vez que me ha hecho tan feliz. Todo aconteció en un reciente viaje en el metro de Madrid. Entró en el vagón una mujer joven apoyada sobre una muleta. Rasgos ucranianos, diría yo. Le ofrecí mi asiento en un gesto gentil que ella rechazó. “Muchas gracias, pero no consiento que una persona mayor me ceda el asiento. Aquí hay jóvenes más obligados que usted y no se dignan en levantarse” –dijo con un subido tono de voz. Yo por mi parte volví a sentarme henchido de gozo. ¡Soy mayor, soy mayor!, -me repetí a mí mismo. No tuve por más que dedicarle una sonrisa de agradecimiento a aquella mujer. No en vano, y gracias a ella, yo acababa de perder la virginidad de la madurez.

Ahora soy mayor titulado, me dije al salir del metro. Ha sido la primera vez que alguien me ha llamado mayor. Ni me ha dolido ni me ha causado ningún trastorno emocional, es más, lo celebré como se celebran las buenas noticias, haciendo las paces con los años pasados y brindando porque mis artículos sigan en buena armonía con mi público lector. En fin, que ustedes me lean por muchos años y yo que lo escriba, que es lo principal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (18)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • La primera vez

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    8330 | Pilar - 13/07/2018 @ 08:00:02 (GMT+1)
    Es genial este escritor. Parece mentira como de una simple anécdota ha sido capaz de crear una trama sin conocer el desenlace hasta el final. Un placer leer sus artículos. Enhorabuena.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.