www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTADOS UNIDOS

La resaca de la guerra comercial de Trump y China

La resaca de la guerra comercial de Trump y China
Ampliar
jueves 12 de julio de 2018, 00:46h
Las consecuencias empiezan a florecer en diferentes frentes.

"Ahora es mucho más probable que la disputa continúe por un periodo de tiempo prolongado y que veamos un aumento de las medidas proteccionistas", ha diagnosticado este miércoles la representante de la agencia de calificación de riesgo Moody's Elena Duggar, al referirse a la incertidumbre que ha creado en los analistas bursátiles la declaración de la guerra comercial efectuada por Donald Trump sobre el gigante asiático.

Y es que los nuevos aranceles a China anunciados por el magnate devenido en presidente de Estados Unidos, que susurran un mayor periodo temporal de disputa comercial en las economías má potentes del planeta, han frenado los cuatro días encadenados al alza que encadenaba Wall Street. Y lo ha hecho de manera abrupta. El Dow Jones de Industriales, indicador capital de Nueva York, se dejó al final de la fecha un 0,86%, mientras que el selectivo S&P 500 perdió un 0,70 % y el Nasdaq un 0,55 %.

El petróleo se ha visto muy perjudicado a pesar de vivir un momento de optimismo


La maniobra que ha fijado Trump, por la que impone unos aranceles del 10% a productos importados de China por valor de 200.000 millones de dólares -anunciada a última hora del martes- representa un salto con respecto a las medidas adoptadas por Estados Unidos con anterioridad. Es decir: desde todos los frentes se ha interpretado como una afrenta que recrudecerá el tono del fluir comercial. El gigante asiático respondió con contramedidas, sin detallarlas.

El resultado ha sido el peor día en Wall Street en los que va de mes. Es el primero que acaba en rojo. Y, claro, el temor a que la guerra comercial que prometió Trump en su campaña electoral cobre vida y se prolongue durante años se ha propagado. Sólo las bolsas europeas y las asiáticas han podido capear algo mejor las caídas de los valores imposibles de rebatir. Eso sí, las pérdidas han resultado significativas en todo el mundo.

Esta bomba se ha detonado en un periodo de optimismo en los mercados de EE.UU. Aunque la política proteccionista de Trump ya había tomado forma, han sido los aranceles chinos los que han alertado al personal. Incluso el Senado dejó claro en esta jornada su preocupación. El acta de la sesión es claro: se ha aprobado, en una amyoría abumadora, un texto que sirvapara supervisar las decisiones arancelarias que emane la Casa Blanca. Si bien el escrito no es vinculante.

Por si fuera poco, la resaca también ha atemorizado a lo relativo al petróleo. Ahora también hay miedo a que la guerra comercial erosione la evolución positiva que se había registrado en los meses precedentes. El barril cayó más de un 5%, aliñado también por el anuncio de que Libia reanudará sus exportaciones. Y lo peor se lo llevó el petróleo de Texas, que vivió su peor bajada en un año y arrastró a todo el sector energético. "Los aranceles desaniman el consumo, nos hacen menos competitivos y son malos para las familias estadounidenses", sentenció Matthew Shay, presidente de la Federación Nacional de Minoristas.

Y desde los estados tradicionalmente agrícolas de Estados Unidos, caladero principal de votos republicanos, también se están revolviendo. Chuck Grassley, senador republicano por Iowa, ha manifestado que "estoy muy, muy preocupado con el tema. Si (Trump) se pasa de la raya será catastrófico; de hecho, en mi estado, para la soja y el maíz, es catastrófico". El presidente ha acudido a sus redes sociales para aplacar el pánico. "Estoy en Bruselas, pero siempre pensando en nuestros granjeros. La (venta de) soja cayó un 50 % entre el 2012 y mi elección. Los granjeros lo han pasado mal desde hace 15 años", defendió Trump, sin citar fuentes, en un mensaje publicado en su cuenta personal de Twitter, que concluía con una clara promesa: "¡Y ganaremos!", escribió.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.