www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TOUR DE FRANCIA

Dan Martin rompe el monopolio Sagan-Gaviria

jueves 12 de julio de 2018, 17:56h
Valverde volvió a asomarse al triunfo parcial. Clasificaciones.

Daniel Martin, sobrino de Stephen Roche -ganador del Tour'87-, ha sido el primero en romper el monopolio que los dos grandes velocistas del ciclismo internacional habían impuesto en esta edición del Tour de Francia. El corredor de UAE Emirates triunfó este jueves en el Muro de Bretaña. Lo hizo tras 4horas y 13 minutos, en el trayecto entre Brest y el mencionado y emblemático obstáculo, gracias a un relámpago que le hizo entrar en ignición en el último kilómetro

Pierre Latour (AG2R) y el español Alejandro Valverde (Movistar), que volvió a rozar la victoria, fueron los primeros preseguidores, pero el irlándés fue capaz de imponerse, con sus 31 años, en la considerada cima del "pequeño Alpe d'Huez" de Bretaña. La sexta etapa de la Grande Boucle ha terminado por abrir la ventana de ganadores. Martin amortizó su astucia en la subida de 2 kilómetros al 8 por ciento, que culminaba una exigente y tensa senda que provocó que Tom Dumoulin perdiera 50 egundos y Romain Bardet, 28.

Los favoritos no movieron ficha, quizá aguardando fuerzas. De esta manera, Richie Porte, el líder Van Avermaet, Nairo Quintana, Mikel Landa y Vincenzo Nibali llegaron a escasas pedaladas, mientras que un Chris Froome perdió 5 segundos, y el colombiano Rigoberto Urán cedió 8. Así las cosas, el maillot amarillo, que peleó por la etapa, se conformó con mantener el liderato, por delante de Geraint Thomas (Sky) y de Tejay Van Garderen (BMC) -a 3 y 5 segundos, respectivamente-. Quintana deberá remontar, pues pierde ya un minutos con sus rivales.

"Es una gran sensación volver a ganar en el Tour. Tantos segundos puestos en el Tour desde la última vez... Estaba un poco nervioso por el viento en contra porque no lo esperaba. La carrera fue muy dura en la primera parte de la escalada, vi que todos estaban al límite y no quedaban compañeros de equipo, así que decidí intentarlo", confesó Martin en meta. Y analizó su vivencia: "Me encontré con buenas piernas. Tal vez la adrenalina, no sé. Me sentí bien ayer y decidí intentarlo hoy al final. Estuve muy relajado todo el día y deseando tener una oportunidad. La última vez en esta meta fui segundo, y como ya había perdido tiempo pensé que tal vez me dejarían ir. Hoy no hubo duda, ataqué tan fuerte como pude. Esta victoria hace que este Tour de Francia sea un éxito, y todo lo demás será bienvenido".

Esta conclusión explosiva del irlandés fue el colofón de un día en el que la salida a Brest, ciudad que dio comienzo al Tour en 2008, no tardó en conformar una escapada de siete corredores. Entre esos aventureros destacaron Pichon (Fortuneo), Turgis (Cofidis), Smith (Wanty), Gaudin y Grellier (Direct). Pero el BMC de Avermaet se activaría para controlar el paso y la brecha. Aún así, fue la irrupción del Quick Step de Tim Declercq el que aceleró el gran grupo.

El tirón del conjunto belga se aliaría con el viento para formar abanicos y generar tres facciones en el pelotón. Corría el kilómetro 78 y Quintana y Landa quedaron rezagados en el segundo grupeto. Se cultivó una mayor tensión y, de paso, la ventaja de los fugados se redujo de los 7 minitos a los 4. Entonces, Movistar protegería a sus líderes y el Quick Step ayudó a reagrupar a todos y a cerrar con éxito la persecución de los aventureros, pues contaban con Philippe Gilbert y Julian Alaphilippe como grandes y experimentadas bazas para el Muro de Bretaña.


Ese obstáculo, situado a 16 meta y en la recta final, es decir, había que pasarlo dos veces, esperó a los cansados corredores. Eran 2.000 metros de subida en línea recta. La pared vio cómo el pelotón deglutía al superviviente Jack Bauer. Y en la aproximación al bloque definitivo del recorrido pincharía Dumpoulin. Quedaban cinco kilómetros de sufrimiento para el neerlandés. Y también para Bardet, víctima del mismo mal. El Sky aprovechó la coyuntura para tirar con fuerza.

Alaphilippe, el ganador del Muro de Huy en la Flecha Valona, descorchó la relación de ataques. Richie Porte le daría el relevo, pero fue Dan Martin el que a 1,2 kilómetros de la conclusión golpeó a todos. Latour y Valverde reaccionarían, pero no resultó suficiente. El irlandés, que en 2015 rozó el triunfo en ese lugar, se quitó la espina. El primo de Nicolas Roche alzó los brazos con todo merecimiento, para acumular ya en su currículo la Lieja-Bastoña-Lieja de 2013, el Giro de Lombardía de 2014 y otras dos etapas en el Tour (logradas hace 5 años).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.