www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

NBA. Los Thunder se quitan de encima a Carmelo Anthony, que podría acabar en los Rockets

viernes 20 de julio de 2018, 22:22h
Han traspasado al alero a Atlanta, liberando 73 millones de dólares para 2019.

Carmelo Anthony no quería seguir en Oklahoma y los Thunder no contemplaban continuar con el alero en su vestuario. Por tanto, era cuestión de tiempo que el mercado de agentes libres ofreciera la oportunidad adecuada para que las dos partes salieran satiesfechas con la ruptura de sus caminos. Porque el jugador, de 34 años, ha naufragado sobremanera en su único curso como compañero de Russel Westbrook y Paul George, promediando 16,6 puntos por partido (11,8 en los playoff). Una de las tarjetas más bajas de su carrera.

Así, los astutos directivos de los Thunder, liderados por Sam Presti, han acabado localizando el traspaso de Carmelo a cambio de alemán Dennis Schroder y de Mike Muscala. Los de Oklahoma pusieron sobre la mesa, además, una elección de primera ronda en el draft de 2022. Todo ello para sacar del camarín al insatisfecho Anthony y, también, con el fin de liberar hasta 73 millones de dólares de cara a la próxima temporada de baloncesto.

Porque a la tercera pata del Big Three conformado en el verano de 2017 le restaban 27,9 millones de dólares garantizados para la 2018-19 y, a su edad, iba a resultar muy complicado traspasarle a algún equipo en la ventana estival dentro de 12 meses. Desde la ESPN han aclarado que Presti, de no haber involucrado a Atlanta, habría tenido que cortar al diez veces All-Star de la NBA y triple oro olímpico (Pekín 2008, Londres 2012 y Rio 2016). Con ello, habrían debido pagarle 9,3 millones en los siguiente tres tepomradas, por el dead cap. Así, al sólo quedarse con Schröder, con tres años de contrato y 15,5 millones anuales, rebajan costes de forma sensible.

Con el alemán en plantilla (Muscala es enviado a los Sixers), el presupuesto salarial será de 148,7 millones, por los 159,6 millones planteados si 'Melo' permanecía. Y, en consecuencia, pasarán de pagar un impuesto de lujo de 150 millones de dólares por uno de 88,8. Es decir, el traspaso es un movimiento redondo desde el prisma económico y, según se ha demostrado en la temporada pasada, también en el deportivo. Porque Schröder es un suplente de lujo, comprometido. Y Carmelo era un dolor de muelas lujoso.

Nunca quiso ceder progatonismo un Anthony que busca como loco un anillo que de sentido a su carrera en la NBA. La renovación millonaria ofrecida a Paul Gaorge le abrió la ventana al ex de los Nuggets, con lo que la salida no ha sorprendido a nadie. Con una mayor y más energética profundidad de plantilla, la franquicia de Oklahoma queda satisfecha para combatir en la Conferencia Oeste. Ahora el trabajo es para el alero estelar y venido a menos. Que tiene que correr para subirse al tren adecuado, ese que le proporcione un campeonato.

De momento, el jugador que debutó en la NBA en 2003 y pasó por los Knicks en 2011 ha de romper relaciones con los Hawks, a cambio de perdonar parte de su salario. Con esas, la rumorología suena con especial fuerza desde Houston y desde Miami. El anotador de más de 25.000 puntos (Top-20 histórico) está inmerso en una tesitura desagradable para alguien de su estatus: renunciar a salario y años de contrato. Aceptar el comienzo del inevitable apagón de rendimiento. Sólo esa ruta le llevaría a jugar al lado de Chris Paul y James Harden (los tejanos no pudieron reter a Ariza y están pendientes de renovar a Capela) o a volver al Este, con nuevas opciones de arribar a las Finales tras la fuga de LeBron James y de DeMar De Rozan.

Por último, para los Hawks les queda lucir paciencia y resignación, pues tienen ante sus ojos un periodo de transición que bien puede alargarse. Con nuevos general manager -Travis Schlenk- y entrenador -Lloyd Pierce-, todo apunta a girar en torno al novato Trae Young. Por eso debían prescindir del ancla del pasado llamado Dennis Schröder. En este traspaso a tres bandas se han descubierto, asimismo, con el hambriento Anderson -vaciado de motivación en Philadelphia-. Y Jeremy Lin y Kent Bazemore ejercerán como veteranos. El draft de 2019 es el objetivo real.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.