www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MUNDIAL DE BÁDMITON

Carolina Marín gana en su debut en el Mundial y confiesa sus miedos

EL IMPARCIAL
martes 31 de julio de 2018, 23:26h
La jugadora española espera recuperar el trono internacional en este torneo.

Carolina Marín ya se encuentra embarcada en el objetivo del año: alcanza su tercer oro en un Mundial de bádmiton. La campeona olímpica debutó este martes en el torneo con victoria ante la tailandesa Busanan Ongbamrungphan. Su superioridad no dejó lugar a dudas y ofreció un resultado elocuente: 21-9, 21-8. Una victoria rotunda con la que gana en confianza de cara a lo venidero. El billete a los octavos de final fue certificado con jerarquía.

La jugadora explicó al término del envite que se siente "contenta con la estrategia" llevaba a cabo en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid. "Han salido las cosas que he estado entrenando en Madrid y eso me ha hecho sentir muy bien conmigo misma", explicó en un vídeo publicado en redes sociales. Marín, que sigue trabajando para volver a alcanzar la cima de esta disciplina deportiva, no ha podido empezar de mejor manera.

"Quiero agradecer todos los mensajes de ánimo que me llegan desde España para luchar por el Mundial", manifestó en una grabación en la que expuso que todavía no sabe qué día se enfrentará a la japonesa Sakaya Sato. "Seguramente será el jueves, pero aún se desconoce la fecha", esclareció la española, que con 25 años habrá de derrotar a la nipona, más veterana y número 17 del circuito femenino de bádminton. Que, como ella, no tuvo que disputar la fase previa.

Marín, número ocho del mundo y siete en el torneo, ha expuesto en una entrevista concedida antes del comienzo de su participación en el Mundial que ha tenido que batallar con un nuevo matiz mental, posterior a los Juegos Olímpicos de Río. "En las temporadas 2014 y 2015, y en la preparación para los Juegos de Río, yo me centraba en cuál era el camino para lograr las victorias. En cómo mejorar en mi juego. Pero después de los Juegos me ha pesado el miedo a perder y eso me ha llevado precisamente a no ganar", ha declarado.

En ese punto de dudas, la onubense se planteó que "había que hacer un cambio y estábamos a tiempo de hacerlo". "Sé que en este Mundial ya no soy la rival a batir, pero en 2014 tampoco llegué como favorita, sólo habiendo ganado antes un torneo. Fue una victoria inesperada, como lo sería ahora también, pero lo voy a dar todo", reconoció antes de afirmar que "es complicado volver a ser esa Carolina (la que fue campeona del mundo), porque ya he cumplido muchos de los objetivos con los que soñaba. Esa fase pasó. Creo que debo evolucionar".

Eso sí, evidencia que "lo importante es seguir aprendiendo". Y arguye su apuesta estratégica en este campeonato que acaba de estrenar. "En un Mundial hay que ir partido a partido. No quiero ver más allá porque esto es un torneo donde pueden ocurrir muchas cosas. Nervios, inseguridad o tensión", respondió al ser cuestionada por el factible escenario de cruzarse con la número uno, Tai Tzu Ying, en las semifinales del cuadro.

"Yo no tengo miedo a nada, nada es imposible. ¿O alguien podía ni siquiera imaginar que una española iba a ganar dos Mundiales y un oro olímpico?", ha respindido, orgullosa, una jugadora que quiere romper los pronósticos que señalan que su época ya pasó y pretende rebelarse con su tercer oro. No obstante, arriba tras haber alzados su cuarto Europeo, disputado en Huelva. "Las diez mejores del ranking tenemos un nivel muy parejo, que hace que todo se decida por pequeños detalles", ha analizado. Su confianza habrá de batallar con la inseguridad del miedo a perder en estos días.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios