www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Cae el comando Vizcaya

Goikoetxea eleva a 86 los detenidos en el entorno de Eta en lo que va de año

martes 22 de julio de 2008, 08:26h
El comando Vizcaya era el grupo más activo de ETA desde la ruptura del alto el fuego y se le atribuyen la mayoría de los atentados cometidos durante el último año, entre ellos la bomba contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Legutiano (Álava) en el que murió el agente Juan Manuel Piñuel. No obstante, las detenciones en el entorno de ETA en lo que va de año se elevan a 86, la primera de ellas a principios de enero cuando la Guardia Civil detuvo en Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa) a los presuntos etarras Igor Portu y Martín Sarasola, identificados como dos de los presuntos autores del atentado en la T-4 del aeropuerto de Barajas, en diciembre de 2006.

Días más tarde, el 23 de enero la Policía detuvo a ocho personas en las localidades de Ondarroa y Markina, en Vizcaya, por su presunta relación con un grupo Y de apoyo a ETA que perpetraba actos de violencia callejera. Durante el mismo mes apenas 24 horas después el 24 de enero fue detenido en Francia el presunto etarra Eneko Galarraga Godoy, huido a Francia en 2002 tras la desarticulación en España del "comando Zelatu" de ETA, en el que se dedicaba a la captación.

El 25 y el 28 de enero fueron detenidas en Portugalete (Vizcaya) Ziortza Fernández y Ana López, respectivamente, para cumplir sendas condenas de prisión que tenían pendientes por colaboración con ETA. El 29 de enero la Policía francesa detuvo en Hendaya a Ainhoa Adín Jáuregui, que figuraba en la lista de los diecinueve presuntos terroristas de la banda más buscados por las fuerzas de seguridad.

Detenciones en Francia

Duante el mes de febrero la Policía francesa detuvo también en Hendaya a Pello Álvarez Saleta, quien ya había sido arrestado en febrero de 2007, pero entonces fue puesto en libertad debido a los graves problemas de salud que padecía. Ese mismo día, el 24 de febrero, la Policía detuvo a los dirigentes de Batasuna Pernando Barrena y Patxi Urrutia, acusados de integración en organización terrorista por reiteración delictiva por seguir actuando en nombre de Batasuna a pesar de su ilegalización.

El 6 de febrero la Policía detuvo en el sur de Francia a los presuntos colaboradores de ETA Jacques Morio y Jean Noel Etxeberri, por orden de la juez antiterrorista francesa Laurence Le Vert, aunque tres días después quedaron en libertad sin cargos.

El 11 de febrero catorce personas fueron detenidas por orden del juez Garzón por tratar de recomponer la cúpula de la ilegalizada Batasuna, desarticulada en octubre de 2007 en Segura.

El 12 de febrero la Policía francesa apresó a Garikoitz y Eneko Pascual en la localidad vascofrancesa de Bayona, en virtud de sendas euro-órdenes españolas emitidas contra ellos por presunta pertenencia a ETA.

El 14 de febrero fue detenido también en Bayona Unai Hernández Sistiaga, procesado en el sumario contra el aparato político de ETA y que se encontraba huido, aunque fue puesto en libertad al día siguiente mientras se examinaba la demanda española.

El 15 de febrero fueron detenidos en la localidad vascofrancesa de San Juan de Luz tres presuntos miembros de ETA y la compañera sentimental de uno de ellos. Dos de los arrestados, Joseba Iturbide Otxoteko "Makarra" y Mikel San Sebastián "Pottoko", eran supuestamente miembros del "comando Elurra" de ETA, responsable del atentado contra la T-4. Los otros dos detenidos son José Martínez Mur, un veterano de la banda relacionado con las finanzas de ETA, y su pareja, Asunción Begoenchea Arano.


El 19 de febrero la Policía Nacional detuvo en Vitoria a seis jóvenes por su presunta participación en ataques de violencia callejera como la quema de un autobús el 27 de diciembre pasado, la quema de dos cajeros del BBVA y el ataque contra la fachada de la Subdelegación del Gobierno.

El 2 de marzo fueron detenidos Oroitz Aldekoa y Agurne Salterain, en busca y captura desde la captura, el 7 de diciembre de 2007, del "liberado" del "comando Vizcaya" de ETA Gorka Lupiañez y que fueron puestos en libertad sin fianza dos días después.

El 9 de marzo Hodei Ijurco fue detenido en Pamplona cuando, con un grupo de unas veinte personas que portaban cócteles molotov, se dirigía a atacar un vehículo patrulla de la Policía foral.

El 4 de abril tres personas, una de ellas menor de edad, fueron arrestadas por la Ertzaintza en las localidades guipuzcoanas de San Sebastián, Zumaia y Eibar acusadas de participar en los altercados registrados el 12 de octubre de 2007 en la capital donostiarra.

El 18 de abril el Cuerpo Nacional de Policía desarticuló, con la detención de 10 personas en Guipúzcoa, un presunto grupo de apoyo a ETA responsable de los principales actos de violencia callejera cometidos desde 2005 en Errenteria, Oiartzun y Lezo. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ordenó cuatro días después el ingreso en prisión de cinco de esos diez jóvenes.

El 19 de abril dos personas fueron detenidos a raíz de la emboscada tendida ese día por radicales a agentes de la Ertzaintza en Errenteria (Guipúzcoa).

El 22 de abril dos personas fueron arrestadas en Rentería por agentes de la policía nacional, quienes efectuaron once registros en esta localidad guipuzcoana y en los municipios de Oyarzun y Lezo, en los que se encontró documentación y una garrafa con líquido inflamable.

El 6 de mayo la Ertzaintza detuvo a cinco personas en Baracaldo (Vizcaya) por su presunta relación con acciones de violencia callejera. Se les atribuye buena parte de las acciones de violencia callejera de los últimos meses en la comarca vizcaína de la Margen Izquierda.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ordenó el ingreso en prisión de Sendoa Jurado y Unai Frias acusados de los delitos de estragos y de incendios terroristas.

El 20 de mayo el presunto etarra Francisco Javier López Peña, considerado por fuentes de la lucha antiterrorista como el número uno de ETA, fue detenido en Burdeos (Francia) junto a Ainhoa Ozaeta Mendikute, Igor Suberbiola y Jon Salaberría, en una operación conjunta entre la Guardia Civil y la Gendarmería francesa.

Últimas detenciones

A comienzos de julio, la colaboración entre los Gobiernos francés y español permitió la entrega de tres presuntos etarras, Cristina Goiricelaia González y Eneko Agirresarobe Olagoy -ambos del "comando Vizcaya"- y Óscar Celarain Ortiz -del "comando Argala"-.

Goricelaia, que fue concejala por Herri Batasuna, estaba reclamada por la Audiencia Nacional por colaboración con banda armada, mientras que Agirresarobe y Celarain eran buscados por pertenencia a banda terrorista.

El 22 de julio la Guardia Civil desarticuló el comando Vizcaya de ETA, con la detención de al menos ocho personas, incluido el responsable del comando, Arkaitz Goikoetxea.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.