www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GOBIERNO SÁNCHEZ

El Gobierno asume que tendrá que contentar a separatistas y Podemos para aprobar los Presupuestos

María Jesús Montero, ministra de Hacienda.
Ampliar
María Jesús Montero, ministra de Hacienda. (Foto: Efe)
EL IMPARCIAL
martes 14 de agosto de 2018, 11:01h
Pedro Sánchez necesita sacarlos adelante para no seguir gobernando con las cuentas de Montoro.

El Gobierno se dispone a centrar todo su esfuerzo en lograr aprobar los Presupuestos de 2019, consciente de la humillación que resultaría terminar la legislatura con los Presupuestos del anterior ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, prolongados. En caso de no llegar a un acuerdo con los distintos grupos políticos que auparon a Pedro Sánchez hasta la Moncloa, las anteriores cuentas seguirían vigentes.

Pero no será tan fácil. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, reconocía este fin de semana que lo más probable es que la cuentas para 2019 se retrasen más allá de septiembre debido a que todavía no se ha llegado a los necesarios acuerdos.

"Si no da tiempo a que se pacte con los grupos políticos en el mes de septiembre, y evidentemente lo importante es llegar a un acuerdo, podemos presentarlos en noviembre e igualmente entrarían en vigor el 1 de enero", afirmaba la ministra en una entrevista con EFE.

Uno de los principales puntos a negociar será la senda de déficit pactado con Bruselas para el periodo 2019-2021, un punto que ya fue rechazado en el Congreso y que tendrá que volver a las Cámaras a final de mes.

El pasado julio, la ministra de Economía, Nadia Calviño ofreció a Bruselas seguir reduciendo el déficit público, aunque con un objetivo menos exigente que el del Ejecutivo anterior. Así, sería suficiente quedar por debajo del 3% de desequilibrio de las cuentas, para lo cual sería necesario un ajusto del 0,4% del PIB, es decir, de unos 5.000 millones de euros.

En cuanto al techo de gasto, la intención de Montero es dejarlo en 125.064 millones de euros, un 4,4% más que en 2018. “Absolutamente insuficiente” en palabras de Podemos. Así lo manifestó el portavoz de la formación, Rafael Mayoral, que dejó entrever la voluntad de la formación morada de ponérselo difícil al Ejecutivo, en caso de que no se pliegue a sus exigencias económicas.

Además de Podemos, el Gobierno habrá de contentar a los nacionalistas que también apoyaron la moción de censura que descabalgó del poder a Mariano Rajoy. Es una incógnita lo que exigirán los partidos catalanes y vascos para otorgar su apoyo a las cuentas de Sánchez. En el caso de los partidos secesionistas catalanes, el indulto a los presos políticos puede ser una de las exigencias para apoyar las cuentas ya que, una vez condenados los presos del ‘procés’, quedarían en manos del Ejecutivo español, que tendría la posibilidad de conceder la libertad a los presuntos golpistas.

Así lo insinuaba el vicepresidente de la Generalidad, Pere Aragonés, en declaraciones a EFE: "Lo que no tiene sentido es que nos pidan que acordemos con ellos, por ejemplo, los Presupuestos Generales del Estado, cuando sus abogados se alinean con la extrema derecha para mantener en prisión a nuestros dirigentes".

A pesar de todas las exigencias de los diversos grupos parlamentarios que se vislumbran en el horizonte, el Gobierno sigue siendo optimista: “Si no da tiempo a que se pacte con los grupos políticos en el mes de septiembre podemos presentarlos en noviembre e igualmente y entrarían en vigor el 1 de enero, porque evidentemente lo importante es llegar a un acuerdo”, manifestaba Montero este fin de semana.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(2)

+
0 comentarios